lunes. 19.08.2019 |
El tiempo
lunes. 19.08.2019
El tiempo

350 palistas lucharán por el corazón de la Princesa de Asturias

Un momento de la presentación. EMILIO MOLDES
Un momento de la presentación. EMILIO MOLDES
El Piragüismo Vilaboa, el Naval de pontevedra y el CPCP de Portonovo, favoritos al título

Trescientos cincuenta deportistas lucharán por conquistar el triunfo en la regata Princesa de Asturias de piragüismo que se disputará el próximo jueves en aguas de la ría de Pontevedra.

La prueba, que alcanza su XLII edición, fue presentada este lunes en el Náutico de Portonovo, con la presencia del concelleiro de Deportes de Pontevedra, Agustín Fernández; su homónimo de Sanxenxo, Daniel Arosa; el presidente del Club Piragüismo Cofradía de Pescadores de Portonovo, Alberto Rodríguez, y el presidente de la Federación Galega de Piragüismo, José Alfredo Bea.

El Naval de Pontevedra, el Club de Piragüismo Cofradía de Pescadores de Portonovo y el Club de Piragüismo Vilaboa parten como favoritos a hacerse con el triunfo final en la prueba reina, el K-4 masculino, que partirá desde la playa de Baltar a las 11.30 horas de la mañana. Se estima que las primeras embarcaciones alcanzarán el Ponte dos Tirantes, donde se situará la llegada, en torno a las 12.30 del mediodía.

El punto de la llegada será, precisamente, una de las principales novedades de esta edición. Las obras en el Ponte do Burgo han llevado a la organización a trasladar la línea de meta río arriba.

En total, los K-4 masculinos y femeninos de categoría sénior, júnior y veterano y los C-4 masculinos absolutos deberán recorrer 19 kilómetros que separan Portonovo de Pontevedra por mar y río. Por su parte, los K-2 y C-2 de categorías júnior y cadete, tanto masculino como femenino, tendrán un recorrido más reducido, ya que comenzarán en la praia de As Canteiras de Combarro. Deberán palear durante ocho kilómetros, aproximadamente, antes de alcanzar la meta, en el mismo escenario que la prueba oficial.

Cuarenta y cinco embarcaciones de K-4 y C-4 tomarán la salida, mientras que unas 85 participarán en el resto de categorías.

El recorrido constará de un porteo en la playa de Silgar de Sanxenxo, con el objetivo de acercar el esfuerzo de los deportistas al público que se encuentre en los arenales y que así pueda disfrutar de uno de los momentos más espectaculares de esta disciplina.

Además del porteo, las embarcaciones deberán realizar el paso obligatorio por varias boyas: una situada en la Praia das Canteiras de Combarro, otra en la escollera situada en Praceres y una última, ya en territorio urbano de Pontevedra, en el Club Naval de la ciudad del Lérez.

Los ganadores serán galardonados con el trofeo de la prueba, que en los últimos años ha recuperado su formato original y cuenta con la presencia de embarcaciones portuguesas, aunque los principales favoritos para lograr el éxito son los clubes gallegos.

El Naval de Pontevedra y el Ciudad de Pontevedra se hallan a las puertas de conseguir en propiedad el trofeo: para hacerlo, es necesario encadenar tres triunfos consecutivos o sumar cinco en total.

En la presentación, el concelleiro de Deportes de Sanxenxo, Daniel Arosa, quiso poner en valor los deportes náuticos en las Rías Baixas. Por su parte, Agustín Fernández destacó el incremento de oferta de plazas de piragüismo que realizarán las Escolas Deportivas de Pontevedra. El presidente federativo José Alfredo Bea recordó que el 42 por ciento de los deportistas de élite de la provincia son piragüistas.

350 palistas lucharán por el corazón de la Princesa de Asturias
Comentarios