Vingegaard es un extraterrestre

El ciclista danés impuso su ley, una vez más, en la cuarta y definitiva etapa de O Gran Camiño
Vingegaard. LUIS ÁNGEL GÓMEZ
photo_camera Vingegaard. LUIS ÁNGEL GÓMEZ

Afectada por duras adversidades meteorológicas, la última etapa de O Gran Camiño tuvo que recortar un paso por el Monte Aloia, finalizando en la primera subida a la cima, para no poner en riesgo a los corredores. Jonas Vingegaard se impuso, una vez más, con solvencia.

El corredor danés repitió el palmarés del año pasado, con tres triunfos de etapa y la clasificación general. Seis de seis etapas en dos ediciones para el dominador absoluto de la prueba.

Arrancó la última etapa de la tercera edición de O Gran Camiño con salida de Ponteareas y llegada al Parque Natural do Monte Aloia, con un recorrido de 158,1 kilómetros que, finalmente se recortaron en poco más de 20.

Se rodó con mucha velocidad desde el principio, pese a que la salida real se dio un poco más tarde de lo previsto, tras un pinchazo en el recorrido neutralizado de Carapaz. Acto seguido, los corredores se encontraron con el Alto Cruceiro do Monte, de tercera categoría. Pasó en primer lugar Kelderman, mientras que segundo fue Javier Romo y tercero Neilson Powless.

El corredor estadounidense del equipo EF luchó por protagonizar la fuga del día, tras el paso por el primer puerto de montaña de la jornada. Tras Neilson Powless, saltaron del pelotón Eric Fagundez, Asier Etxeberria, Joaquim Silva, Pedro Pinto y Rafael Reis. El pelotón principal, comandado en todo momento por el equipo del líder, Team Visma, permitió la fuga de los corredores citados anteriormente, que llegó a tener unas máximas diferencias de tres minutos. Eric Fagundez era el corredor en la fuga que más cerca estaba del líder. Posteriormente, se unió a la escapada saltando desde el pelotón Gianluca Brambilla, que fue protagonista en el paso por el esprint de A Lama, en el que pasó en tercer lugar. Segundo fue Joaquim Silva, y el primero fue Neilson Powless, el corredor más activo de la fuga.

La situación de carrera cambió tras el paso por A Lama, el Team Jumbo comenzó a reducir la diferencia, conscientes de que Vingegaard era el ciclista más fuerte del pelotón. El conjunto holandés atrapó a la fuga antes de la ascensión al único puerto de primera categoría, la subida al Monte Aloia. Saltaron del pelotón Calzoni, junto con Fagundez y Joaquim Silva, que pese a venir de la escapada no se rindieron. Aún con todo, el equipo del líder controló la carrera.

En el tramo final de la ascensión, Vingegaard cambió el ritmo y volvió a no tener rival. El danés entró en solitario en la meta instaurada en el Parque Natural do Monte Aloia, consiguió su tercera victoria de la edición y confirmó su segunda victoria en la clasificación general de manera consecutiva.

Además, Vingegaard se llevó también la clasificación de las montañas y de los puntos. Mientras que, su equipo, el Team Visma, venció la clasificación general.

Más en Deporte General
Comentarios