jueves. 16.07.2020 |
El tiempo
jueves. 16.07.2020
El tiempo

Lydia Pérez y Pablo García, del 'adiós' al 'quizá' en horas

Lydia Pérez (arriba), durante un combate. FEDERACIÓN GALEGA DE LOITAS
Lydia Pérez (arriba), durante un combate. FEDERACIÓN GALEGA DE LOITAS
Durante la mañana del viernes, los deportistas recibieron la notificación de que se cancelaba el Preolímpico. Por la tarde, la Federación informó de que había sido un "error"

De la frustración absoluta por verse sin Juegos Olímpicos a recobrar nuevamente la ilusión por tener una última oportunidad para acudir a Tokyo 2021. Así fue el día de Lydia Pérez y Pablo García, los luchadores pontevedreses que tenían como próximo objetivo pelear por la clasificación para la cita olímpica.

La jornada de este viernes supuso un carrusel de emociones para los deportistas del Club de Loita Pontevedra y, en general, para toda la lucha autonómica y española. En un correo remitido por la Federación Internacional de Lucha (United World Wrestling), las instituciones reguladoras de la disciplina a nivel estatal recibieron a última hora del lunes la notificación de los cambios previstos de cara a los próximos meses en cuanto a las competiciones. Dentro de esas modificaciones se encontraba una trascendental: la suspensión de los torneos Preolímpicos.

De este modo, alegando el benficio de recortar el calendario competitivo para reducir la movilidad internacional y evitar contagios entre deportistas, la UWW se inventaba un nuevo formato de clasificación para el evento deportivo más importante: un ranking según los resultados obtenidos por los luchadores en el Mundial de Kazajistán, el Europeo de Bucarest y las Series Europeas de Roma (el único de los tres torneos que se celebró en el 2020).

Esta nueva fórmula dejaba a Lydia Pérez y a Pablo García sin opción alguna de clasificarse para los Juegos, ya que ambos tenían en mente el Preolímpico como fórmula para ganarse el billete a Japón. "Yo no fui a ninguno de estos tres eventos. De haberlo sabido, al menos habría estado en Roma, porque decidí ir a otro torneo en su lugar", explicaba Pablo García este viernes antes de conocer el último giro de la United World Wrestling, que le volvía a dar tanto a él como a Pérez la oportunidad por medio de un Preolímpico que, finalmente, no era cancelado.

"Será difícil pero al menos tenemos la opción"

"Nos acaban de avisar de la Federación Galega diciendo que el correo de la Federación Internacional había sido un error", informaba Lydia con tono aliviado, apenas minutos después de reconocer a este periódico la "frustración" que tenía por sentirse privada de la su único pasaporte a los Juegos. "Era mi gran objetivo", señalaba la luchadora, que sí acudió a los tres eventos con los que se iba a configurar el ranking para los JJOO, pero sin lograr los resultados adecuados para pasar el corte y clasificarse para los Juegos.

¿ERROR? Tras conocer la novedad que le volvía a otorgar la posibilidad de estar en Tokyo, García apuntaba hacia una posibilidad muy probable: que el denominado como "error" fuese en realidad una marcha atrás de la organización internacional ante las posibles protestas de muchos países que se quedaban sin oportunidad para lograr una plaza olímpica.

Ahora, tanto Pérez como García vuelven a tener en el horizonte el Preolímpico, que se iba a celebrar este año en Hungría (en ámbito europeo) y Bulgaria (a nivel mundial) entre marzo y mayo. Está por ver si se mantienen las mismas fechas de cara al 2021, pero lo que es evidente es que, salvo una cancelación definitiva, la lucha española tendrá la oportunidad de luchar por una plaza en los Juegos Olímpicos. "Es mi gran objetivo", apunta Pérez. "Será difícil, pero al menos tenemos la opción", avisa García.

Lydia Pérez y Pablo García, del 'adiós' al 'quizá' en horas
Comentarios