0-3. El Marín Futsal se cita con el Poio en la final de la Copa Galicia tras vencer al Castro

Un doblete de Carolina Bravo y un gol de Débora Lavrador concede al equipo de Ramiro Díaz la clasificación por segundo año consecutivo al partido decisivo de la competición
Un partido del Marín Fustal de esta temporada. GONZALO GARCÍA
photo_camera Un partido del Marín Fustal de esta temporada. GONZALO GARCÍA

El Marín Futsal disputará por segundo año consecutivo la final de la Copa Xunta de Galicia ante el Poio Pescamar después de ganar este miércoles como visitante por 0-3 ante el Castro FSF en un encuentro en el que el cuadro marinense fue el justo vencedor.

Los dos conjuntos salieron con ánimo y conscientes de que estaban una excelente oportunidad para llegar a la final en la lucha por un título. Fueron las jugadoras de Ramiro Díaz las que tomaron ventaja en el marcador gracias a un tanto de Carolina Bravo, que acertó en un remate para poner por delante a su equipo.

El Castro no se vino abajo y buscó el tanto del empate, contando con varias ocasiones de gol, pero las marinenses consiguieron aguantar la ventaja hasta el descanso.

La segunda mitad mantuvo un mismo guión, con las locales buscando llevar el peligro a la meta de Patri Arruti y las pontevedresas creando ocasiones para aumentar la renta.

Sin embargo, el alivio para el equipo de Ramiro Díaz no llegó hasta los minutos finales, cuando, ya con el Castro con portera-jugadora, nuevamente Carolina Bravo anotaba el 0-2 en el marcador. La sentencia definitiva llegó apenas dos minutos después por mediación de Débora Lavrador.

FICHA TÉCNICA
0 - FSF Castro Cando: Lucía, Anita Ontiveros, Jenni, Luisa Mayara, Tete –quinteto inicial– , Antía, Vero, Ra, Patri y Dani Sousa.

3 - Marín FS: Patri Arruti, Carolina, Débora, Jessica, Giselli –quinteto inicial–, Pedreira, Adriana, Ana Pinto, Inés, Giba y Cunha.

Goles: 0-1, m.2: Carolina Bravo. 0-2, m.35: Carolina Bravo. 0-3, m.37: Débora.

Árbitros: González Díaz y Labra Fernández. Mostraron tarjeta amarilla a Anita Ontiveros, Ra y Adriana.

Comentarios