sábado. 17.04.2021 |
El tiempo
sábado. 17.04.2021
El tiempo

Los 24 puntos más dolorosos

Oier Calvillo se lamenta por una ocasión fallada ante el Covadonga. RAFA FARIÑA
Oier Calvillo se lamenta por una ocasión fallada ante el Covadonga. RAFA FARIÑA
La cifra que ostenta el Pontevedra tras 19 jornadas ha implicado puestos de la zona media o media-baja a mitad de liga en los últimos diez años ►Tres equipos bajaron y uno jugó play off con esa cantidad de puntos a mitad de Liga
Nunca 24 puntos sirvieron para tan poco en Segunda B después de las primeras 19 jornadas. El cambio de sistema de competición para afrontar la reestructuración del fútbol estatal no profesional ha provocado que el significado de los 24 puntos sea muy diferente al tradicional.

Con ellos, el Pontevedra CF se encuentra inmerso en la lucha por la permanencia en la Segunda RFEF, sin opciones de pelear ya por alcanzar la Primera RFEF y mucho menos el play-off de ascenso a Segunda División.

El Pontevedra ha sido víctima de la combinación de su mal rendimiento y de los rigores de un sistema exigente que reduce el margen de error.

Datos puntos Pontevedra CF última década

El once de Pasarón ha alcanzado las 19 jornadas que en otras campañas marcarían la mitad del ejercicio, el final de la primera vuelta, con 24 puntos que tradicionalmente han implicado una posición desahogada en la batalla por la permanencia, aunque alejada en la pelea por objetivos mayores, y con más de cuatro meses por delante para solucionar o arruinar el curso. El Pontevedra actual solo dispone de siete partidos más para evitar la hecatombe.

El once granate tiene una margen de tres puntos con respecto al descenso, distancia similar a la que disponían de colchón los bloques con esa cifra de puntos a mitad de curso en otros cursos.

En la campaña pasada, por ejemplo, el Sporting B era duodécimo y el Las Palmas B era décimo tercero con 24 puntos. El PCF contaba con 28 puntos y estaba en el sexto puesto. El primer cuadro en descenso directo disponía de 20.

Generalmente, 24 puntos a mitad de curso han sido sinónimo de media tabla, pero siempre más cerca de abajo que de arriba. No se puede obviar que el Pontevedra, aún en el viejo sistema, tendría realmente difícil pelear por los cuatro primeros puestos.

En la campaña 2018-19, el Pontevedra marcaba la zona de play-off con 32 puntos. El décimo séptimo tenía 20.

En el curso anterior, el PCF ocupaba plaza de play-out, mientras que el descenso se situaba en 17 puntos. Los 24 permitían al Unión Adarve ser undécimo.

En la 2016-17 ningún equipo había sumado 24 puntos en 19 jornadas. Con 23, el Racing de Ferrol era décimo y con 25, el Coruxo, noveno.

En los dos ejercicios precedentes, los 24 fueron sinónimo de décima tercera posición para el Cacereño en la 2015-16 y para el Langreo en la 2014-15, en la que el bloque preparado por Luisito militaba en Tercera y luchaba por ascender. El décimo séptimo clasificado de aquellas dos campañas cerró la primera vuelta con 18 y 17 puntos, respectivamente.

En la temporada 2013-14, se registraba un triple empate del undécimo al décimo tercero en el campeonato de invierno (Cultural Leonesa, Logroñés y Celta B). La permanencia estaba algo más cara (con 20 puntos, los equipos acababan en zona de descenso la décima novena jornada).

En el ejercicio precedente, el 2011-12, el primero de la serie de cuatro que vivió el PCF en Tercera tras su descenso, el Sporting B era noveno con 24 puntos, con siete de margen con respecto al play-out y siete con respecto al descenso, aunque siempre lejos de la zona de play-off.

Y el curso de la caída al precipicio, el Pontevedra era décimo sexto a mitad de curso, con 20 puntos, igualado con el décimo séptimo clasificado. Con 24 puntos el Montañeros estaba relativamente cómodo en el undécimo puesto.

DESCENSOS. De todos los onces que tenían 24 puntos a la clausura del campeonato de invierno, tres descendieron a Tercera División de forma directa: el Langreo en la 2014-15 y el Logroñés y el Celta B en la 2013-14. Por su parte, el Cacereño disputó la promoción por la permanencia en la 2015-16 después de alcanzar esa suma en el intermedio de la Liga. También hubo quien disputó el play-off con una primera vuelta de ese nivel: el Caudal de la 2012-13.

Esa posibilidad ha sido arrebatada al Pontevedra, que además de haber sufrido la pérdida de derecho deportivo debido a la creación de la Primera RFEF, en la que no estará, ahora estará obligado a batallar por eludir las plazas del tercero al octavo de su grupo para no complicarse la permanencia en la Segunda RFEF.

Los 24 puntos más dolorosos
Comentarios
ç