LALIGA | El Atlético repunta, el Real Madrid languidece y Vinicius, insultado y expulsado

El partido en Mestalla duró más de 105 minutos. Hubo de todo menos fútbol
Los jugadores del Real Madrid se llevan del campo a Vinicius tras su expulsión. Kai FORSTERLING
photo_camera Los jugadores del Real Madrid se llevan del campo a Vinicius tras su expulsión. Kai FORSTERLING

El Atlético de Madrid goleó sin contemplaciones a Osasuna (3-0), con lo que se clasificó por undécima vez consecutiva para la Liga de Campeones y recuperó el segundo puesto en detrimento de un triste Real Madrid, derrotado en Mestalla por un Valencia (1-0) que acaricia la salvación tras un polémico y tenso partido, con Vinicius que denunció insultos racistas y al final fue expulsado.

El conjunto del argentino Diego Pablo Simeone se deshizo de Osasuna en buena parte gracias a Saúl Ñíguez, que provocó el gol inicial del belga Yannick Carrasco al borde del descanso y consiguió el segundo poco después de la hora de partido. Ángel Correa puso su habitual guinda al final.

La victoria le permite sacar de nuevo el billete de la máxima competición continental, logro que Simeone ha convertido en algo habitual, así como volver a la segunda plaza, favorecido por el posterior resultado del Real Madrid, incapaz de recomponerse de la herida del Etihad en Mestalla, donde cayó en un partido que se resolvió con un gol del canterano Diego López en la primera mitad y tras un final accidentado, tenso y polémico.

La necesidad del Valencia pudo con un Real Madrid que, con la temporada dada casi por terminada tras caer ante el Manchester City en la Liga de Campeones y sin opciones al título liguero, en poder del Barcelona, volvió a dar una pobre imagen. Tan solo las intervenciones del belga Thibaut Courtois le permitieron seguir con opciones de evitar la derrota.

El equipo del italiano Carlo Ancelotti tuvo en el tramo final, no obstante, ocasiones, pero se topó con las intervenciones del meta georgiano Giorgi Mamardashvili en un final accidentado y muy feo. 

Primero el suizo Eray Comert detuvo un ataque de Vinícius cuando se internaba en el área con otro balón que estaba en el campo, luego el brasileño se quejó amargamente de insultos racistas desde la grada y, en una tangana, acabó expulsado por golpear a Hugo Duro. Cuando se marchaba incluso hizo un dos con la mano -en alusión a un posible descenso del Valencia a Segunda- que provocó otra situación de tensión.

El partido duró más de 105 minutos. Hubo de todo menos fútbol. Con el balón en juego el Real Madrid volvió a carecer de fútbol y recursos en otra actuación decepcionante y el Valencia, tras mucho sufrimiento, pudo festejar un triunfo que supone media salvación, por cuanto le sitúa con una ventaja de cinco puntos respecto a la zona de descenso con nueve por jugarse.

Ancelotti aseguró que el encuentro debería de haberse detenido por insultos racistas en el estadio y declinó hablar de fútbol. "He hablado con él (Vinicius) durante el partido, el ambiente era muy caliente, muy malo, le he pedido si quería continuar jugando porque el ambiente era racista, no me parece bien. Nunca he pensado en quitar a un jugador por racismo. Nunca me ha pasado, así no. La Liga española tiene un problema, que no es Vinicus", afirmó. 

El Betis dio un pequeño paso para repetir clasificación para la Liga Europa al sacar un empate a cero en el derbi en el campo del Sevilla, que encaró el encuentro con el impulso moral de la clasificación para la final de este torneo tras superar al Juventus y con las consiguientes rotaciones de José Luis Mendilíbar, su técnico milagro, ocho en total.

Fue un choque de máxima rivalidad equilibrado, en el que el conjunto del chileno Manuel Pellegrini no supo aprovechar su mayor frescura. Generó poco, menos que el Sevilla, que tampoco pudo aprovechar el haber jugado los últimos minutos en superioridad numérica por expulsión de Juan Miranda tras una dura entrada sobre Jesús Navas.

El Betis, que ya había perdido virtualmente las posibilidades de pugnar por la Liga de Campeones ante la Real Sociedad, sigue sexto y dispone de cuatro puntos de ventaja sobre el Athletic, mientras que el Sevilla es noveno a dos puntos del cuadro vasco, que a día de hoy sería el que accediera a la Liga Conferencia con la séptima plaza, aunque el gran objetivo de los de Mendilíbar es la final de la Liga Europa ante el Roma que otorga el billete a la próxima 'Champions'.

Reforzó opciones de salvación el Espanyol con su victoria en Vallecas ante el Rayo (1-2) bajo la batuta de Sergi Darder. El capitán perico, una vez más, fue determinante y decisivo. Su equipo tiene la luz a tan solo un punto.

Darder marcó el primer tanto del equipo de Luis García y, después de que Raúl de Tomás equilibrara el partido al borde del descanso, fabricó una jugada de genio con un gran disparo a la madera que aprovechó Nico Melamed para sellar un triunfo imprescindible que da vida al conjunto de Luis García. 

Más en Deporte General
Comentarios