29-35. La falta de rotación castiga al Cisne

El conjunto blanco plantó cara a un potente Granollers, pero la falta de recambios en un partido muy eléctrico le acabó condenando
Ocaña preparando el lanzamiento en el duelo de ayer ante el Granollers. DAVID FREIRE
photo_camera Ocaña preparando el lanzamiento en el duelo de ayer ante el Granollers. DAVID FREIRE

No fue capaz el Cisne Balonmano de continuar con su racha de victorias en casa y cedió sus primeros dos puntos como local ante un potente Granollers, que planteó un encuentro con transiciones muy rápidas y en el cual el conjunto blanco fue capaz de mantener el tipo y plantar cara hasta que las fuerzas dijeron basta. Un hecho que se basó en la cantidad de bajas con las que contaba Javier Márquez y que le hizo llegar a este encuentro sin rotación.

Sin embargo mostraron una buena imagen los blancos que por momentos llegaron a poner contra las cuerdas a los catalanes, apoyados en una portería muy bien defendida por Kilian Ramírez y en el empuje de los más jóvenes. La parte positiva llegó con el debut del pivote juvenil Manu Lorenzo y con los primeros minutos de Furtado con el Cisne, siendo este el encargado de lanzar los penaltis en el segundo periodo.

Inicio el encuentro con un gol para cada lado y una primera intervención de ambos guardametas. Carlos Álvarez, con una precisa vaselina, volvió a poner al Cisne por delante en la que sería su última ventaja en el luminoso de la tarde. Con el empate a tres en el marcador, el Granollers se aprovechó de las pérdidas de balón blancas -tuvieron ocho durante la primera mitad- y de los lanzamientos de Pombo y Mateo al palo para coger su primera ventaja de tres tantos (3-6, m. 8).

Sin embargo el Cisne se apoyó en las paradas de Kilian Ramírez bajo palos de que las conexiones que lograba hacer con un Franceschetti al que tuvieron muy vigilado durante todo el encuentro, para recortar las distancias y colocarse a uno.

Esa fue la tónica dominante de la primera mitad en la que el conjunto catalán lograba por momentos escaparse en el marcador, pero el Cisne, cuando conseguía conectar y finalizar jugada, no le dejaba irse y terminaba por recortar las distancias. Sin embargo las pérdidas de balón impidieron a los blancos llegar al descanso con un resultado más ajustado y un siete metros transformado por Pol Valera a tiempo parado, le dio al Granollers una ventaja de tres tantos al descanso (14-17).

CERCA DE LA ÉPICA. Tras el paso por vestuarios Yusuf asestó dos golpes para ampliar la ventaja de los catalanes. Pese a que el Cisne era capaz de seguir haciendo daño en área contraria, las rápidas jugadas de ataque del Granollers no permitían que los locales recortasen distancias.

Pasados los diez minutos de la segunda mitad Márquez detuvo el crono cuando parecía que los visitantes tenía ya la victoria en su bolsillo (19-25, m.42). Sin embargo tras ese receso el Cisne corrigió errores atrás, aumentó su intensidad defensiva y metió el miedo en el cuerpo al conjunto de Antonio Rama.

Furtado hizo su primera aparición como blanco para lanzar un siete metros, Kilian recuperó su buen versión de la primera mitad, en ataque Franceschetti encontró los huecos entre la defensa catalana y el Cisne se volvió a colocar a tres goles (24-27, m.48) obligando a Antonio Rama a detener el crono.

Sin embargo a la vuelta Kilian detuvo el ataque del Granollers y Furtado volvió a marcar desde los siete metros para poner el 25- 27. Salinas devolvió la ventaja a los tres tantos y el Cisne pecó con una nueva pérdida de balón y con un ataque que Pombo estrelló en Rangel Luan perdiendo dos nuevas ocasiones para continuar con la remontada.

Pero las fuerzas comenzaron a flaquear y el Granollers continuaba sin fallar en sus acciones de ataque consiguiendo que el marcador continuase de su lado. La poca rotación con la que contaba Javier Márquez se le hizo más cuesta arriba cuando Franceschetti recibió un golpe en el lumbar que le hizo abandonar la pista con serios gestos de dolor, pese a que las primeras exploraciones dicen que solamente es un golpe. El técnico hizo debutar al pivote juvenil Manu Lorenzo para suplir al italoargentino y este gozó de su primera ocasión, la cual fue rechazada por el guardameta visitante.

El Cisne cambió a la defensa 5:1 con Mateo en el avanzado para afrontar los últimos minutos del encuentro, pero la intensidad del partido ya pesaba sobre los blancos que, con Mateo Arias y Carlos Álvarez como protagonistas, consiguieron dos goles que le permitieron maquillar el resultado.

Finalmente el Granollers se llevó el triunfo y el Cisne rompió su racha en casa.

Comentarios