viernes. 10.07.2020 |
El tiempo
viernes. 10.07.2020
El tiempo

Juzgan al acusado de asfixiar a su mujer en O Carballiño en 2017

El procesado supuestamente agarró a su esposa durante una discusión cuando, presuntamente, trató de acabar con su vida

El hombre acusado de matar presuntamente en 2017 a su mujer por asfixia, con la que llevaba casado 35 años, se sentará a partir del lunes y hasta el viernes en el banquillo de acusados de la Audiencia Provincial de Ourense como presunto autor de un delito de homicidio.

Según el escrito facilitado por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), el Ministerio Público pide para el encausado catorce años de internamiento y no prisión al tener en cuenta “la eximente completa de alteración psíquica” como reclama la acusación, que tratará de probar que no cabe eximente. 

En concreto, la Fiscalía requiere su internamiento en un centro psiquiátrico dependiente de la administración penitenciaria por un tiempo máximo de catorce años, del cual no podría salir sin autorización del tribunal, dado su estado mental. 

Los hechos tuvieron lugar en enero de 2017, cuando el procesado, presuntamente en el transcurso de una discusión, agarró a su esposa, Virginia F.V. y le mató por asfixia, provocándole además varios cortes en el cuello. Tras lo ocurrido, el presunto homicida intentó quitarse la vida e ingresó en el hospital al presentar una “grave afectación de sus facultades de comprensión”.

Según recoge el escrito, la Fiscalía considera acreditado que en la casa donde vivían después de años en Suiza, y "en hora no concretada, entre las ocho y las doce del 29 de enero de 2017", y tras mantener una discusión con su esposa en el interior del domicilio, “la cogió por el cuello” y se lo apretó fuertemente lo que le produjo “la muerte por asfixia”.

Preocupados los familiares de ambos porque no habían acudido a una comida familiar y al no conseguir contactar con ellos, dieron aviso a Guardia Civil, que localizó en el interior el cuerpo de la víctima “de rodillas con la cabeza apoyada en la cama de una habitación y al acusado en otra habitación del piso inferior, “semidesnudo, con la camiseta ensangrentada, con un cuchillo las manos autolesionándose en el cuello y diciendo “yo no hice nada”. 

En prisión preventiva, el acusado padece una demencia” cognitiva que, según el Ministerio Público, está basada en “un deterioro grande de las funciones cerebrales superiores, con rigidez y falta de flexibilidad del pensamiento y alteraciones de la conducta, las emociones y la afectividad que, conforme al informe médico forense, provoca una grave afectación de sus facultades de comprensión”, señala el escrito de la Fiscalía. 

Para refrendar esta afirmación, se remite a los “diversos ingresos hospitalarios” que sufrió en el área de Psiquiatría del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO), durante los cuales incluso llegó a ser internado para un estudio de las alteraciones de conducta que presentaba.

Juzgan al acusado de asfixiar a su mujer en O Carballiño en 2017
Comentarios