viernes. 23.04.2021 |
El tiempo
viernes. 23.04.2021
El tiempo

España será candidata, no favorita

La irregularidad en su juego y resultados obliga a pensar en que la selección española tendrá posibilidades de pelear por la próxima Eurocopa, pero no llega a la misma altura que otros combinados nacionales como Francia, Inglaterra o Bélgica.

La selección española ha cerrado con algunas dudas su última concentración antes de afrontar la definitiva para la Eurocopa 2021, lo que supone que a pesar de que tenga aspectos positivos en su juego, todavía no pueda considerársele una de las claras favoritas al título y se sitúa en un segundo escalón de aspirantes.

Lo demostrado por la selección de Luis Enrique dista de lo que otros países han hecho en estos últimos años, comenzando por la última campeona del mundo, en Rusia 2018, Francia. Los de Didier Deschamps sí que afrontan con gran entusiasmo ese campeonato europeo, sabedores de que la gente que disfruta de apostar online les ven en el mercado de posibles vencedores como los contrincantes a batir. También Inglaterra y Bélgica parten con opciones muy reales de pugnar por suceder a Portugal en el trono de la Euro.

Nombres propios de esta selección

Sin embargo, que nadie se piense que la Roja no tiene potencial suficiente como para luchar por alcanzar al menos las semifinales y a partir de ahí ver hasta dónde es capaz de llegar. El talento joven que allí reside ha dado frutos verdes en las últimas convocatorias, y gente como Dani Olmo o Ferrán Torres están más que dispuestos a asumir sus galones en la Eurocopa y tratar de liderar el ataque español.

También hay otros futbolistas en pleno proceso madurativo, como Bryan Gil o Pedri González, que si siguen progresando así hasta junio, es muy probable que puedan incluso ser titulares o al menos tener un papel destacado en esta selección. Además de que hay innumerables futbolistas que todavía podrían entrar en esa lista definitiva, como es el caso de un Iago Aspas por el que empieza a haber un clamor generalizado en el país.

Fútbol

Por último, conviene tener en cuenta que no es lo mismo la ambición de una fase de clasificación o de los amistosos jugados anteriormente, que la que habrá en el primer campeonato oficial que dispute Luis Enrique como seleccionador y muchos de estos futbolistas como jugadores de la España absoluta. En este sentido seguramente el nivel de competitividad se eleve un poco más todavía.

Todavía se le atascan los equipos muy cerrados

Por el contrario, parece claro que a esta selección le va mucho mejor jugar ante rivales que se abren y tratan de dominarle con el balón, como Alemania como gran ejemplo, que aquellos que se le encierran. Los pobres marcadores conseguidos contra Grecia y Georgia son una muestra de ello y evidencian la falta de ideas en el ataque, una de las grandes lacras de los últimos campeonatos internacionales de la Roja.

En resumen, España tiene aspectos positivos en los que se le puede confiar una buena Eurocopa y otros negativos que evidencian que todavía hay mucho que mejorar y sigue habiendo esos mismos problemas en el juego que hicieron que la selección no pudiera estar en la lucha por los últimos títulos disputados.

España será candidata, no favorita
ç