Sanción ejemplar para uno de los implicados en la salvaje pelea en un partido de veteranos en Arteixo

El jugador que le rompió la mandíbula a un rival de una patada estará dos años sin jugar ► Hay más futbolistas sancionados
Un momento de la pelea. X
photo_camera Un momento de la pelea. X

El Comité de Competición y Disciplina de la Federación Gallega de Fútbol (RFGF) acordó este miércoles imponer unas duras sanciones, que oscilan entre los dos años y los diez partidos de suspensión, a los implicados en la pelea que se produjo a la conclusión del encuentro perteneciente a la jornada decimoctava del grupo I de la Tercera Galicia de Veteranos que disputaron el Campanal y el Silva SD el pasado domingo en A Coruña.

El organismo determinó la sanción más alta –dos años– para Marcos Antonio Andrade (Campanal de Loureda) por "agredir a otros llevando a cabo la acción con inequívoco propósito de causar daño y originando lesión de especial gravedad –rotura de la mandíbula–".

A Iván Moreira y Edwin Leiva, jugadores del Silva, le ha impuesto 10 partidos de sanción por "agredir a otro, sin causar lesión, ponderándose como factor determinante del elemento doloso, necesario en esta infracción, la circunstancia de que la acción tenga lugar estando el juego detenido".

Por último, Guzmán Melgarejo y José Pereira, ambos jugadores del Silva, han sido castigados con ocho partidos. Contra esta resolución podrá imponerse recurso ante el Comité de Apelación de la federación gallega.