2-3. El Pontevedra se impone en El Requexón

El cuadro granate vuelve a sumar de tres en un disputado duelo ante el Oviedo Vetusta y mantiene el pulso por el liderato al Ourense CF
Garay controla el balón en el partido ante el Oviedo Vetusta. PONTEVEDRA CF
photo_camera Garay controla el balón en el partido ante el Oviedo Vetusta. PONTEVEDRA CF

Era el primero de los últimos diez obstáculos que tiene que afrontar el Pontevedra CF en su camino al ascenso y lo aprobó con nota. El conjunto que dirige Yago Iglesias se impuso con oficio al Oviedo Vetusta (2-3), en un partido con distintas fases en las que el filial azul plantó cara a uno de los grandes favoritos y vendió caros los tres puntos. Los lerezanos vuelven a la senda de la victoria para mantener el pulso al líder Ourense CF, con un punto de ventaja. 

Entró al duelo el Oviedo Vetusta con un planteamiento atrevido, mientras que el Pontevedra dejó jugar a su rival los primeros minutos. Pero rápido se hizo con el esférico el cuadro granate y Charly no perdonó alcanzado el minuto 12, en el que cazó delante de la portería un rechace del arquero local para colar el esférico en la red. Se adelantaba así el conjunto granate, que pese a seguir ejerciendo su dominio perdió intensidad y ambición. Así llegó el empate del Oviedo Vetusta, con un gran disparo de Santi Miguelez. Pero justo antes de irse a vestuarios, Dalisson –en una acción en la que toca desafortunadamente Laso– logró volver a poner en ventaja al Pontevedra (1-2).

 

El paso por vestuarios sentó bien a los de Yago Iglesias, que entraron al verde más metidos en el juego y con la línea de la zaga prácticamente en la medular. Una propuesta predominantemente ofensiva en la que los granates no sufrieron. Se volcaron en ataque y la insistencia encontró recompensa a los diez minutos de la reanudación.

De nuevo Laso, en una jornada desafortunada para el jugador, remató el balón hacia su propia portería tras un centro botado por Álex González. Amplió así su ventaja un Pontevedra al que más tarde le haría falta su renta. Y es que los granates tuvieron que resistir la presión de un Oviedo Vetusta que firmó un gran encuentro, en la línea de su dinámica actual.

Los cambios en las filas del conjunto ovetense le dieron refresco y sobre todo profundidad en ataque. Resistió el cuadro granate, pese a encajar el segundo gol de los locales en el minuto 75 por obra de Cheli. Tuvo que hacer un gran ejercicio defensivo el Pontevedra para mantener el definitivo 2-3 y seguir en el pulso con el Ourense CF por el liderato.

Más en Deporte Local Pontevedra
Comentarios