viernes. 07.08.2020 |
El tiempo
viernes. 07.08.2020
El tiempo

Lydia Pérez cumple medio año en el dique seco

Lydia Pérez entrenando en su domicilio. DP
Lydia Pérez entrenando en su domicilio. DP
La luchadora no regresará a los entrenamientos hasta el mes de septiembre
 

Lydia Pérez esta viviendo el mayor parón de su carrera deportiva. La luchadora no podrá volver a los entrenamientos conjuntos hasta después del verano. Será en el mes de septiembre cuando se prevé su regreso a los entrenamientos conjuntos y volverá a practicar la lucha después de seis meses sin disfrutar de su deporte. Este será, sin duda, el mayor reto de su trayectoria. "Nunca estuve parada ni un mes" apunta.

"Menos en Baleares, que allí ya empezaron a hacer lucha, aquí hasta septiembre no vamos a poder hacer" afirma tajante la deportista de la Boa Vila. Por el camino quedan sus metas y sueños, entre los que se encontraban una clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, que por el momento no tiene fecha.

Nunca he estado ni un mes sin entrenar. Al principio lo llevaba muy mal pero ahora ya lo he asimilado.

Lydia Pérez todavía no conoce la "nueva normalidad", y es que, a pesar haber subido el ritmo de sus entrenamientos individuales, la luchadora echa en falta desarrollar la técnica que le cataloga como una de las mejores deportistas de la lucha española. Sin embargo, ella se ha resignado a la delicada situación y comienza a tomárselo con filosofía. "Al principio lo llevaba muy mal, ahora ya lo he asimilado y pienso que no merece la pena estar rompiéndose la cabeza con eso. Intento no pensar en ello y ya" asegura la pontevedresa.

A pesar de que los plazos se van acortando psicológicamente con pequeños detalles que dejan abierta la esperanza a un regreso por todo lo alto, como por ejemplo, la planificación del calendario, que provoca un halo de esperanza a esta pontevedresa que se mantiene preparada dentro de lo establecido. "Ahora van a empezar con el calendario internacional para ver si yo el año que viene tengo mundial Sub-23 o no, y el Campeonato de España está puesto para la primera semana de diciembre aquí en Pontevedra".

Ahora van a empezar con el calendario internacional para ver si el año que viene tengo el mundial sub-23

Sus entrenamientos han subido de nivel, eso si. Lydia acude dos días a la semana al CGTD para obligarse a estar al pie del cañón y los complementa con ejercicios individuales en su domicilio, algo que ya comenzó como rutina el pasado mes de marzo.

Ha tratado de automotivarse y esa ha sido la tarea principal de Lydia durante estos tres meses y medio desde que España se paró. Ahora, sube las marchas para estar a punto. Sin embargo, es consciente de que, a pesar de que admite que estará lista para el torneo estatal en el mes de diciembre, tendrá que valorar junto con sus entrenadores si ocurrirá lo mismo para los eventos internacionales que se celebren posteriormente. "Para el Campeonato de España si, fácil, luego el Campeonato del Mundo habría que ver como estamos"apunta la deportista, que a pesar de la situación, se muestra muy optimista de cara a la cita nacional y se ve con opciones de convertirse en la Campeona de España de esta temporada.

Lydia Pérez está enfrentándose a la mayor de las luchas que ha tenido hasta la fecha, pero sus ganas no decaen.

La vuelta a la competición será en casa en el Campeonato de España en diciembre.

Cree que lo peor ya ha pasado, y que ahora empieza la cuenta atrás para un regreso que será a lo grande: en su casa, rodeada de los suyos, una cita que se marca en rojo en el calendario porque será "muy especial".

La pandemia se ha cebado con el deporte, pero especialmente con los de contacto, que están viendo como, mientras el resto de España vuelve a disfrutar de sus aficiones, incluso a la competición en determinadas modalidades, la lucha, en este caso, continúa en el dique seco y lo hará durante dos meses más.

La prueba de fuego para unos deportistas de los deportes de contacto, quienes están siendo los más perjudicados y ven lejana la vuelta a la que ya se considera su segunda casa.

Objetivo Con la mirada puesta en Tokio 
Su currículum no pasa desapercibido. El pasado mes de febrero, Lydia Pérez realizaba la que sería su última hazaña deportiva antes de la pandemia en el Europeo al que acudía con la mirada puesta en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

La primera fecha clasificatoria olímpica llegaría el 19 de marzo en Budapest. Pero nunca fue. 

Sin embargo, el largo recorrido que deja la luchadora le da la oportunidad de volver a pelear por la plaza una vez que la situación se normalice, y ese es el principal objetivo en el que se centra la pontevedresa. 

Para ello ha superado pruebas de fuego. Habitual en la selección española de lucha, con quien se concentraba en Budapest antes de que la pandemia azotase el país. 

Deja también especial mención su último mundial en Hungría, en el que fue la única luchadora española en vencer alguno de los combates celebrados y firmando un papel brillante sobre el tatami, acaparando la séptima posición final. 

Su nombre, conocido a nivel mundial por realizar competiciones de alto nivel en cada evento al que se presenta, le deja la puerta abierta a un futuro prometedor, que a su corta edad pasa ya por una cita olímpica.

Lydia Pérez cumple medio año en el dique seco
Comentarios