Concello de A Coruña y Dépor: follón en medio de la alegría

El club informa de que suspende "cualquier visita institucional" al Concello y el gobierno local culpa a Abanca 
Los jugadores del Deportivo celebran el ascenso. CABALAR (EFE)
photo_camera Los jugadores del Deportivo celebran el ascenso. CABALAR (EFE)

El Deportivo informó este lunes de que queda suspendida "cualquier visita institucional" al Ayuntamiento de A Coruña, mientras que el Gobierno local de la ciudad ha culpado a Abanca de prohibir al equipo acudir a "la casa de todos los coruñeses".

El club de fútbol, propiedad de la entidad financiera Abanca, considera que la relación actual entre ambas instituciones "no es la idónea" para celebrar una visita de estas características.

En un comunicado oficial publicado en su página web, el Deportivo lamenta que esta situación continúe a pesar de las múltiples conversaciones mantenidas en las últimas temporadas, así como por "el intenso esfuerzo de diálogo" realizado por el club "en los últimos meses" para mejorar las relaciones entre ambas entidades.

La plantilla del primer equipo, acompañada por el cuerpo técnico y parte del consejo de administración, inició esta mañana los actos de celebración del ascenso a Segunda División con varias visitas institucionales.

El Ayuntamiento de A Coruña, por su parte, lamenta profundamente la "decisión unilateral" de la propiedad del RC Deportivo, la entidad financiera Abanca, de "impedir" a jugadores y cuerpo técnico blanquiazul ser recibidos este lunes "en la casa de todos los coruñeses y coruñesas" para celebrar el ascenso a Segunda División.

A través de un comunicado de prensa, el Gobierno municipal, del PSOE, señala que el deportivismo merece poder felicitar a su equipo en la plaza de María Pita "como siempre se hizo en las grandes ocasiones" en la historia del club, la última recientemente con el ascenso del equipo femenino a la máxima categoría.

Por ello, el Ayuntamiento critica que Abanca "enturbie" un momento de especial alegría para la ciudad "por sus intereses económicos que nada tienen que ver con el deporte".

En este sentido, apunta que, dentro de la negociación del convenio de Riazor, su voluntad sigue siendo la cesión gratuita del estadio municipal "por 25 años, como hasta ahora", para que el Deportivo pueda desarrollar su actividad deportiva y competir al máximo nivel.

No obstante, el equipo de gobierno que lidera la socialista Inés Rey denuncia que, por primera vez, Abanca exige al ayuntamiento "la entrega total y gratuita de un bien público para su explotación económica y comercial en exclusiva", más allá del ámbito deportivo.

Fuentes municipales han explicado a Efe que en la actualidad se debate el nuevo convenio de cesión del estadio de Riazor, que termina en 2025, por otros 25 años y de nuevo de forma gratuita para su uso deportivo tras una inversión municipal de 8 millones de euros en reparar las cubiertas.

Sin embargo, agregan que Abanca se niega a este formato y reclama una cesión total e incondicional durante 40 años para su explotación total -incluido el uso no deportivo como la celebración de conciertos u otras actividades que ha organizado el Ayuntamiento-.

Otra de las cláusulas que no acepta Abanca, según las mismas fuentes, es que el convenio decaiga si vende el club.

La mala relación entre el club y el Ayuntamiento es histórica en la ciudad desde la época en que presidía el Deportivo Augusto César Lendoiro (PP) y era alcalde Francisco Vázquez (PSOE). 

El Dépor acusa al Ayuntamiento de poner en peligro su futuro en Segunda División 

El RC Deportivo acusó este lunes al ayuntamiento de A Coruña de "poner en peligro" su futuro en Segunda División por su falta de colaboración, ya que, según el club, la ampliación del convenio sobre el uso del estadio de Riazor es "imprescindible" para garantizar la viabilidad de la institución.

En su comunicado, la entidad blanquiazul explica que LaLiga precisa "un certificado de uso y disfrute" del estadio que debe emitir el Ayuntamiento para la temporada 2024-25, además de que "la no disponibilidad a largo plazo del estadio pone al club en una situación de precariedad e incertidumbre".

En este sentido, el Dépor apunta que la falta de ese convenio supone "un problema financiero" porque todas las inversiones "en mejora y modernización" del campo necesarias deben ser amortizadas "a 15 meses y no en varios años", como sucedería con un nuevo convenio.

"Una situación así podría afectar incluso en la existencia de recursos financieros suficientes para los fichajes", avanza el club de fútbol, propiedad de la entidad financiera Abanca desde julio de 2020 tras capitalizar 35 millones de euros de deuda en acciones.

El Dépor también señala que, desde hace dos temporadas, el Ayuntamiento no colabora "de forma comercial" con el club para promocionar y promover el turismo en la ciudad de A Coruña,

"Numerosos municipios españoles con equipos en Primera y Segunda División apoyan económicamente a los clubes de su ciudad por los beneficios económicos que supone la presencia de los equipo en el fútbol profesional y cuentan con convenios de uso de estadios gratuitos, con medias de plazo de 40-50 años", destaca.

Por último, revela que desde el pasado mes de enero el equipo de gobierno de la ciudad tiene "un borrador" de convenio, negociado durante esta temporada, en el que el Dépor ha accedido a todas sus peticiones, "incluyendo pagos de arrendamiento que nunca antes en la historia del club se habían realizado".

"El Ayuntamiento ha trasladado en varias ocasiones al Club que está de acuerdo con ese borrador, pero de forma reiterada sigue sin ejecutar la firma del mismo sin razón aparente, a pesar de la absoluta disposición por parte del Deportivo", lamentan los dirigentes deportivistas. 

Las peñas del Dépor piden al club y al ayuntamiento que haya fiesta en María Pita

La Federación de Peñas Deportivistas ha pedido este lunes al RC Deportivo y al ayuntamiento de A Coruña que arreglen sus "diferencias" para que los aficionados puedan celebrar en María Pita el ascenso a Segunda División con los jugadores y el cuerpo técnico que lidera Imanol Idiakez

"El mayor patrimonio que tiene este club es su gente, y eso quedó más que demostrado en estos últimos años. Entre todos, hagamos que las nuevas generaciones puedan disfrutar de celebrar un ascenso después de todas las calamidades que nos tocaron vivir en estos últimos años", señala en su comunicado.

Los peñistas del Dépor entienden que la solución está "en la mano" del Deportivo y del equipo de gobierno de A Coruña, después de que el club decidiera no acudir a la recepción en el ayuntamiento y la institución pública acusara a Abanca, propietaria del club de fútbol, de "enturbiar" un momento de especial alegría para la ciudad "por sus intereses económicos".

Comentarios