Tosar: "Soy devoto confeso de los personajes que tienen un conflicto de base"

El actor lucense pasa de Malamadre al mal padre de Sole en 'Hasta el cielo', del director Daniel Calparsoro, que se emitirá en Netflix
Luis Tosar habla con Calparsoro durante el rodaje. JAVIER OLMEDO (NETFLIX)
photo_camera Luis Tosar habla con Calparsoro durante el rodaje. JAVIER OLMEDO (NETFLIX)

Luis Tosar —Rogelio, uno de los mayores traficantes de objetos robados de Madrid— se enfrenta al espejo en la adaptación televisiva de Hasta el cielo, cinta que en 2020 estrenó Daniel Calparsoro, y ve a su hija, Asia Ortega (Sole), convertirse por el azar en su continuadora. Así pasa de Malamadre a mal padre.

"Empieza a notarse el cambio generacional y se produce una lucha intrafamiliar muy interesante", contó el intérprete lucense este viernes en A Coruña. "Eso es parte del ciclo natural y Sole no está heredando la parte más bonita".

Que los mimbres de los que está hecha la niña no son en principio los mejores es algo que Rogelio asume a regañadientes, porque la logística laboral con un aspecto "mínimamente legal" que él había conseguido tejer comienza a desmoronarse, va al descalabro.Y, sin duda, su descendiente está "muy empoderada" en esta suerte de continuación de la película.

Interpreta a uno de los mayores traficantes de objetos robados de Madrid que asiste al intento de su hija de emerger en el negocio

Luis Tosar, cumplidos los 50, se veía ya en el momento de dar vida a un patriarca como Rogelio. Si bien esta ficción para Netflix bebe del filme, cobra vida por sí mismo, apunta Tosar, porque es "menos testosterónica" que su precedente debido a que Sole va a adquirir, en los siete capítulos totales, "más protagonismo".

Eso da lugar a "otro tipo de producto". Luis Tosar no tuvo dudas a la hora de confirmar su participación, porque ya le había gustado la experiencia previa. Y es un devoto confeso de los personajes con un "conflicto de base" importante. Le da igual que este hecho se manifieste ya al arranque o que se vaya viendo, como le pasa a Rogelio.

Daniel Calparsoro (Salto al vacío, Cien años de perdón) ha trabajado en esta serie mano a mano con Jorge Guerricaechevarría (Quien a hierro mata, Celda 211), que firma el guion.

El rodaje comenzó en febrero y pasó por el centro comercial As Termas de Lugo y su entorno el pasado 18 de mayo

Producida por la coruñesa Vaca Films, la historia arranca cuando suena el teléfono en medio de la noche y con mal augurio. Ángel (Miguel Herrán), el marido de Sole y líder de una banda de alunizaje, ha muerto. Ella no quiere volver con su padre y se muestra decidida a bregar contra la adversidad por sí misma.

Desentrañar el misterio de ese fallecimiento y retomar el contacto con la banda para planear robos espectaculares y ambiciosos como en los viejos tiempos pasa a ser su misión. Las fuerzas de seguridad y las otras mafias no se lo pondrán fácil.

Calparsoro anticipó que es un producto muy "refrescante, con mucha acción, pero concentrado en historias de personajes, en el poso humano". Hay, además, "mucho ritmo" y también "cosas divertidas". Los "golpes" son originales, pues existieron robos reales de jamones, de un jarrón chino, de una excavadora.

Completan el reparto Alana, Richard Holmes, Patricia Vico, Fernando Cayo y los cantantes Ayax, Dollar Selmouni y Jarfaiter

El rodaje comenzó en febrero y pasó por el centro comercial As Termas de Lugo y su entorno el pasado 18 de mayo. Se rodaron unas carreras en una escalera mecánica y una persecución. Otros escenarios fueron París, el Algarve, Lisboa, Madrid, A Coruña, Ferrol y Narón. Falta por rodar una semana en Nigeria para que esté "todo en el saco", según palabras del cineasta.

Asia Ortega (Sole) comentó que su personaje quiere volar y ser independiente, "desvincularse de su padre para ganar su identidad". "Es reto y evolución", pues de niña acostumbrada a tenerlo todo, de chica enamorada del macarra del barrio, pasa a "tener dudas, a preguntarse si lo hará bien" y si su progenitor se sentirá orgulloso.

La productora Emma Lustres aplaude que Netflix apueste por la deslocalización, porque eso "enriquece".

Completan el reparto Alana, Richard Holmes, Patricia Vico, Fernando Cayo y los cantantes Ayax, Dollar Selmouni y Jarfaiter.