Laia Codina declara en los juzgados de A Parda como testigo del caso Rubiales

La futbolista, que se encuentra concentrada en Sanxenxo para el partido de la selección en Pasarón, compareció ante el juez por videoconferencia
Laia Codina, a su salida de los juzgados de A Parda. SALVADOR SAS (EFE)
photo_camera Laia Codina, a su salida de los juzgados de A Parda. SALVADOR SAS (EFE)

La jugadora de la selección española Laia Codina ha declarado este viernes durante casi una hora en los juzgados de Pontevedra como testigo en el caso Rubiales, que investiga el Juzgado Central número 1 de la Audiencia Nacional.

Codina, que está concentrada con el equipo en Sanxenxo para el partido que jugará en la noche de este viernes España contra Italia en Pasarón, ha prestado declaración por videoconferencia ante el juez del Juzgado Central de Instrucción Número 1, Francisco de Jorge, quien instruye la causa.

La jugadora llegó a los juzgados de A Parda a las nueve y media de la mañana acompañada de personal federativo y testificó durante cerca de una hora.

Al salir de sede judicial, preguntada por los periodistas acerca de su declaración, Codina no ha querido pronunciarse, sin embargo fuentes jurídicas han confirmado que ha avalado la versión que Hermoso ofreció a la Fiscalía. Más tarde, la jugadora del Arsenal salió escoltada por agentes de la Policía Nacional y ha entrado en la furgoneta que la esperaba a la puerta para regresar a la concentración con sus compañeras.

Esta declaración se enmarca en la causa abierta contra el expresidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, por el beso no consentido a la jugadora Jenni Hermoso durante la celebración de la victoria de España en el Mundial de Australia y Nueva Zelanda.

El juez investiga a Rubiales como presunto autor de los delitos de agresión sexual y coacciones.

Laia Codina, cuya declaración inicial estaba prevista para el pasado 16 de noviembre, es la cuarta jugadora de la selección que testifica en este procedimiento, tras Misa Rodríguez, Alexia Putellas e Irene Paredes.

Jenni Hermoso declara ante la Fiscalía

No será hasta el próximo 2 de enero cuando el juez instructor tome declaración a la víctima en esta causa, Jenni Hermoso.

La futbolista ya prestó declaración ante la teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Marta Durántez, antes de que se incoasen diligencias. Entonces, la jugadora defendió que no se sintió respetada. "Me estaban sometiendo a algo que yo en ningún momento busqué ni hice para encontrarme con esa situación", desveló.

En la declaración ante Fiscalía, revelada por Telecinco, la jugadora de fútbol narró el momento en el que recibió el beso después de que España ganara el Mundial femenino. Según su relato, se abrazó con Rubiales y afirmó: "La que hemos liado". Después, el expresidente de la RFEF pegó un brinco sobre ella y le comentó: "Este Mundial lo hemos ganado gracias a ti".

"Lo siguiente ya fue sus manos en mi cabeza y ya ahí no escuché nada más. Me vi con el beso en la boca y ya directamente me bajé a la tarima con mis compañeras", rememoró Hermoso a preguntas de la fiscal. "Ni me lo esperaba", añadió la deportista. En este punto, la futbolista recordó que la victoria del Mundial fue un "hecho histórico" que costó "la vida conseguirlo''.

"En ningún momento me podía esperar que pasara al final algo así (...) En una persona de confianza creo que nadie se esperaría que iba a usar ese momento para hacer algo así, por muy espontáneo que fuera", reprochó Hermoso, que también explicó que cuando bajó de la tarima contó lo sucedido con Rubiales a sus compañeras de equipo Alexia Putellas e Irene Paredes.

Más en Deporte General
Comentarios