Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

Nairo Quintana, principal favorito en una Vuelta sin grandes bazas españolas

Quintana (c), Froome (i) y Chaves (Orica), en el podio tras lograr la primera, segunda y tercera posición respectivamente en la Vuelta a España 2016. JAVIER LIZÓN (EFE)
Quintana (c), Froome (i) y Chaves (Orica), en el podio tras lograr la primera, segunda y tercera posición respectivamente en la Vuelta a España 2016. JAVIER LIZÓN (EFE)

La ausencia de Mikel Landa deja al ciclismo nacional 'cojo' de cara a la lucha por la general

El colombiano Nairo Quintana, ganador de dos grandes vueltas por etapas –el Giro de Italia 2014 y la Vuelta a España 2016– y podio en cuatro más, se presenta como el principal y más solido candidato a la victoria final de la Vuelta a España 2018, carrera con numerosa clase media alta del pelotón internacional citada este sábado en su salida en Málaga.

Quintana es el primer espada del equipo de referencia, el Movistar, en el que tendrá como lugarteniente a Alejandro Valverde, otro de los cuatro ganadores de al menos una grande por etapas participantes en la carrera. Pero no a Mikel Landa, quizás la esperanza de los de Eusebio Unzué para esta Vuelta.

En lugar del vasco estará el ecuatoriano Richard Carapaz, gran hallazgo de la temporada y cuarto en un Giro de Italia ya inolvidable para su país. Su presencia mantiene al Movistar el poderío que siempre acostumbra en un año con un Tour a contrapelo.

OTROS CANDIDATOS. Los italianos Vicenzo Nibali, con las tres grandes en un brillante palmarés iniciado precisamente en la Vuelta, y Fabio Aru, completan el cuarteto de ganadores en Tour, Vuelta y Giro que se encuentran en Málaga.

Aunque el Tiburón de Messina, con diez podios en las tres principales carreras, esta vez mirará más Mundial que a la Vuelta, a la que llega mermado por una dura caída en el Tour. Y de Aru hay muchas dudas por su mal año, especialmente en el Giro.

Las apuestas se fijan más en Richie Porte y Simon Yates, dos grandes corredores que, no obstante, tampoco ofrecen una confianza plena. El australiano por la perenne mala suerte que le ha impedido siquiera pelear por ganar la carrera de tres semanas que parece tener en sus piernas y el inglés por el derrumbe que acompañó a sus dos primeras semanas de constantes exhibiciones en la corsa rosa.

CLASE MEDIA. A partir de ahí mucha clase media con aspiraciones y expectativas ante la ausencia de lo más selecto de la aristocracia actual: el rey destronado en el último Tour Chris Froome, último ganador de la Vuelta, y sus compañeros en el podio Geraint Thomas y Tom Dumoulin, este a la derecha de un Sky tanto en el Tour como en el Giro. Tampoco arrancan en la carrera Primoz Roglic, ya candidato a todo tras ser cuarto en el Tour, ni el lesionado Landa.

En una Vuelta llena de incógnitas en torno a casi todos sus candidatos, la única certeza parece ser la de que el Supermán colombiano Miguel Ángel López será unos de sus principales protagonistas. Tras su tercer puesto en el Giro -por detrás de Froome y Dumoulin- la segunda baza colombiana apunta directamente a otro podio y quien sabe si a algo más.

Entre sus compatriotas aparece también Rigoberto Urán, que no está este año a la altura de su segunda plaza en el Tour 2017. Rigo conforma con el francés Thibaut Pinot, el ruso Ilnur Zakarin, el irlandés Daniel Martin y el holandés Steven Kruijswijk un quinteto poderoso y candidato a el Top 3 de andar a su mejor nivel.

Los tres últimos completaron un meritorio Tour, pero Pinot dejó dudas en un Giro a la gran altura hasta su hundimiento similar al de Simon Yates y Esteban Chaves.

ESPAÑOLES. La oportunidad que se les presenta a Ion Izagirre, David de la Fuente y Enric Mas tiene expectante a una afición española ávida de novedades. Sin descartar a Valverde, pero también sin tanto foco centrado en el de Las Lumbreras, la afición española quiere alegrías especialmente de estos corredores.

A los tres se les espera en la pelea por los puestos destacados en la General ante su oportunidad de liderar potentes escuadras World Tour (Bahrein, Sky y Quick Step), y al balear además que continúe la progresión que le haga candidato a sucesor de Alberto Contador que en su día el pinteño avanzó.

A pesar de esto ninguno de ellos se acercó hasta ahora ni siquiera a un Top 10.

Más opciones de acabar arriba que ese trío esperanzador tiene Pello Bilbao (28). El vizcaíno sale a las órdenes de Miguel Ángel López, pero a la sombra del Supermán colombiano ya fue sexto en el pasado Giro de Italia. Y por delante solo acabaron Chris Froome, Tom Dumoulin, el propio López, Carapaz y Domenico Pozzovivo.

Junto a Pello estará Omar Fraile (28), la gran esperanza para las victorias parciales. Tras ganar la Montaña en la Vuelta y una etapa en Giro y Tour, el de Santurtzi seguro que tendrá ya apuntadas las jornadas en las que sacar a relucir la inteligencia táctica, la determinación y el letal final que muestra en escapadas importantes.

Gorka Izagirre junto a su hermano Ion; el trabajo y el poderío en las contrarreloj de Jonathan Castroviejo para De la Cruz y viejos laureles que puedan reverdecer Igor Antón, en buena forma, en el Dimnsión Data y Dani Moreno en el Education First también puede dar brillo a una actuación a priori más destacada en número, 37 serán los ciclistas nacionales en la salida, que en calidad.

Porque poco más se puede añadir que la pelea diaria que se les presume a Luis Ángel Maté y los hermanos Herrada, Jesús y José, en el Cofidis; y la visibilidad que puedan dar Sergio Pardilla y Alex Aranburu al Caja Rural y Eduard Prades y Jon Aberasturi al Euskadi-Murias.

Que el ciclismo español está en transición lo resume el hecho de que su buque insignia, el Movistar, su único equipo World Tour, solo alinea a dos corredores españoles: Alejandro Valverde e Imanol Erviti. Y entre ambos suman 72 años. Otros más jóvenes están obligados a tomar el relevo.

Nairo Quintana, principal favorito en una Vuelta sin grandes bazas...
Comentarios