martes. 21.09.2021 |
El tiempo
martes. 21.09.2021
El tiempo

0-1. Iñaki Williams no perdona al Celta

El defensa del Celta Néstor Araujo presiona a Iñaki Williams. SALVADOR SAS (Efe)
El defensa del Celta Néstor Araujo presiona a Iñaki Williams. SALVADOR SAS (Efe)
Los celestes siguen sin conocer la victoria esta temporada

El Athletic sumó su primera victoria de la temporada después de derrotar al Celta en Balaídos con un tanto en el primer tiempo de Iñaki Williams y un notable ejercicio defensivo que desarmó a su rival, que acabó jugando con tres delanteros pero sin demasiadas ideas en la construcción.

El Celta encerró al Athletic en su campo con una intensa presión en el primer tiempo. Volcó su juego hacia la banda derecha, donde Hugo Mallo hacía daño con sus subidas, pero le faltó efectividad en el remate. Porque ocasiones, sin llegar a ser demasiadas claras, tuvo, como la de Iago Aspas en el minuto 8 con un disparo que se marchó rozando el poste izquierdo.

El Athletic fue una sombra del que hace una semana sometió al Barça, pero supo defenderse con criterio. Juntó las líneas, y eso dificultó el juego de los celestes, que tenían el balón pero no dañaban.

Aun así, los de Coudet pudieron adelantarse sobrepasado el primer cuarto de hora, después de un buen cambio de orientación de Brais Méndez para Aspas, que, tras un gran control, buscó a Nolito. Vivian evitó el remate del extremo.

El Celta estaba siendo superior, pero el Athletic lo asustó con un disparo de Sancet que se marchó desviado. Fue el presagio de lo que sucedería poco después. Un error del central Joseph Aidoo, al que Sancet le robó el balón tras un mal control, facilitó el tanto rojiblanco, obra de Iñaki Williams, que no falló ante Dituro.

El golpe para los celestes pudo ser todavía mayor porque a los cuatro minutos de la reanudación, el goleador rojiblanco volvió a ver puerta. Los celestes protestaros falta de Berenguer sobre Denis Suárez en el inicio de la jugada, y Mateu Lahoz acabó anulando el gol tras revisarlo en el VAR.

Fue un alivio para el Celta. Coudet refrescó el centro del campo con la entrada de Fran Beltrán y Cervi, pero a su equipo le faltaban ideas. A eso contribuyó que el partido no tuviese ritmo, por las continuas pérdidas de los rojiblancos. El Celta siguió dominando, pero fue el Athletic quien pudo matar el partido: Aidoo evitó el remate de Iñaki Williams.

Coudet acabó jugando con tres delanteros -debutó el brasileño Thiago Galhardo, que actuó junto a Mina y Aspas- pero su equipo, demasiado acelerado, no generó ocasiones para rescatar un punto.

0-1. Iñaki Williams no perdona al Celta
Comentarios
ç