jueves. 20.01.2022 |
El tiempo
jueves. 20.01.2022
El tiempo

4-1. El Pontevedra borda una remontada en el inicio de año

Brais Abelenda (izquierda), con dos goles y una asistencia, clave en la remontada granate. RAFA FARIÑA
Brais Abelenda (izquierda), con dos goles y una asistencia, clave en la remontada granate. RAFA FARIÑA

El conjunto granate arrancó el 2022 goleando para lograr su sexto triunfo seguido

El Pontevedra CF comenzó el año 2022 igual que acabó el 2021: imparable. El conjunto granate logró su sexto triunfo consecutivo pese a arrancar el choque ante el Palencia Cristo Atlético por detrás en el marcador. El equipo pontevedrés, muy superior a partir del cuarto de hora, fue capaz de igualar el electrónico antes del descanso y darle la vuelta al marcador a la hora de juego para acabar sentenciando al poco del final en una actuación coral de notable alto en la que sobresalió Abelenda con dos goles y una asistencia.

Se encontró el Pontevedra ante un partido diferente al habitual en Pasarón. Como había pronosticado Ángel Rodríguez en la previa, el Palencia salió sin complejo alguno al delicado césped de la parroquia de O Burgo. El equipo rival no se dedicó a plantarse atrás y dejar pasar el tiempo, sino que quiso robarle el balón al PCF y hacerle daño a través de él. Y a buena fe que lo pudo conseguir en los instantes iniciales. Salió mejor la escuadra castellana y tras un par de buenos balones filtrados anulados por fuera de juego, tuvo que aparecer Cortés. El meta, titular por la inactividad de Cacharrón en estos últimos días –no pudo trabajar con el grupo al ser contacto estrecho de una persona positivo en covid–, se agigantó para tapar hueco a Rafa, que cazó un mal control de Soto tras un peligroso centro desde la derecha.

Tras un inicio tibio, el equipo granate terminó de tomarle el pulso al encuentro y empezó a meter atrás a su rival

Estaba incómodo el Pontevedra, que no encontraba la forma de monopolizar el balón como acostumbra. Pero fue cuestión de tiempo. Tras un cabezazo de Abelenda en posición franca que se fue alto y otro chut de Rubio a las manos de Guille, la escuadra locataria terminó de tomarle el pulso al encuentro. Empezó a meter atrás a su rival a base de llegadas en oleadas y frenó las asociaciones interiores controlando los apoyos de los puntas y extremos rivales. Sin salida para respirar y con un Pontevedra cada vez más desatado, el Palencia se amparaba bajo el paraguas esperando a que el chaparrón escampase. Y sin embargo, desde esa actitud, encontró un premio mayúsculo. Soto cometió una falta en el centro del campo que el Cristo colgó. Tras un despeje, la pelota le cayó en la frontal a Álvaro, que se inventó un soberbio disparo con la diestra para alejar la pelota de Cortés lo suficiente para que esta besase igualmente las redes.

Le tocaba remar al PCF a falta de 17 minutos para el descanso. Y lo cierto es que no le perdió la cara al encuentro. Así, Araújo dio continuidad al protagonismo de los laterales. Si justo antes del 0-1 Seoane había sellado el balón contra la cruceta, unos minutos después fue el vigués quien se llenó de pelota y chutó a las nubes en posición de gol. El Pontevedra había vuelto y lo certificó en otro ataque veloz. Charles percutió por la derecha, centró para Yelko y este cedió a Abelenda para que definiese a placer. Era el 1-1. Quedaban nueve minutos y ahí pudo llegar ya la remontada granate, pero Guille se inventó un paradón a cabezazo de Abelenda.

Charles redondeó la cuenta con el último gol del partido, pocos minutos después de quedarse sin lanzar el penalti que él mismo había provocado

Debía mantener el Pontevedra esa inercia en el segundo acto y lo logró. Una gran combinación por la derecha acabó en el lado contrario, con Álex rematando a placer pero estampándola contra un defensa. Luego Rubio hizo volar a Guille a la escuadra, antes de que por fin cayese el 2-1. Fue tras otra incorporación del notable Araújo, que pisó línea de fondo y encontró a Abelenda libre. El coruñés entró en el área y se sacó un centro-chut que, a la segunda, cayó a los pies de Alberto Rubio para culminar la remontada.

Quedaba media hora y el Pontevedra guardó su ambición en pos de aguantar el resultado. Se acercó al empate el Palencia con un cabezazo de Adri, pero fue su única llegada clara dentro de un tercio final del encuentro que el Pontevedra también dominó incluso sin necesidad de tener tanto balón. Pudo marcar su cabezazo periódico Charles tras un centro de un Seoane soberbio, pero el testarazo se fue rozando la madera. Parecía que el PCF acabaría sufriendo, pero en una contra Abelenda encontró el movimiento de Charles, que se le desdobló. Obispo llegó tarde y cometió penalti que el propio Abelenda transformó para sentenciar, con Charles convaleciente fuera del campo por un golpe que se quedó en nada.

Con 3-1 y a falta de todavía diez minutos, el Pontevedra se sabía vencedor de un choque que dominó prácticamente de cabo a rabo y Rodríguez apostó por guardar a Churre y Yelko Pino, apercibidos de sanción, para el duelo de dentro de 15 días en Santiago. El trabajo estaba hecho, y con muy buena nota, y fue redondeado por Charles con el cuarto tanto en el tiempo añadido al culminar una asistencia de Abelenda a la contra.

4-1. El Pontevedra borda una remontada en el inicio de año
Comentarios