Detenido Niño Skin, líder de los Ultra Sur, por incidentes en Balaídos

Los hechos ocurrieron el 2 de abril antes del partido entre el Celta y el Real Madrid
Antonio Menéndez, El Niño
photo_camera Antonio Menéndez, El Niño. ARCHIVO

La Policía Nacional ha detenido a Antonio Menéndez, alias Niño Skin, uno de los líderes más destacados de los Ultra Sur, con diversos antecedentes y que, en esta ocasiión, ha sido arrestado por los graves incidentes que se registraron el pasado 2 de abril en Vigo antes del partido de liga entre el Celta y el Real Madrid.

Según informa la Dirección General de la Policía Nacional, el arrestado, que se entregó el pasado viernes en una comisaria de Madrid al saber que estaba siendo buscado por los agentes, está acusado de diferentes delitos de lesiones, uno de ellos agravado, y daños en un establecimiento de hostelería en Vigo.

Fuentes policiales han indicado a Efe que se trata de Antonio Menéndez, un peligroso neonazi conocido por la Policía por destacar no solo entre la hinchada radical del Real Madrid, los Ultra Sur, sino por comandar diferentes vuelcos de droga y ser detenido por tráfico de drogas y anabolizantes.

Su último arresto corresponde a agosto de 2021 cuando también tras entregarse, la Guardia Civil le detuvo en una operación antidroga. Según las investigaciones, el Niño formaba parte de una red que se abastecía de una organización en Sudamérica para introducir cocaína en distintos puntos de España.

Ahora la Policía Nacional le ha detenido por los hechos que tuvieron lugar el pasado 2 de abril en Vigo en los momentos previos al partido de fútbol, entre el Celta de Vigo y el Real Madrid.

Según las investigaciones realizadas, los agentes constataron que un grupo de radicales –de aproximadamente 120 personas– se trasladó desde Madrid hasta Vigo con el objetivo de enfrentarse a seguidores celtistas.

Tras agruparse en los alrededores del estadio de Balaidos, se dirigieron a dos locales de hostelería frecuentados por aficionados del equipo local.

Una vez en el lugar, un grupo compuesto por cinco agresores rompieron el cristal de la puerta de entrada de uno de estos locales para, acto seguido, agredir a dos clientes con puñetazos y patadas.

La posterior investigación determinó que el detenido, además de participar en el altercado, sería el responsable de golpear a uno de los aficionados con una botella de vidrio en la cabeza, provocándole lesiones graves por las necesitó sanitaria.

La rápida intervención policial, gracias al dispositivo de seguridad establecido con motivo del encuentro y la previsión de posibles enfrentamientos entre las aficiones, evitó que se produjeran más altercados.

Los agentes lograron el control total de los agresores y procedieron a su identificación y a la retirada de las entradas para el acceso al partido de fútbol. Tras ello fueron acompañados hasta las afueras de la ciudad.

De forma inmediata se iniciaron las gestiones y comprobaciones tendentes al esclarecimiento de los hechos y a la identificación plena de los autores. Para ello se inició una especial colaboración entre agentes especializados en radicalismos violentos y violencia en el deporte de la Brigada Local de Información de la Comisaría de Vigo-Redondela y la Brigada Provincial de Información de Madrid coordinados por la Comisaría General de Información.

Las gestiones practicadas llevaron finalmente a la identificación del presunto autor, quien resultó ser Antonio Menéndez.

Como consecuencia de dichos altercados, además, 117 personas han sido propuestas para sanción por la Ley 19/2007, del 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte. Estas sanciones conllevarían una multa de entre 3.000 y 6.000 euros y/o la prohibición de entrada a recintos deportivos de seis meses a un año.