'Tras da Corda', la obra de leyendas de Carlos G. Reigosa

El escritor y periodista Carlos G. Reigosa ha presentado hoy en Santiago de Compostela el volumen Tras da Corda, en el que recopila los cuentos que tienen como protagonistas los hombres y las leyendas de aquel espacio en el norte de Lugo.

Los relatos "tienen en común muchas cosas -explicó Reigosa a Efe-, de hecho, el personaje principal de un cuento aparece como personaje secundario de otro y, de alguna manera, es un mundo que está continuamente interaccionando entre los distintos cuentos".

El primer libro es Homes de Tras da Corda, publicado en 1982, y el segundo, As pucharcas das lembranzas, de 1984, y ambos aparecen ahora en una versión normativizada, junto con los prólogos de Ánxel Fole, al primero de ellos; Valentín Paz Andrade, al segundo, y Alfredo Bryce Echenique, a la versión castellana.

González Reigosa, que ha practicado diversos géneros, desde la investigación histórica a la novela negra, se manifestó "cómodo" en las narración de Tras da Corda y destaca de ese mundo sus mitos, creencias y magia "que combinas con la realidad que conoces".

Frente al riesgo de caer en el ruralismo al abordar estas narraciones, señaló que la aportación de algunos autores fue precisamente "dejar de hacer ruralismo, dejar de hacer ese canto melancólico de la tierra y convertir (a sus gentes) en protagonistas, como hizo Rulfo con los mexicanos, convertirlos en personajes que no tienen que ser vistos desde fuera, que son los titulares de su propia historia".

El autor recordó el momento en que aparecieron sus libros y señaló que su mirada fue entonces con el convencimiento de que esos personajes son más grandes que los de ahora, y fue hecha "desde ellos", de manera que se retrata "de donde venimos", incluidas características "que no nos gustan, como el machismo, entre otras".

Subrayó la importancia de conocer esas raíces, porque son las que determinan una cosmovisión que no es igual en un gallego que en un neoyorquino.

Sobre la normativización de los textos, explicó que se trató de una adaptación, ya que "entonces la situación era otra y había palabras o fórmulas que la normativa actual señala de una determinada manera y que allí estaban de otra".