¿Una Vuelta sin Galicia?

La próxima edición de la ronda española podría, por segundo año consecutivo, evitar las carreteras gallegas en un recorrido marcado por la montaña. Puertos míticos como el Tourmalet o el Angliru se presentan como decisivos
ciclis
photo_camera El monumento al ciclista en la cima del Tourmalet, uno de los puertos de la próxima vuelta. TWITTER

La juventud de Juan Ayuso y Carlos Rodríguez batallando con el maduro Enric Mas por el trono del ciclismo español. La opción de Remco Evenepoel dando un paso más hacia un estrellato al que parece abocado. La redención de Egan Bernal, que puede vestirse con el traje de ave fénix tras rozar la muerte bajo el chasis de un autobús. Richard Carapaz retornando a ser quién fue, ahora vestido con el rosa del EF norteamericano. Primoz Roglic alcanzando a Heras como recórdman de triunfos o la primera de Vingegaard o Pogacar en un palmarés que ya tiene una Grande boucle. Todo eso puede pasar en LaVuelta 2023 sin que Galicia sea testigo directo. ¿O sí?

La tercera gran prueba por etapas del calendario Uci podría evitar, por segundo año consecutivo, pisar tierras gallegas. Pontevedra estaría obligada a seguir el atractivo de la ronda española por la televisión, sin acudir a pie de asfalto para aplaudir el esfuerzo de los corredores, sobre todo si se cumplen las previsiones que indican que no rodarán en la comunidad del noroeste.

Salvo sorpresa -para nada descartable- el próximo 10 de enero en la presentación de la competición por parte de la organización encabezada por Unipublic, LaVuelta irá por otros lados. Tendrá un inicio menos cosmopolita y el final en el sempiterno Madrid.

Prometió más montaña y espectáculo su cabeza visible, Javier Guillén. El director de la prueba certificó que será "más espectacular por el recorrido". "La montaña decidirá la Vuelta, sin duda, pero en la última semana podrá pasar de todo, habrá una crono individual, etapas con puertos, otro modelo clásica", comentó Guillén, quien detalló que habrá en total 7 finales en alto.

Según los principales mentideros, ninguno de ese septeto de metas exigentes estará en Galicia. En esas cotas que hagan disparar el desnivel de los GPS estarán cimas míticas como el Tourmalet o el Angliru.

Esas dos cumbres serán los nombres propios de una prueba en la que los ciclistas sufrirán en Francia, Andorra y Asturias, pelearán contra el crono, rodarán por la costa mediterránea y lucharán contra el viento castellano.

Arrancará más tarde de lo habitual. El cambio de fecha de los Mundiales de ciclismo -que pasarán de finales de septiembre a mediados de agosto en Glasgow- desplazó la salida de la ronda española al 26 del segundo mes de verano. No habrá banderazo en otro país. Será en Barcelona, con una siempre exigente crono por equipos para empezar tres semanas de sufrimiento y disfrute a partes iguales.

Cataluña será el espacio para los primeros días, en los que la montaña aparecerá pronto, cuando LaVuelta llegue a Andorra en la tercera etapa.

Tras visitar el Principado, la caravana ciclista tomará rumbo sur, con el Mediterráneo a su izquierda. Ahí pasarán por Tarragona, Castellón, Valencia y Alicante para que los esprinters y los aventureros tengan su momento de gloria, para que levanten los brazos y se enfunden el maillot verde de la regularidad.

La montaña mediterránea podría tener su hueco con la ascensión al puerto de Miserat, en Pego, provincia de Alicante.

Exigente será el Collado Bermejo, situado en Murcia, un puerto pesado, sin grandes rampas, pero con 26 kilómetros de subida.

Tras abandonar la tierra de uno de los más grandes: Alejandro Valverde, algunos medios especializados sitúan la ruta a seguir hacia el centro de la península -Ávila es y el Guadarrama son firmes candidatas- antes de tomar dirección norte, hacia una de las grandes citas de la carrera: el Col del Tourmalet, cuya fecha de subida será el 9 de septiembre.

El Pirineo será protagonista en las cotas navarras. En la Comunidad Foral se ascenderá también San Miguel de Aralar antes de tomar rumbo a Valladolid.

Tras pelear contra el viento castellano surgirán las cimas asturianas. Los Lagos de Covadonga, el Angliru o el Cuitu Negro pueden ser finales de las tres etapas que se esperan decisivas en tierras astures antes de acabar en la Castellana con el jersey rojo en lo alto del podio.

Comentarios