Jabato: "Hemos estado muy bien, pero no ha sido fácil"

33-26. El Cisne saca músculo en casa

El conjunto dirigido por Jabato derrotó al Handbol Bordils mostrando un gran juego ► El lanzamiento exterior salió a relucir gracias a Chapela y Gayoso y Galán cerró la portería
Pablo Gayoso (derecha), lanzando a portería
photo_camera Pablo Gayoso (derecha), lanzando a portería

Victorias como las de este sábado son las que hacen afición y suben la moral de un equipo antes de una semana tan dura como la que se avecina para la familia del Club Cisne. En la tarde del sábado el pabellón del CGTD vivió una demostración de madurez del conjunto pontevedrés ante el Handbol Bordils, a priori uno de los rivales directos del Cisne en la lucha por eludir el descenso a final de temporada, a priori. 

Y es que el conjunto dirigido por Jabato, a pesar de presentar algunos altibajos debido principalmente a las constantes rotaciones, demostró que está perfectamente consolidado en la categoría y que puede complicarle la vida a cualquier equipo, siempre y cuando los jugadores mantengan la concentración al máximo durante los 60 minutos. 

El Cisne se lució desde más allá de 9 metros gracias a Chapela y Gayoso

El Cisne dominó el encuentro de principio a fin, tanto en el juego como en el marcador. Comenzó el encuentro con ciertas dudas en ataque posicional, pero surgieron las figuras de David Chapela y Pablo Gayoso para fusilar la portería del Bordils desde más allá de nueve metros, ese deseado lanzamiento exterior que tanto acusó el pasado año el conjunto blanco, se ha solventado con creces esta temporada con la llegada de estos dos cañoneros. Entre ellos ayudaron al equipo a tomar la primera ventaja en el luminoso en el minuto 20 (10-7), apoyados también en una buena defensa 6-0 en posicional y una gran actuación de Pablo Galán bajo palos. 

El Cisne continuó mostrando un juego fluido en ataque y solidez en defensa, pero en el último tramo del primer acto Jabato decidió hacer rotaciones en prácticamente todo su seis inicial, y la intensidad bajó un ápice, lo que aprovechó el Bordils, un equipo muy ordenado e insistente, para recortar distancias hasta irse al descanso perdiendo de un solo tanto, a pesar de la gran diferencia de juego existente sobre la pista. 

La profundidad de banquillo del Cisne hizo que los goles se repartieran entre 11 jugadores

INTENSIDAD. Con el inicio de la segunda mitad el Cisne salió muy metido en el partido, mostrando una confianza plena en su juego y de nuevo apoyado en los instantes iniciales en los brazos de David Chapela y Pablo Gayoso. Además, Guille Rial comenzó a entonarse y a tomar más la iniciativa desde el centro, creando una y otra vez espacios en la defensa del conjunto catalán, que veía como el partido se le escapaba a cada minuto que pasaba. 

No sirvió de mucho el tiempo muerto pedido por el entrenador visitante poco después de iniciarse la segunda parte, ya que su equipo, mermado seriamente por las bajas y con una plantilla bastante corta, vio como el Cisne se adueñó por completo del encuentro jaleado por su afición. Con un claro 27-22 en el electrónico a falta de 10 minutos para el final, Jabato volvió a hacer un cambio radical en el seis inicial, pero esta vez las rotaciones funcionaron bastante mejor que en el primer acto. La ambición y las ganas de ganar de todos y cada uno de los jugadores blancos se vio a la perfección en cada balón suelto, en cada acción ofensiva, y el Bordils claudicó el partido con honor. Al final, los aficionados rindieron una sentida ovación a un equipo que apenas tendrá tiempo para saborear la victoria, ya que el martes afrontan la segunda ronda de la Copa del Rey recibiendo en el pabellón del CGTD al Cuenca Ciudad Encantada.

Más en Deporte Local Pontevedra
Comentarios