La Xunta publicará, a partir de este año, la obra poética de Aquilino Iglesia Alvariño

La Xunta publicará, a partir de este año y en colaboración con Pen Club Galicia, la obra poética completa de Aquilino Iglesia Alvariño en dos tomos de la colección 'Arte de Trobar'. Así lo anunció el viernes el conselleiro de Cultura e Turismo, Roberto Varela, en un acto de homenaje celebrado en el cementerio de Boisaca con motivo del cincuenta aniversario de su fallecimiento.

No en vano, el titular del departamento autonómico aseguró que los versos de este escritor lucense "permanecen en el recuerdo de los gallegos" y merecen "un continuo homenaje y reivindicación". Durante su intervención destacó, además, la relevancia histórica de su obra para la literatura y la lengua gallega, ya que escribió en 1947 'Cómaros Verdes', el primer libro relevante publicado tras la Guerra Civil.

Al mismo tiempo, Varela alabó la "sorprendente belleza" con la que sus versos recogen la riqueza natural de Galicia y la "lucidez" con la que abordaba las preocupaciones y los sentimientos universales. Para el conselleiro fue "poeta entre poetas" y sus trabajos "le garanten un lugar previlegiado en la cultura gallega hoy y siempre".

En el acto lo acompañaban el presidente de la Real Academia Galega (RAE), Xosé Luis Méndez Ferrín; el presidente de Pen Club Galicia, Luis G. Tosar; el alcalde de Abadín --donde nació Iglesia Alvariño--, José María López Rancaño, o el hijo del homenajeado, Aquilino Iglesia Ferreiros. También acudió el secretario xeral de Política Lingüística, Anxo Lorenzo, quien resaltó el trabajo del poeta lucense en pro del desarrollo de la cultura gallega desde todas sus facetas --entre las que también figuran la crítica literaria, la traducción o la enseñanza--. El representante del departamento de la Xunta también valoró la "preocupación" que el conocido como "el señor de las palabras" mostraba por el idioma de su tierra y por "ampliar los registros de la poesía gallega".

Otro de los presentes, el alcalde de Santiago, Gerardo Conde Roa, destacó la importancia del acto como una reivindicación de un género "algo olvidado en unos tiempos tan acelerados", aunque "clave e iniciático en la literatura de Galicia". Sus palabras en el cementerio de Boisaca destacaron la contribución de la obra del que fuera vecino de Compostela en este ámbito. La ceremonia concluyó con una ofrenda floral en la tumba del homenajeado mientras un gaiteiro interpretaba el himno gallego.

Comentarios