0-0. El Barcelona domina pero le falta el acierto ante un valiente Rayo

Los azulgranas dispusieron de numerosas ocasiones para marcar a un rival ordenado atrás
Sergio Camello y Robert Lewandowski pugnan por el balón. ANDREU DAL MAU (EFE)
photo_camera Sergio Camello y Robert Lewandowski pugnan por el balón. ANDREU DAL MAU (EFE)
Barcelona: Ter Stegen; Araujo, Christensen (Sergi Roberto m.61), Eric García, Jordi Alba (Aubameyang m.82); Gavi (De Jong m.61), Busquets, Pedri (Kessie m.73); Raphinha (Ansu Fati m.61), Dembelé y Robert Lewandowski.
Rayo Vallecano: Dimitrievski; Balliu, Lejeune, Catena, Fran García; Pathé Ciss, Unai López (Óscar Valentín m.62); Isi Palazón (Salvi m.79), Óscar Trejo (Pozo m.84), Álvaro y Camello (Falcao m.62).
Árbitro: Hernández Hernández (Las Palmas). Amonestó a Dembelé y Busquets (roja) por el Barcelona y a Óscar Trejo, Catena, Lejeune, Falcao, Pathé Ciss y Dimitrievski por el Rayo Vallecano.
Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada de la Primera División disputado en el Spotify Camp Nou.


Tablas en el inicio de liga del Barcelona, que a pesar de dominar y tener las mejores ocasiones, no pasó del empate, 0 a 0, ante un Rayo Vallecano valiente que lo intentó hasta el final, incomodando a los catalanes, y teniendo opciones al final del partido con la expulsión de Busquets.

El encuentro empezó con un Rayo Vallecano que buscó incomodar al Barça desde el inicio, sin mucha suerte a pesar de intentar correr hacia el arco de Ter Stegen para sorprender. Tras esto, el club blaugrana se hizo con el balón y empezó su ya conocido monólogo.

Entre toque y toque, los discípulos de Xavi Henández intentaron anotar de todas las maneras posibles. De hecho, Lewandowski abrió la lata en el minuto 13 de partido, alegría que duró poco, ya que Hernández Hernández lo anuló por fuera de juego, ante la resignación del polaco.

Tuvo además varios acercamientos peligroso, como un tiro lejano de Pedri que casi encuentra portería. Por su parte, el Rayo la tuvo en el tramo final cuando, tras dejar en el suelo a Araujo, Álvaro tira solo ante Ter Stegen, que resuelve bien la acción con una gran parada tirando de reflejos.

La segunda mitad fue muy parecida a la primera, con un Barça que dominó el balón y tuvo ocasiones, encontrándose en los segundos 45 minutos con un Dimitrievski inexpugnable, que salvó al Rayo en hasta tres ocasiones claras.

Ni con los cambios pudo abrir el marcador el Barça, que veía como el Rayo no sufría en exceso sin balón, con una buena defensa.

En los últimos minutos, Busquets fue expulsado por un codazo, y al equipo madrileño le anularon un gol por fuera de juego.

En la siguiente jornada, el Barça visita a la Real Sociedad el domingo, y el Rayo visita al Espanyol, el viernes en Barcelona.

Comentarios