"Me siento vivo de nuevo"

Aarón González cierra "la mejor temporada" de su trayectoria deportiva tras proclamarse Campeón de España en Palencia
Aarón González, tras proclamarse Campeón de España de Boxeo Élite 2021. DP
photo_camera Aarón González, tras proclamarse Campeón de España de Boxeo Élite 2021. DP

Aarón González nunca ha sido de medias tintas, así que este año decidió que, a pesar de la pandemia, era el momento de alzarse otra vez como Campeón de España de Boxeo Élite, después de conquistar este título por última vez en 2017. "Vengo de tres años de sequía, de perder combates y de no poder entrenar al mismo ritmo por motivos laborales", confiesa, "porque sí, ya llegué, fui campeón, ¿y ahora qué? Es muy difícil mantener ese nivel". Pero el trabajo y el esfuerzo tuvieron su recompensa para el de Marín: "Conseguimos reafirmarnos y no fue suerte, fue trabajo y que tenemos la calidad para seguir ahí adelante".

Este año los rivales no se lo pusieron nada fácil al boxeador. "Había un nivel tremendo, porque llegó gente en muy buen estado de forma, algo que también es de agradecer", comenta Aarón. "Estoy orgulloso de haber hecho cuatro combates muy buenos", reconoce, y confiesa que tiene "ganas de llorar con toda la emoción. Fue impresionante el poder sentirme vivo de nuevo, el sentirse deportista y valorado".

"Conseguimos reafirmarnos y no fue suerte, fue trabajo y que tenemos la calidad para seguir ahí"

EL COMBATE. A pesar de haberse proclamado vencedor, Aarón cayó en su última pelea ante Elías Sebastián, pero la norma sobre extranjería dio el Cinturón como español mejor clasificado del Campeonato al púgil gallego. "No tenía muy en cuenta la regla sobre los extranjeros porque no me la esperaba", reconoce, "pero es una más, como el fuera de juego en el fútbol, hay que acogerse a ella y si él no puede ser el campeón, entonces lo seré yo", sentencia.

Aarón reconoce que fue "un combate intenso, igualado, que podía haber caído del lado de cualquiera" si no fuera porque el boxeador de Marín sufrió el desgaste de la temporada. "Me sentí bien, pero el rival era muy bueno, y en ese último combate pagué un poco la ansiedad", explica, "le intenté mantener el ritmo y me comí un par de manos tontas que decantaron el combate para el lado de él".

Para perfeccionar su técnica, Aarón combinó distintos entrenamientos. "Entrené con La Sombra y con Manuel Giménez en La Vieja Escuela, en Vigo", comenta

LA PREPARACIÓN. Los meses previos al Campeonato de España fueron una montaña rusa para Aarón González. "Cuando se empezó a competir de nuevo, en diciembre, cogí el coronavirus", cuenta, "después me cuadró el comienzo de año, que siempre es duro por el tema de bajar de peso". Por suerte el boxeador no tuvo secuelas y rápidamente volvió a subirse al cuadrilátero. "El Concello de Marín nos permitió entrenar a puerta cerrada a mi entrenador Alberto y a mí", explica.

Para perfeccionar su técnica, Aarón combinó distintos entrenamientos. "Entrené con La Sombra y con Manuel Giménez en La Vieja Escuela, en Vigo", comenta, "conseguí mantener el ritmo, y con el sparring logré un buen nivel que me permitió pasar el corte de clasificación en Galicia".

Además, el púgil de Marín intensificó su preparación física y adaptó su nutrición de la mano de expertos como Lucía, miembro del club de boxeo Turbo Box de Ourense. Un sacrificio que, sin duda, ha dado sus frutos en la temporada de Aarón González.

Comentarios