Los Hispanos de Rodrigo Corrales se llevan el bronce

España se impuso a Egipto por 31-33 y volvió a subirse a un podio olímpico trece años después
Los Hispanos mantean a Entrerríos. COE
photo_camera Los Hispanos mantean a Entrerríos. COE

La selección española de balonmano del cangués Rodrigo Corrales volvió a subirse a un podio olímpico trece años después, tras colgarse este sábado la medalla de bronce en los Juegos de Tokio al imponerse por 31-33 a Egipto en un encuentro que puso punto final a la carrera deportiva de Raúl Entrerríos.

Un gol precisamente de Entrerríos, a falta de siete segundos para la conclusión, permitió a la selección derrotar a Egipto y colgarse un presea que culmina el ciclo de una de las mejores generaciones del balonmano español. 

No es el oro con el que todos los integrantes del equipo español soñaban antes del inicio de los Juegos, pero las muestras de emoción con las que los jugadores celebraron el triunfo demostraron la importancia que tenía para este equipo el metal, con independencia del color. 
 

Y es que el bronce logrado este sábado en la capital japonesa sirvió para premiar todo el esfuerzo y trabajo realizado durante la última década por un grupo de jugadores, que ha llevado a sus más altas cotas al balonmano español.  Un grupo que en un gran número de sus integrantes puso este sábado puso fin a su aventura con la selección, como el propio Raúl Entrerríos, que no pudo poner mejor fin a su carrera deportiva que con el gol que otorgó definitivamente el bronce al equipo español. 

Comentarios