lunes. 21.09.2020 |
El tiempo
lunes. 21.09.2020
El tiempo

Rosolino Marinello frente a sí mismo

Rosolino Marinello actuando en Pontevedra. J. L. OUBIÑA
Rosolino Marinello actuando en Pontevedra. J. L. OUBIÑA
El saxofonista italoestadounidense afincado en Poio retoma su proyecto personal como músico de jazz al tiempo que participa en la Orquestra Galega de Liberación, Os Bregadiers y Amantes da Terra  ►El músico fue uno de los protagonistas de 'Noites de jazz' en Pontevedra

"Ahora mismo lo que más me apetece es cuidar de mi propio proyecto", confiesa Rosolino Marinello (Detroit, 1974), músico italoamericano (a los diez años se trasladó a Sicilia) afincado en Poio. Ha pasado más de una década desde que el saxofonista compusiese una serie de temas que presentó en Galicia junto a su banda. El pasado mes de julio volvió a subirse con ella a un escenario, en Pontevedra, dentro del ciclo Noites de jazz, para volver a tocar algunas composiciones . Ahora quiere grabarlas. Al mismo tiempo sigue participando en distintas propuestas, entre las que están la Orquestra Galega de Liberación.

"Yo había colaborado con Xacobe Martínez Antelo en diferentes proyectos hace años, pero cuando me fui a vivir a Castilla me alejé un poco de la escena gallega. Hasta que volví", explica. "La Orquestra Galega de Liberación tenía que haber estado funcionando desde marzo, pero al final se ha ido aplazando". Hasta el sábado 12 de septiembre, cuando se suba al escenario del Teatro Principal de Santiago. "Este es un proyecto de Xacobe Martínez en el que yo voy a tocar el clarinete bajo, uno de mis instrumentos secundarios. El principal es el saxo. Pero a a él le interesaba especialmente contar con este otro sonido".

En esta big band militan 16 músicos afincados en Galicia, casi la mitad de ellos de Vigo. Diego Alonso, Rubén Fernández, Manuel Cebrián, Elena Vázquez y Saúl Puga son algunos de ellos. También están ahí otros artistas vinculados a Pontevedra como Max Gómez y Macarena Montesinos, esta última docente en la Facultade de Belas Artes. "Es un proyecto de música de vanguardia, basado en la improvisación, con Xacobe al frente de todo, dirigiéndonos, en un trabajo cercano al denominado soundpainting, donde los gestos marcan el desarrollo del concierto. Todos los que participamos nos conocemos bastante bien así que yo creo que va a fluir sin problema".

O PORRIÑO. La Orquestra Galega de Liberación es el último proyecto en el que se ha embarcado Marinello que forma parte de al menos otros dos. Con ellos estará el 27 de septiembre en O Porriño. "Por la mañana, actuaré con Os Bregadiers, y por la tarde, con "Amantes da Terra", un espectáculo que encabeza la cantante Andrea Pousa".

Pero lo que ha marcado realmente el año profesional de Rosolino Marinello ha sido la vuelta a su propio proyecto musical. Con él vino a Pontevedra en julio, al ciclo que funcionó como alternativa al Festival Internacional de Jazz y que el Concello incluyó en la programación de verano. "Me llamó Paco Charlín para participar y y me encantó hacerlo porque pude volver a tocar mis temas. Hacía muchísimo que no los interpretaba en vivo. Alguno tiene 15 años y no lo había vuelto a tocar". El confinamiento sirvió para que Marinello se replanteara la idea de sacar adelante su proyecto personal. "Ahora mismo tengo la firme intención de grabar mis temas y de seguir componiendo", explica. "Fue muy emocionante volver a subirme al escenario en Pontevedra con el mismo grupo con el que tocaba hace diez años".

Marinello se muestra feliz de que festivales como el de Pontevedra decidiesen apostar por proyectos locales este verano. "Creo que los músicos de jazz estamos más habituados a hacer una música minoritaria, ante audiencias reducidas, y no sufrimos tanto la situación como otros compañeros, pero es que, además, lo que pasa con los festivales de jazz en las Rías Baixas es algo extraordinario: hay cinco en apenas unos pocos quilómetros". Se refiere a los de Pontevedra, Cangas, Nigrán, Armenteira y Moaña. "Eso es un auténtico lujo".

Rosolino Marinello frente a sí mismo
Comentarios