jueves. 22.08.2019 |
El tiempo
jueves. 22.08.2019
El tiempo

Xoel López: "En el nuevo trabajo hay un Xoel con una mente más ordenada"

Xoel López
Xoel López

El cantante coruñés publica ‘Paramales’, su decimotercer álbum, en el que se arriesga más que en trabajos anteriores y consigue una fusión de sonidos única

Xoel López (A Coruña, 1977) comenzó su travesía musical con el nombre artístico de Deluxe. Tras once discos decidió marcharse a Latinoamérica en 2008 y volver, cuatro años después, con una nueva identidad: la suya propia. Ahora presenta Paramales, el segundo disco bajo su nombre.

Parece casi obligatorio empezar con una pregunta que posiblemente haya escuchado mucho, ¿de dónde viene Paramales?
Primero, es una palabra inventada con toda la libertad que eso implica. Eso hace que cada uno lo pueda entender a su manera y que tenga diferentes interpretaciones. Esa libertad que tiene la propia palabra está intrínseca en el disco, que es muy libre también. Pero, para mí, es una especie de remedio para los males, lo que significa la música para mí. No solo hacer canciones sino que también me pasa con la música de otros. Y ese título hace referencia a todo eso. Paramales parece un buen nombre para un medicamento musical.

Es su decimotercer álbum y está compuesto de trece canciones. ¿Cree en las supersticiones?
No lo había pensado, pero me gusta la idea. Hay algo también de Paramales que tiene que ver con la idea del amuleto. Le pregunté a un amigo qué significaba para él y dijo que le sonaba a amuletos o algo para curar los males. Y entendí que, si había ya una persona que me decía eso, se iba a entender. Y con lo del número trece, y la superstición, es curioso, parece que aparece en todo. Y ahí están, los trece temas del disco trece.

El disco comienza con Patagonia, la canción cuyo sonido recuerda más a ‘Atlántico’, su anterior trabajo. ¿Es una especie de punto de inflexión entre ambos discos? 
Sí, creo que Patagonia, cuando decidí ponerla de primera no fue casual, tiene que ver con la idea de cerrar. Parece que a través de esa canción termina la etapa de ‘Atlántico’ y es una manera de despedirme para volver al norte.

Realmente es una canción dedicada a su mujer y a su luna de miel en la Patagonia argentina.
Es algo que cada uno puede entender a su manera. Al margen del contexto, es una canción que celebra el amor y que habla también del camino. Con la metáfora del viaje a la Patagonia hablo de lo que significa para mí el amor, un camino con sus subidas y sus bajadas, sus paisajes hermosos y sus caminos sinuosos. El amor es un arte y, como todas las artes, hay que trabajarlo diariamente.
 

"Que me sigan apoyando a pesar de cambiar me anima a seguir por ese camino"

¿Cómo definiría al Xoel de Paramales?
Un Xoel totalmente entregado a la fusión, a la mezcla, a la experimentación dentro de la canción popular. Creo que en el pop me estoy atreviendo a mezclar cosas que hace años no me hubiese atrevido. Y, sobre todo, con una mente más ordenada, que siente que rompe prejuicios cada día. Digamos un Xoel que prueba todas las comidas y después decide qué mezclar, pero en ningún caso le hace ascos a nada.

Se podría decir que se atreve a arriesgar más.
Tengo la suerte de tener un público que me lo permite. Cuando cambié de nombre, de Deluxe a Xoel López, vine de América Latina con Atlántico, me lo estaba jugando todo a una carta. Si la gente no hubiera apoyado ese atrevimiento, probablemente ahora ni me estaría dedicando a la música. El simple hecho de ver que, a pesar de esos cambios, la gente me sigue apoyando y viene a los conciertos me anima a seguir por este camino y tratar de no dejar nunca de ser el artista más puro posible.

¿Cree que es posible enmarcar Paramales en un tipo de música?
Yo no soy capaz. Ya sé que sería mucho más fácil hablar de un estilo musical, englobarlo dentro de algo que está sucediendo. Es un disco que tiene una propuesta muy personal, que tiene que ver con lo que me pasó en los últimos años y es algo que, para bien o para mal, no comparto con ninguna escena. Es verdad que me siento identificado con mucha gente que hace música libremente u otros estilos musicales porque, más allá del estilo, está la idea de crear canciones. Pero quizás el propio concepto es esa mezcla, una fusión. Soy eléctrico y me gustan especialmente los ritmos, pero no deja de haber un cantautor detrás, un tipo que hace canciones y que le importan sobre todo la canción y la letra.

A serea e o mariñeiro parece una antigua leyenda galaica, no solo por ser en gallego, sino también por la historia que narra. ¿Hay morriña de la madre patria?
Sí, totalmente. Es un claro reflejo de lo que pasa por mi cabeza y mi corazón, realmente todos los gallegos que se fueron lo saben. No sé a qué responde pero está claro que hay una necesidad de no perder la identidad. Y en este caso aparece esa canción en gallego, que mucha gente ya reclamaba. Y más allá de que esté escrita en gallego, es cierto que parece una historia más de Galicia. Ese ‘mariñeiro’ al que todos podemos identificar y esa cosa fantástica de la literatura gallega y de nuestro imaginario.

Es su segundo trabajo desde que dejó Deluxe en 2008, ¿está más contento con lo que está haciendo ahora?
Cuando hacía Deluxe también estaba contento. Trato de ser coherente con cada momento de mi vida y con lo que me pide el cuerpo. En ese sentido me conformo con eso, con reflejar lo que me va pasando. Otra cosa es que lo consiga. A veces dejas plasmada una parte de lo que te pasa, de lo que estás sintiendo a tu alrededor. Otras veces sientes que lo estás reflejando todo. Pero siempre consideré mi carrera como una carrera de largo recorrido, donde espero hacer muchos más discos y poder hacer un buen balance final.

¿Volverá a sonar Deluxe en la presentación de Paramales?
Sí, sin duda. Además es una cosa en la que insistí mucho en el disco anterior y en la que seguiré insistiendo, no pretendía romper con Deluxe con esta nueva etapa. Simplemente hay una evolución y unos cambios que hubieran surgido igual incluso sin un cambio de nombre. De hecho, hay canciones, sobre todo de la última etapa, que no puedo evitar tocar porque me gusta hacerlo.

Hace poco se juntó con otros artistas para grabar un homenaje a Luis Eduardo Aute, Giralunas, que se publicó el mismo día que Paramales. ¿Qué ha significado formar parte de este proyecto?
Ha sido un honor tremendo por el hecho de que hayan contado conmigo. No lo conocí personalmente pero tuvimos correspondencia digital y me pareció un hombre muy cariñoso, muy afectuoso y muy agradecido por el homenaje. Tenemos mucho que aprender de los que fueron, por lo menos en mi caso, nuestros maestros. Los cantautores de los setenta en adelante marcaron un poco lo que es la canción en España. Además, en mi afán de establecer puentes con América Latina, si alguien hizo algo en ese sentido y puso un primer ladrillo fue la generación de Aute, Sabina, Serrat...

Xoel López: "En el nuevo trabajo hay un Xoel con una mente más...
Comentarios