32-20. El Cisne dice adiós al ascenso

Excesivo castigo para un conjunto pontevedrés que nunca disfrutó de opciones de superar a un potente y entonado equipo anfitrión, San Pablo Burgos
Un jugador del Burgos lanza ante la oposición de Conde. DP
photo_camera Un jugador del Burgos lanza ante la oposición de Conde. DP

El Club Cisne Colegios Los Sauces no jugará la próxima temporada en la Liga Plenitude Asobal. El sueño del cuadro lerezano finalizó, pese al gran final de una temporada marcada por los infortunios, tras caer eliminado en las semifinales de la fase de ascenso por el UBU San Pablo Burgos en un partido en el que los pupilos de Jabato siempre estuvieron a remolque y no encontraron la manera de superar al anfitrión, que se exhibió en los últimos minutos.

Le costó al equipo pontevedrés estrenar el marcador. No fue hasta pasado el minuto tres cuando Rodrigues logró batir por primera vez la portería muy bien defendida por un viejo conocido a orillas del Lérez, el veterano Lloria.

Antes, Jaime González y Linhares habían anotado los dos primeros goles para su equipo. Un excisneísta, Álex Chan, cogió la riendas del partido y estiró la diferencia con dos goles consecutivos (5-2).

El internacional estadounidense movía bien a su equipo en ataque y, como suele ser habitual en él, asumía la responsabilidad anotadora cuando sus compañeros se atascaban en el lanzamiento. Su cuarto gol puso el 6-4 en el marcador, aunque fue rápidamente contestado por Mateo Arias (6-5).

A partir de este momento, la defensa local se hizo más intensa y Lloria cerró muy bien su portería, posibilitando un parcial de 3-0 gracias a los goles de Ernesto López, Martins y Espinosa, que obligaron a Jabato a entregar la tarjeta verde en la mesa de anotadores (9-5).

Antes, con 8-5 en el marcador, Calvo había sido expulsado con tarjeta roja directa tras un fuerte golpe a un rival en defensa. Una complicación más para el Cisne, que perdía a uno de sus puntales defensivos, lo que se notó mucho a la largo del encuentro.

Además, le costaba un mundo al conjunto pontevedrés marcar goles. Con solamente cinco tantos logrados en más de quince minutos se antojaba impensable poder superar a un equipo como el UBU San Pablo Burgos. Necesitaba más potencial ofensivo y Gualther Furtado ingresó en la cancha buscando la eficacia de su brazo derecho.

La diferencia se amplió hasta los cinco goles tras un tanto de Pablo Gómez (10-5) y esa diferencia se mantuvo durante varios minutos, sin que el conjunto cisneista fuera capaz de rebajarla (13-8). Con 13-9 en el marcador, el técnico vigués Roi Sánchez solicitó tiempo muerto, seguramente para dar un respiro a sus jugadores, que se estaban esforzando al máximo en cada acción.

No le salió bien la estrategia al entrenador local, ya que en los siguientes minutos el marcador se comprimió hasta el 13-11, tras dos dianas de potencia de Gualther Furtado.

Un penalti convertido por Álex Chan llevó el partido al descanso con 14-11, tras parar Lloria el último lanzamiento de Mateo Arias.

Necesitaba algo más el Cisne si quería estar en la final por el ascenso, que se jugará este domingo por la mañana, pero el comienzo de la segunda parte fue la tumba para el equipo pontevedrés.

Un parcial de 6-1 en poco más de cinco minutos dejó el partido casi sentenciado (20-12). El tiempo muerto solicitado por Jabato logró frenar la sangría. Ordenó defensa 5:1, Mateo Arias como avanzado, que se convertía por momentos en defensa 3:3, buscando obstaculizar lo máximo posible la circulación de balón del equipo burgalés.

Lo consiguió en los siguientes minutos, lo que, ayudado por el acierto en el lanzamiento de Gualther Furtado volvió a dar esperanzas de remontada después de tres goles consecutivos del jugador caboverdiano (21-16).

La descalificación de Leonel había sembrado algunas dudas en la defensa local (22-18). Había rebajado el Cisne la diferencia a la mitad y quedaba todavía mucho partido por delante, pero rápidamente el equipo anfitrión se recompuso. Y lo hizo desde la portería, con un paradón de Lloria a lanzamiento de Mateo Arias.

En siete minutos la escuadra de Jabato recibió un parcial de 6-0 que rompió definitivamente la moral del equipo lerezano (28-18). El UBU estaba completamente lanzado. Le salía todo al equipo dirigido por Roi Sánchez, todo lo contrario que al Cisne. En trece minutos únicamente fue capaz de conseguir un gol, por nueve de su rival (31-19).

Los últimos minutos del encuentro sirvieron para que el banquillo local pusiera en cancha a los jugadores menos habituales, buscando dar descanso a los elementos más castigados físicamente de cara a la finalísima del playoff.

Al final, excesivo castigo para un Cisne que nunca disfrutó de opciones de superar a su rival, pero que luchó al máximo en un día en el que no encontró su mejor nivel (32-20).

Comentarios