"La Ribeira Sacra es espectacular y espero que logre la declaración de Patrimonio de la Humanidad"

Desde su vivienda en O Saviñao Miguel Costas ha descubierto los placeres de la Ribeira Sacra, de los que incluso ha presumido en la red social X para contestar a una vieja polémica con Alaska. Acostumbrado ya a la vida en el rural, recuerda los años de Siniestro, que rememoró hace poco en un concierto en el cine Salesianos de Vigo.
Miguel Costas, ante la estación de tren de Monforte. MIGUEL PIÑEIRO
photo_camera Miguel Costas, ante la estación de tren de Monforte. MIGUEL PIÑEIRO

El pasado 24 de noviembre, miembros de Siniestro Total y Aerolíneas Federales dieron un concierto en el cine Salesianos de Vigo, donde todo empezó en 1981. No faltó a la cita Miguel Costas, hoy un vecino más de O Saviñao.

¿Qué tal fue la vuelta al escenario del cine Salesianos?
Fue un día muy feliz, que me permitió reencontrarme con viejos compañeros de Siniestro. Sobre todo con Ángel González, que llevaba siete años sin tocar, pero también con Javier Soto, Segundo Grandío o las chicas de Aerolíneas Federales, Coral Alonso y mi hermana Rosa. Las sensaciones fueron incluso mejores que en el concierto del WiZink Center de Madrid en mayo de 2022. La gente cantó todos los temas desde el primer minuto, incluso los de la época de Los Feliz, que considero el peor error de mi vida.

¿Por qué?
Porque por falsa modestia preferí que el grupo se llamase así, en vez de tocar con mi nombre. La realidad es que la gente me perdió la pista. Después de aquello monté una empresa de informática y tampoco me fue bien. Estuve seis años sin tocar, hasta que me llamó Santi, de Los Limones.

¿Cómo ha acabado Miguel Costas en O Saviñao?
Fue un punto medio entre Vigo y Lugo, de donde era mi mujer. Así yo podía ver a mis hijos y ella a sus amigos sin hacer distancias largas. Tristemente, ella falleció.

¿Y cómo es su vida en el rural?
Prácticamente vivo en el monte, sin vecinos. Me he acostumbrado tanto que cuando voy a Vigo me vuelvo loco. Me cuesta trabajo adaptarme. Que si el bullicio, el párking... Aun así, cuando vuelvo a tocar en casa siento paz interior. En O Saviñao llevo una vida tranquila. Ya no salgo de noche y hago muchas actividades. Además, madrugo un montón. A las seis o seis y media estoy de pie y a las diez de la noche, a la cama.

"Respeto a C.Tangana o a Rosalía, pero para mí en un concierto tiene que haber música, sino es una 'performance"

¿Le gustaría que la comarca fuese Patrimonio de la Humanidad?
La Ribeira Sacra es espectacular, así que espero que logre la declaración. Aquí en O Saviñao está la playa fluvial de A Cova, que me parece impresionante, igual que los cañones del río. Es maravillosa.

Hablando de la Ribeira Sacra y Siniestro Total. ¿Por qué crearon la canción No somos de Monforte?
Pues se me ocurrió simplemente porque rimaba con 'que no te importe'. Acabé viviendo muy cerca, cosas que pasan (ríe). En Monforte dimos un concierto histórico. Había una vidilla que ya no existe.​

¿Diría que Siniestro Total creó escuela de grupos?
Salí en el programa Un país para escucharlo y elegí a Terbutalina, que es un grupo que me gusta, porque me recuerda a Siniestro. No sé si creamos escuela. Estoy algo decepcionado con algunos grupos jóvenes, porque empiezan a ensayar y al día siguiente ya quieren cobrar. Nosotros tocábamos mucho y nos pagaban poco, porque nos gustaba. También es verdad que hoy salir adelante resulta difícil. Todo es instantáneo y márketing. No se sabe ni quién crea ni cómo se graba. A un burro de dos años lo hacen estrella.

¿Qué escucha Miguel Costas?
Antes entraba mucho a YouTube para escuchar música. Ahora, con tanta publicidad me resulta imposible. Lo siento por los grupos jóvenes, porque las tendencias actuales tiran más hacia C. Tangana o Rosalía que hacia la música.

Entiendo que no le gustan.
No es que no me gusten. Yo lo respeto todo, pero considero que en un concierto tiene que haber música, sino es una performance.

¿Tiene algún proyecto en marcha?
Quedamos de vez en cuando en Vigo para cenar y hemos tocado algo en plan cutre, pero no para plantearme una vuelta. Tengo 31 LP. Sacar otro para que vaya a la estantería no me apetece.

Comentarios