La Federación de Fútbol se desvincula de las presuntas 'actuaciones irregulares' de Rubiales y anuncia una auditoria

Por otro lado, la jueza levanta el secreto de la causa sobre presuntas irregularidades en la RFEF

El presidente de la RFEF en funciones, Pedro Rocha, encabezo la reunion de las Territoriales que pidieron la dimision de Rubiales en septiembre del año pasado. EFE
photo_camera El presidente de la Comisión Gestora de la RFEF, Pedro Rocha, encabezando la reunion de las Territoriales que pidieron la dimision de Rubiales en septiembre del año pasado. EFE

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) anunció este miércoles que elevará ante su Comisión Gestora la puesta en marcha de una auditoría forense "sobre cualquier tipo de contrato que pueda estar bajo sospecha por la actuación" de Luis Rubiales y dejó clara su "total desvinculación con las conductas y actuaciones irregulares" que haya podido tener presuntamente su expresidente. 

"La RFEF quiere mostrar su total desvinculación con las conductas y actuaciones irregulares de su expresidente y de todos aquellos que pudieran esta involucrados, así como incidir en que esta institución está muy por encima de sus dirigentes", señaló la RFEF en un comunicado a raíz de los acontecimientos sucedidos la semana pasada con los registros en la sede federativa llevados a cabo por la UCO por delitos de corrupción y blanqueo de capitales en contratos relacionados con el ente desde 2018. 

El organismo, que recordó que está "personada" en la causa abierta, "exigirá responsabilidades a los encargados de enviar la documentación requerida por los juzgados, si se confirma que incumplieron su obligación". "Además, depurará cualquier otra responsabilidad que pudiera derivarse ante conductas y decisiones irregulares", subrayó. 

La RFEF recalcó que es "una institución fundamental, base del fútbol español, casa de las selecciones nacionales e integrada por profesionales que desarrollan su trabajo con eficacia y que velan en conjunto por el progreso de este deporte con gran responsabilidad y esfuerzo". "Es por ello, que no debe quedar unida a las conductas particulares, en especial las de aquellos que, siempre presuntamente, han tenido conductas execrables, cuando no ilegales", aseveró. 

El ente federativo resaltó que "durante los últimos seis meses", tras todo lo sucedido durante la final del Mundial Femenino de Fútbol por el inapropiado beso de Luis Rubiales a Jenni Hermoso, ha dirigido "todos los esfuerzos a lograr esta estabilización y cerrar la crisis generada, trabajando para que se volviera hablar de nuevo de fútbol". 

"Desde la RFEF se es consciente de la importancia del momento actual, a meses de una Eurocopa, unos Juegos Olímpicos y de la presentación de la candidatura del Mundial. Por ello, se garantiza ante FIFA, UEFA, el CSD y todos los aficionados y aficionadas la estabilidad de esta institución. El fútbol español es mucho más que sus expresidentes o dirigentes y así se quiere trasmitir a la opinión pública", sentenció. 

En este sentido, el presidente de la Comisión Gestora de la RFEF, Pedro Rocha, advirtió que es "imprescindible separar y desvincular" a la institución "de las conductas presuntamente delictivas" y que "se llegará hasta el final en depurar cualquier responsabilidad existente". 

La jueza levanta el secreto de la causa sobre presuntas irregularidades en la RFEF

La jueza que investiga contratos presuntamente irregulares en la RFEF en la etapa de Luis Rubiales ha levantado el secreto del sumario en esta pieza separada, en la que recientemente fueron arrestadas siete personas y está investigado el expresidente de la entidad.

En el auto, fechado este miércoles y al que ha tenido acceso EFE, la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Majadahonda levanta el secreto de la pieza que abrió y declaró secreta en octubre de 2022 porque esa medida ya ha cumplido su función.

Se trata de causa en la que la magistrada y la Fiscalía Anticorrupción indagan en supuestas irregularidades en contratos de los últimos cinco años en la Federación, y que es diferente a la que se sigue en la Audiencia Nacional contra el expresidente de la RFEF, Luis Rubiales, por el beso no consentido que dio a la jugadora Jenni Hermoso, en la que este miércoles ha trascendido que la Fiscalía solicita una pena de dos años y medio de prisión para él.

La jueza estima que ahora es el momento procesal oportuno para hacerlo, "para que las defensas de los investigados y éstos mismos puedan tener un completo y cabal conocimiento de las actuaciones a los fines de articular en la forma que estimen por oportuno su correspondiente derecho de defensa".

La magistrada recuerda que las diligencias sobre supuestas irregularidades en la Real Federación Española de Fútbol se incoaron el 27 de junio de 2022 por los presuntos delitos de administración desleal y de corrupción en los negocios, y el 27 de octubre de 2022 se acordó la apertura de pieza separada de investigación que se declaró secreta.

En el marco de esta pieza separada se llevaron a cabo la pasada semana registros y detenciones, y los dos arrestados que finalmente pasaron a disposición judicial se acogieron a su derecho a no declarar a la espera de poder tener acceso al contenido íntegro de la causa, recuerda la magistrada.

Por eso sostiene que "a la vista de las diligencias de instrucción practicadas y, teniendo en cuenta que el secreto es una medida restrictiva de derechos que se debe limitar en el tiempo, considera este juzgador que a fecha de la presente resolución no existen razones que justifiquen su mantenimiento". 

Comentarios