El Athletic, campeón de Copa

Los bilbaínos levanta su vigesimocuarto trofeo tras derrotar al Mallorca en la tanda de penaltis y ponen fin a una sequía de 40 años
Sancet celebra el título con sus compañeros abrazados al fondo. JULIO MUÑOZ (EFE)
photo_camera Sancet celebra el título con sus compañeros abrazados al fondo. JULIO MUÑOZ (EFE)

El Athlétic se hizo este sábado con su vigésima cuarta Copa del Rey de su historia después de remontar la final ante el Mallorca e imponerse en la tanda de penaltis en la que Agirrezabala y Berenguer fueron los héroes rojiblancos, el primer por parar uno de los dos que falló el Mallorca y el segundo por anotar el lanzamiento que pone este equipo, con derecho propio, en la historia centenaria del club bilbaíno. 

 El equipo de Ernesto Valverde se sobrepuso al golazo de Dani Rodríguez, forzó el tiempo extra por medio de Sancet y tuvo más inspiración en el momento más delicado del encuentro. Fue una primera parte vibrante. Con más athleticzales que mallorquinistas, fue el equipo de Javier Aguirre quien entró mejor al partido, para sorpresa de todos y de un Athlétic al que le pasó factura el papel de favorito, porque la realidad es que fue el equipo teóricamente pequeño quien hizo trabajar al portero contrario, en este caso Agirrezabala.

Tanto fue así que en el minuto 20, el betanceiro Dani Rodríguez puso la final patas arriba con el primer gol del encuentro. El gallego recogió en la frontal una serie de rechaces tras un córner y, con toda la calidad del mundo, colocó el balón en la escuadra.

El gol hundió al Athlétic e impulsó a un Mallorca que tuvo el segundo poco después en una jugada muy similar. Trató de desperezarse el Athlétic por medio de los hermanos Williams. Iñaki estuvo lento para asistir a su hermano en una jugada invalidada por el VAR —ayer se estrenó el fuera de juego semiautomático—, y Nico tuvo otras dos muy claras.

De hecho, una de ellas fue gol, pero de nuevo el VAR avisó de su posición adelantada. tas de Larin, pero Agirrezabala lo evitó con una parada brillante. A partir de ahí fue el momento de los de Ernesto Valverde, que se encomendaron de nuevo a un Nico Williams que se hizo grande.

El menor de los hermanos se echó el equipo a la espalda y filtró un pase perfecto entre central y lateral para que Sancet devolviera el equilibrio al partido. Con 1-1, todo pasaba por Nico Williams. El extremo ejecutó un eslalon por el costado izquierdo en el que dejó atrás a dos defensas, pero su pase de la muerte no lo empujó Iñaki por escasos centímetros. Se olía el gol de la remontada del Athlétic. pero la realidad es que el Mallorca aguantó bien la reacción de su rival y supo contener el empate cuando todo parecía abocado al segundo de los bilbaínos.

PRÓRROGA. La final se fue al tiempo extra para sufrimiento de las dos aficiones y disfrute del espectador neutral. Y como una prórroga es una prórroga, se impusel respeto, o el miedo, y ninguno de los dos equipos dio una carrera de más. Tan solo un lanzamiento de falta de Muniain que salió besando el poste, y un centro envenenado de Morlanes que Agirrezabala paró en dos tiempos, despertaron a todos del letargo. En la segunda sí insistió más el equipo de Valverde, que tuvo en Nico Williams la ocasión más clara con un remate en el área pequeña que Maffeo desvió a córner en el último suspiro. Nada ocurrió.

FICHA TÉCNICA
Athletic: Agirrezabala, De Marcos, Vivian, Paredes, Yuri (Lekue, m.106), Prados (Vesga, m.46), Galarreta (Unai Gómez, m.80), Iñaki Williams (Berenguer, m.91), Nico Williams, Sancet (Muniain, m.91) y Guruzeta (Raúl García, m.91).

Mallorca: Greif, Gio, Valjent (Maffeo, m.91), Raíllo, Copete (Nastasic, m.108), Lato (Heyden, m.111), Darder (Morlanes, m.62), Samu Costa, Dani Rodríguez (Radonjic, m.74), Larin( Antonio S. m.62) y Muriqi

Goles: 0-1, m.21: Dani Rodríguez. 1-1, m.50: Sancet.

Penaltis: Muriqi (gol). Raúl García (gol). Morlanes (falla). Muniain (gol). Radonjic (falla). Vesga (gol). Antonio Sánchez (gol). Berenguer (gol).

Árbitro: Munuera Montero. Amonestó a Paredes por el Athlétic y a Muriqi y Radonjic por el Mallorca.

Comentarios