jueves. 21.11.2019 |
El tiempo
jueves. 21.11.2019
El tiempo

Un grupo de cosacos a caballo denunciará a los gays que se besen durante el Mundial

Dos hombres se besan bajo un árbol. AEP
Dos hombres se besan bajo un árbol. AEP

La ciudad de Rostov estará vigilada por este grupo de voluntarios ortodoxos ultraconservadores para defender dos valores: la religión y la familia

Un grupo ultraconservador de cosacos de la ciudad rusa de Rostov ha anunciado que colaborarán con las autoridades para hacer que se cumplan las restrictivas leyes del país respecto a las relaciones homosexuales durante la celebración del Mundial de fútbol.

Así, este grupo cristiano ortodoxo anuncia que vigilarán con partidas a caballo, atentos a cualquier tipo de manifestación de afecto entre dos personas del mismo sexo para denunciarlo ante las autoridades.

“Si dos hombres se besan durante la Copa Mundial, notificaremos a la policía, dirigiremos su atención al incidente y lo demás, será asunto de las autoridades”, informó Oleg Barannikov, coordinador principal de los voluntarios cosacos de la policía, quien adivierte que para esta comunidad los valores primordiales son la religión y sobre todo la familia. 

Barannikov explica que estas patrullas urbanas se limitarán a denunciar lo que vean, aunque en caso de que la policía precise su ayuda para separar o "evitar una violación" estarían dispuestos a colaborar.

También ha concretado que no utilizarán sus tradicionales látigos de cuero, un privilegio censurado para esta ocasión después de sus polémicas intervenciones contra los participantes de una marcha de la oposición contra el presidente ruso, Vladimir Putin, o en una protesta del grupo Pussy Riot, en las que atacaron con estos utensilios a los manifestantes.

En Rusia la legislación vigente, la llamada ley de "propaganda gay", restringe la representación de las relaciones LGBT como iguales a las uniones heterosexuales, aunque hasta ahora no ha sido fundamento para enjuiciar a una persona por besar a alguien de su mismo género.

Por su parte, la Unión del Fútbol de Rusia ha declarado que no impedirá que los asistentes a la Copa Mundial exhiban las banderas de arcoíris del orgullo gay. Por su parte, Alexei Smertin, ex futbolista y actual inspector antirracismo de la Unión, aseguró que no se multará a las personas por "expresar sus sentimientos".

Un grupo de cosacos a caballo denunciará a los gays que se besen...
Comentarios