miércoles. 26.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 26.01.2022
El tiempo

El 2021, un año de evolución

Celia Cerviño en el torneo de Lousada. DP
Celia Cerviño en el torneo de Lousada. DP
Un título y dos subcampeonatos son el botín a nivel individual de Celia Cerviño, que se aposenta en el puesto 560 del ranking WTA tras una temporada de mejoría y crecimiento

El año 2021 ha sido un año de crecimiento y mejora para la tenista pontevedresa Celia Cerviño que, pese a que todavía tiene una última cita en su calendario en Túnez, valora de manera positiva su andadura por el circuito ITF donde los resultados fueron el premio a una temporada de evolución.

"Todavía non finalicei o ano e teño que acudir a Túnez, pero ata o de agora estou moi contenta por como se desenvolveu este ano", afirma Cerviño que participó en 16 torneos y a nivel individual cosechó un triunfo y dos subcampeonatos, que le permite plantarse en el número 560 del ranking WTA. "Conseguimos o obxetivo que fixamos a principios de ano, pero a verdade é que queremos seguir mellorando e seguir sumando momentos", destaca la tenista que viene de conseguir en Lousada, Portugal, un segundo puesto a nivel individual y un título en dobles.

Lousada fue hasta la fecha la última parada de Cerviño que a principios del mes de noviembre, en Castellón, consiguió el segundo título del circuito mundial ITF World Tennis Tour de su carrera, un premio que llegó fruto del trabajo y el esfuerzo pese a que solo acudía a la cita para "coller sensacións e mellorar técnicamente" ya que "era unha superficie complicada á que non estou feita".

Sin embargo, el hecho de acudir sin presión y sin expectativas fue un punto a favor que le permitió jugar con más libertad e ir avanzando rondas hasta plantarse en la gran final, donde se impuso a la joven argentina Lucía Peyre (5-7; 6-1 y 7-6).

"Foi un torneo moi bo, eu chegaba dunha xira de torneos, de estar en Alemania e Cataluña, onde ademáis disputara un torneo W80 + H onde o nivel era moi alto", recuerda Cerviño sobre esa experiencia en Castellón que finalizó con un trofeo de campeona y un reconocimiento muy grande a todo el trabajo del año.

Esa victoria calmó la sed de triunfo que le dejó el pasado mes de mayo su participación en el torneo de Santa Margarida de Montbui, donde la tenista consiguió llegar a la gran final pero finalizó en la segunda posición del podio tras caer ante la lituana Justina Mikulskyte por: 2-6 y 0-6. Sin embargo los subcampeonatos también suman puntos, y experiencia, por lo que para Cerviño todo lo logrado este año es una forma de crecimiento y aprendizaje.

"É certo que valoro os resultados, xa que son moi bos, pero para min o máis importante é mellorar a nivel de xogo", explica la pontevedresa que tiene claro que todo va de la mano y que si juega bien, incrementa el nivel y consigue resultados.

É certo que valoro os resultados, xa que son moi bos, pero o máis importante é mellorar o nivel de xogo

Desde Santa Margarida de Montbui, donde jugó la primera final del año, hasta Castellón, donde se proclamó campeona, Cerviño pasó por Madrid, Porto, Vitoria, Ourense, Vigo, Marbella, Leiria, Caldas da Rainha, Hamburgo y Les Franqueses del Valles. Diferentes torneos donde solamente en Ourense llegó a cuartos de final, pero que le fueron aportando la mejoría necesaria para finalizar el año con un oro y una plata a nivel individual.

16 EXPERIENCIAS. Algo que pasó este año, en una temporada de crecimiento para ella que le permitió continuar escalando posiciones en el ranking WTA hasta llegar al puesto 560 que ocupa actualmente de manera individual. En dobles la situación mejora después de un curso exigentemente bonito para ella.

Desde el inicio de año Celia Cerviño participó en 16 torneos del circuito ITF. En individuales, como ya es sabido, su mejor clasificación fue la de Castellón, seguido de Lousada y Santa Margarida de Montbui. Sin embargo en dobles la tenista ha conseguido llegar, o superar, la ronda de cuartos de final en ocho de los 15 campeonatos.

Actualmente Cerviño ocupa el puesto número 345 del ranking de la WTA en dobles, después de cosechar el pasado domingo el título en Lousada junto a la portuguesa Matilda Jorge (se impusieron a la holandesa Jasmijn Gimbrere y al australiana Alicia Smith).

Además la pontevedresa ha cosechado cuatro subcampeonatos en categoría de dobles este año. El primero de ellos en Santa Margarida de Montbui, junto a Olivia Nicholls; el segundo en Madrid (con Yvonne Cavalle-Reimers); posteriormente en Victoria (Nicholls) y, por último, en Leiria (con Moratelli como compañera). A todos estos campeonatos se le unen el W25 Ourense, el W25 Hamburgo y el W80+H de Les Franqueses del Valles donde Celia Cerviño finalizó su participación en cuartos de final.

Túnez será la última parada de una Cerviño que, en 2021, ha crecido de manera exponencial.

El 2021, un año de evolución
Comentarios