Sábado. 17.11.2018 |
El tiempo
Sábado. 17.11.2018
El tiempo

"Sé que las palabras son el único refugio ético y moral que tiene la vida"

Juan Carlos Mestre. DAVID FREIRE.
Juan Carlos Mestre. DAVID FREIRE.

El Festival Internacional de Poesía PontePoética clausuró este sábado una nueva edición con un recital en el que participó una decena de poetas. Entre ellos, el Premio Nacional de Poesía Juan Carlos Mestre

Con un acordeón y sus poemas. Así se presenta Juan Carlos Mestre (Villafranca del Bierzo, 1957) en sus recitales. Premio Nacional de Literatura en 2009 y Premio de la Crítica por ‘La bicicleta del panadero’, acaba de recibir el Premio Castilla y León de las Letras 2017. Ayer estuvo recitando en el Festival Internacional de Poesía PontePoética. 

Pero Mestre es también pintor e ilustrador, aunque prefiere no poner límites al arte. "Yo no creo en los compartimentos estancos de las disciplinas artísticas, responden más a una suerte de categorías preestablecidas por los policías de la cultura. La falsa autoridad del límite de los géneros pretende sistematizar lo que es la expresión de un solo estado de conciencia. La percepción artística la tienen todas las personas. Son las ideas las que eligen la manera de ser expresadas y no la voluntad consciente del artista. La idea siempre es insumisa a la voluntad del creador", cuenta.

"Desde que tengo memoria"
La poesía le ha acompañado siempre: "Yo escribo poesía desde que tengo uso de razón -o desde que perdí la poca razón que aún me quedaba-. La poesía ha estado en mi vida desde que tengo memoria. Ha sido el encargo que nadie me ha hecho pero que he asumido con la pasión del que sabe que las palabras son el único refugio moral y ético que tiene la vida". 

Sin embargo, estudió Comunicación "en la Barcelona libertaria de los años 70" y, durante un tiempo, ejerció como periodista en la revista de historia ‘Lazo Blanco’. "El periodismo que se ejercía entonces no es como el de ahora. La independencia política e ideológica de un periodista con respecto a la empresa en la que trabajaba se ha diluido en el tiempo y solo queda un espejismo. La palabra poética es mucho más insumisa que la palabra que da cuenta de la contingencia informativa del mundo".

La palabra poética es mucho más insumisa que la palabra que da cuenta de la contingencia informativa del mundo


Vigencia de la poesía
"Las percepciones sobre la salud y la vigencia de la poesía no pueden entrar en la categoría de las valoraciones sociológicas. Escribir poesía no es anotar banalidades en la mitad de una página. Como dice el maestro Gamoneda, es un proyecto espiritual, una manera de estar en el mundo", cuenta. De este modo, defiende la importancia de la poesía en momentos de crisis. "La poesía no solo está vigente, sino que se convierte en una necesidad absoluta de la conciencia". Del mismo modo, asegura que en la actualidad existen "jóvenes y maravillosos poetas que están escribiendo páginas memorables y ampliando los horizontes del porvenir".

Entre las obras que tiene pendientes Mestre se encuentra un libro de poesía en gallego, su lengua materna en el Bierzo. "El deseo de publicarlo está en mi corazón como el más ilusionante de los proyectos que he tenido en  muchos años", asegura y prevé que el libro saldrá a la luz a lo largo del próximo otoño. 

"En el Bierzo nació Frei Martín Sarmiento, que hablaba en gallego con Dios, los árboles y los pájaros. Allí, mis abuelos eran bilingües. El gallego ha sido también la lengua de mi infancia, con la que se nombraban las plantas y los meteoros». Del mismo modo, asegura que esta lengua "actualiza constantemente la presencia de mis antepasados y forma parte de mi concepción espiritual y mi manera de entender la vida. Es la presencia súbita de una lejanía, una cualidad de bien, una parte irremplazable de mi cultura y mi identidad".

El gallego ha sido también la lengua de mi infancia, con la que se nombraban las plantas y los meteoros


Compromiso social
"No conozco a ningún artista que no esté comprometido, lo que pasa es que cada cual se compromete con lo que quiere. Yo soy de los que piensa que es difícil acometer una tarea artística sin asumir que los seres humanos somos responsables unos de otros". 

Además, Mestre se refiere a la tradición de poetas española y se considera heredero de otras generaciones de autores. "La historia de la poesía en mi país viene de donde viene. Todos escribimos desde las voces que nos preceden y no podemos olvidar quién fue Federico García Lorca. Además de ser un inmenso escritor, sigue siendo un detenido desaparecido, símbolo de todos aquellos que todavía esperan restitución y justicia en algunas de las amargas cunetas de la historia de nuestro país. Se olvida que Miguel Hernández fue víctima de un crimen de estado en las cárceles del Franquismo. La última gran ensoñación de la inteligencia española, aquella que heredó el espíritu de la Institución Libre de Enseñanza, fue la Generación del 27 y la mayoría de sus miembros murieron en el exilio. ¿Cómo no sentir compromiso con nuestra memoria y con todo lo que ellos significan?".

"Sé que las palabras son el único refugio ético y moral que tiene...
Comentarios