martes. 15.06.2021 |
El tiempo
martes. 15.06.2021
El tiempo

Adiós al extremo perfecto

Yuri Gavrilov lanza a portería en la liga 93-94. ARCHIVO
Yuri Gavrilov lanza a portería en la liga 93-94. ARCHIVO
La Sociedad Deportiva Teucro llora la muerte de su exjugador Yuri Gavrilov, que en Barcelona 92 se colgó el oro con el Equipo Unificado

El primer campeón olímpico que vistió la camiseta del Teucro, Yuri Gavrilov falleció el pasado 5 de mayo en Luxemburgo donde residía desde hace años. El cuerpo del jugador apareció sin vida en la bañera de su casa y hasta este miércoles por la mañana no había trascendido la noticia de una muerte de la que se desconocen las causas.

El jugador recaló en el Teucro en el verano del 92 después de proclamarse campeón olímpico con el Equipo Unificado en los Juegos de Barcelona.

En el Teucro militó durante dos temporadas en las que compartió trío de extranjeros con Zoran Mikulic y Ferenc Fuzesic, primero y posteriormente con Fuzesic y Velo Rajic.

El ucraniano fue uno de los jugadores imprescindibles dentro del Equipo Unificado que alcanzó la medalla de oro en los Juegos de Barcelona tras ganar por 22-20 a la selección de Suecia. Ante la descomposición de la Unión Soviética, el Comité Olímpico Internacional auspició la denominación de Equipo Unificado que integraba a deportistas de de doce de las quince ex repúblicas soviéticas

El extremo disputó esos Juegos Olímpicos ya con un acuerdo con la Sociedad Deportiva Teucro ,cuya junta directiva, presidida por Javier Varela, lo fichó para reforzar a una plantilla que acababa de firmar la mejor temporada de su historia al alcanzar la sexta posición. De cara a esa campaña Asobal permitió tres foráneos por lo que Gavrilov reforzó la dupla formada por el yugoslavo Zoran Mikulic y el húngaro, fallecido hace un año, Ferenc Fuzesic.

Gavrilov fue un fijo de los planes de Fran Teixeira, el entrenador teucrista, en un equipo que alcanzó como mayor logro la disputa de las semifinales de la Copa del Rey ante el Fútbol Club Barcelona después de eliminar en semifinales al Arcos de Valladolid, que en la ronda previa (la primera y única vez que se jugó en una fase final del torneo del KO) superó al Cadgua Gáldar entrenado por el actual seleccionador español.

En las dos temporadas en las que vistió la elástica azul el Cajapontevera teucro luchó por evitar el descenso, aunque en el ejercicio 93-94 se quedó a las puertas de disputar la fase por el título.

Jugadores que coincidieron con él en el Teucro este miércoles destacaron su calidad humana y su humildad, a pesar de que llegó al club tras colgarse el oro olímpico. Esas mismas fuentes reconocieron que cuando se personó por primera vez en la sede que la SD tenía en la calle Alfonso XIII, lo hizo con el oro olímpico colgado del cuelo.

Después de su segundo ejercicio el club, a instancias del que era el entrenador, Fran Teixeira, se optó por no renovarlo ya que la intención era reforzar la portería con un extranjero (inicialmente era el sueco Mats Olsson aunque posteriormente fue el serbio Dejan Peric) y el fichaje de un primera línea balcánico. El elegido fue el central Setfanovic. El trío de foráneos lo completó Velo Rajic.

El extremo dejó en Pontevedra un excepcional recuerdo por su carácter y por su implicación a la hora de aconsejar a los jóvenes, no en vano en aquella época era habitual verlo al final de los entrenamientos enseñando técnica a los canteranos.

Retirado de las canchas de juego el exsoviético, que optó por la nacionalidad ucraniana, se asentó en Luxemburgo, donde falleció el pasado 5 de mayo.

A través de un comunicado la junta gestora del Teucro mostró su pesar por la triste noticia.

Adiós al extremo perfecto
Comentarios
ç