Alcaraz vence a Nadal tras seis bolas de partido en la exhibición de Netflix

No pudo ser más exitosa la primera edición del Netflix Slam
Rafa Nadal y Alcaraz. NETFLIX
photo_camera Rafa Nadal y Alcaraz. NETFLIX

Iba a ser un partido de exhibición en Las Vegas, pero Carlos Alcaraz y Rafa Nadal protagonizaron un auténtico maratón este domingo acabado con una espectacular victoria por 14-12 de Carlitos en desempate final a diez puntos tras más de dos horas en pista ante un Rafa que le anuló cinco bolas de partido.

No pudo ser más exitosa la primera edición del Netflix Slam, una partido de exhibición organizado en Las Vegas entre unos Nadal y Alcaraz que lucieron su alma competitiva y que, aunque se tratara de un amistoso, protagonizaron una intensa pelea, con grandes intercambios de golpes y ninguno de los dos tomándolo a la ligera.

Un total de 24 grandes, 22 de Nadal y dos de Alcaraz, y de 104 títulos se reunieron en la pista rápida del estadio Michelob Ultra Arena del Casino Mandalay Bay y ambos jugadores dieron muestra de un buen estado de forma tras dejar atrás unas lesiones problemáticas.

Nadal viene de recuperarse de una microrrotura muscular sufrida el 5 de enero en Brisbane, mientras que Alcaraz arrastraba molestias en un tobillo desde el torneo de Río del 20 de febrero. Ambos se fueron de Las Vegas con buenas sensaciones.

Los dos españoles llevaban ya varios días en California, donde disputarán a partir del miércoles el Masters 1.000 de Indian Wells, y se vieron las caras por cuarta vez en sus carreras, la primera en un partido de exhibición después de que Nadal ganara los primeros dos oficiales y Alcaraz le tumbara en Madrid 2022 camino del segundo Masters 1.000 de su carrera.

Primera vez en Las Vegas

En los prolegómenos del partido, tanto Nadal como Alcaraz reconocieron que era su primera vez en Las Vegas, y no sólo para jugar un partido de tenis.

"No sólo es la primera vez que juego, estoy en Las Vegas por primera vez. Mi agenda no me permitió visitar muchos sitios, pero anoche pude dar un paseo, increíble, en particular por la noche, el espectáculo de Las Vegas es algo que hay que ver", dijo Nadal en declaraciones a pie de campo en Netflix.

"Para mí es especial jugar ante este público, es mi primera vez en Las Vegas. Estoy ilusionado por jugar aquí", afirmó Alcaraz.

Dejaron las distracciones externas fuera de la pista y Nadal arrancó el partido lanzado. Le funcionó el saque y el drive y protagonizó unos intercambios espectaculares con Alcaraz.

El de Manacor fue más efectivo, se movió bien y reconoció durante una de las pausas que todo iba mejor de lo que esperaba. Con saque ganador, se llevó el primer parcial 6-3 en 37 minutos sin conceder bola de rotura alguna.

Cambió el viento en el segundo, con Alcaraz que aumentó el nivel y logró una rotura en el primer turno de Nadal al saque para irse 2-0 arriba. El murciano se fue sintiendo más cómodo, empezó a hacer daño con sus dejadas y atacando la red y, pese a entregar su servicio en el 3-5, recuperó el 'break' de forma inmediata para igualar 1-1 el partido con un 6-4 en 49 minutos.

Con el equilibrio en el marcador e Indian Wells a la vuelta de la esquina, el duelo se decidió en un desempate a diez puntos.

No pudo ser más espectacular, con Alcaraz que firmó cuatro puntos consecutivos y se consiguió hasta seis bolas de partido frente a un Nadal que aguantó cinco. El de Manacor le anuló uno de ellos con un maravilloso 'drive' pasante que puso en pie al público.

Fue en la sexta bola de partido cuando Alcaraz logró blindar la victoria. El 'drive' de Nadal tocó la red y acabó fuera para dar al murciano el triunfo.

Un 'show' en la ciudad del juego

El evento de Las Vegas generó enorme expectación en Estados Unidos y, a escasas horas de la disputa del encuentro, las pocas entradas todavía disponibles se vendían por más de 200 dólares en las plataformas de reventa en línea como VividSeats.

Y eso que se trataba de cifras no comparables con la de los paquetes VIP, que llevaban ya semanas completamente agotados pese a tener precios que oscilaban entre los 878 dólares y los 9.398 dólares, impuestos excluidos.

El partido contó con comentaristas muy especiales. En la retransmisión de Estados Unidos se reunieron tres de los seis extenistas estadounidenses capaces de alcanzar el número uno del mundo: Andy Roddick, Andre Agassi y Jim Courier.

En las gradas hubo decenas de celebridades, como el exjugador de Los Ángeles Lakers Pau Gasol, el quarterback de Los Ángeles Rams Matthew Stafford, Catherine Zeta Jones o Michael Douglas, quien reconoció que es un gran aficionado de Nadal.