viernes. 25.09.2020 |
El tiempo
viernes. 25.09.2020
El tiempo

Adrián Cruz: "Tengo clavada la espina del Pontevedra"

Adrián Cruz, este martes en Pasarón durante su presentación. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Adrián Cruz, este martes en Pasarón durante su presentación. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Adrián Cruz fue presentado ayer como nuevo jugador granate

"Cuando me fui, lo hice con una espina clavada que no me he sacado en todos estos años. Sé que me queda algo por darle a este club, que fue el que me dio la oportunidad de ser futbolista profesional. Me dio el empujón. Sin el Pontevedra, igual no habría llegado". Son las palabras de Adrián Cruz, que cuatro días después de confirmarse su regreso al club de su vida, volvió a enfundarse la camiseta granate en el césped de Pasarón.

El moañés, de 32 años, sabía que el momento de quitarse esa "espina" podía ser ahora o nunca. "Estoy en una etapa de mi carrera en la que me noto muy bien. Lo poco que me falta de físico lo suplo con la experiencia. Me da la sensación de que puedo rendir a mi nivel máximo. Entonces pienso que tanto por el club como por mí, era ahora. Yo no quería venir a Pontevedra pasado de rosca. Era el momento perfecto", apuntó Cruz.

"Estoy en una etapa en la que noto que puedo rendir al máximo. Yo no quería venir al Pontevedra 'pasado de rosca"

El centrocampista recalcó una y otra vez que "ya hacía tiempo que tenía la idea de volver". Sin embargo, "por unas cosas o por otras, no se dio antes", pero entendía que este mercado de invierno podía ser el contexto ideal: "En el Guijuelo estaba muy contento y le dije al club que solo saldría si era para volver al Pontevedra. Sino, imposible. Me daba igual qué equipo llamase". Esa conversación sucedió cuando Adrián conocía el interés granate. Con el PCF comenzó a hablar "días antes de fichar", pero en las últimas jornadas de mercado todo se aceleró. "Recibí llamadas de un par de equipos del Grupo III", apuntó Adrián antes de reconocer que si quiera las valoró.

"En el Guijuelo estaba muy contento. Le dije al club que solo saldría si era al PCF. Me daba igual qué equipo llamase"

POUSO, INCENTIVO. En la misma línea, el medio reconoció que la presencia de Carlos Pouso como técnico es un aliciente más: "Es un entrenador con el que yo me sentí muy cómodo en Logroño. Pienso que entiendo muy bien la idea de fútbol que tiene y que él pide. La verdad es que es un entrenador que cuando me entrenó, dejó huella en mi carrera. Me gustó mucho la forma que tiene de dirigirse al grupo, de conocer al rival y al contrario. Cuando muestra interés y está en el equipo que quieres ir, todo es más fácil".

"El PCF me dio el empujón. Y cuando Pouso muestrá interés y está en ese equipo que quieres todo es más fácil"

Sobre los objetivos marcados, Adrián no esconde la ambición: "El objetivo que tiene el grupo y el club es el play-off. Está clarísimo. Creo que está en nuestra mano. Al final a estas alturas, dependes de ti mismo. Somos muchos equipos por esa plaza, pero el nuestro ya era bueno y se mejoró. Todos sabemos la forma de jugar y ahora hay que darle continuidad".

Disponibilidad. "Volver a sentirme futbolista no me deja dormir"
Adrián Cruz llegó a Pontevedra en la última fase de recuperación de una lesión en el isquiotibial. El pasado lunes, las pruebas médicas revelaron "lo que ya se sabía", que la dolencia estaba "prácticamente curada". "Llevo tres semanas sin competir y ahora hay que ir entrando con un poco de precaución en el grupo para cuando el míster quiera y me vea, poder competir", expresó Cruz, que reconoció: "Volver a sentirme futbolista de verdad, regresar al campo con mis compañeros, no me deja dormir (por su ferviente deseo)".

Precisamente, sobre el vestuario del Pontevedra señaló que "a muchos compañeros" ya los conocía "de otras etapas", al igual que a algunos fichajes. "Pedí referencias y el grupo es cojonudo. En ese sentido, no voy a tener ningún problema para adaptarme", expresó.

En cuanto a su rol en el equipo, Cruz explica que no ha hablado directamente con el técnico de lo que puede aportar en el equipo, aunque entiende que comenzará jugando como mediocentro. "Dependiendo de lo que quiera para cada partido y del rival, el míster me irá explicando qué pretende", matizó.

Adrián Cruz regresa, de este modo, a su casa ocho años y medio después. El pasado domingo comenzó a revivir muchos recuerdos, que se verán intensificados dentro de diez días, cuando espera redebutar en Pasarón: "Había vuelto al estadio como visitante, pero volver a pisar el túnel y dirigirme al vestuario local me hizo volver a ubicarme. Lógicamente, me vinieron a la mente muchísimos recuerdos. Fue una de las mejores etapas de mi vida".

Cruz vuelve al PCF tras jugar en el Montañeros, Marino, Ourense, Racing de Ferrol, Osasuna, Logroñés, Murica, Burgos y Guijuelo.

Adrián Cruz: "Tengo clavada la espina del Pontevedra"
Comentarios