Martes. 25.06.2019 |
El tiempo
Martes. 25.06.2019
El tiempo

"Hasta ahora no hubo ningún partido en el que me fuese tranquilo a casa"

Dani Díaz, entrenador del Poio Pescamar. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Dani Díaz, entrenador del Poio Pescamar. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El técnico lucense es optimista sobre lo que resta de temporada. Su equipo es quinto en Primera División y opta a jugar la Copa de España de nuevo este curso. Díaz reconoce que todavía falta ganar la regularidad necesaria para dar el salto de calidad y explica que Antía Pérez podría estar recuperada para disputar el tramo fi nal de la liga

EL POIO PESCAMAR FS está en mitad de una de las temporadas más ilusionantes de los últimos años. La plantilla aspira a la zona alta de la tabla y uno de los culpables es su entrenador, Dani Díaz. Pese a su juventud, afrontó el reto de guiar al conjunto conservero en este curso con la vista puesta en la Copa de España, en la que espera hacer algo grande.

¿Cómo valora este gran primer tramo de temporada?
Evidentemente, cuando llega un entrenador nuevo y una nueva metodología de trabajo se necesita un periodo de adaptación que creo que el equipo ya ha cumplido. Se van viendo cosas que yo quiero, pero lo que nos sigue faltando es algo de regularidad. En casa nos mostramos quizá como un equipo bastante sólido, pero fuera de casa somos un poco más irregulares, sobre todo en los inicios de los partidos, que nos cuestan y vamos un poco a remolque. Es cierto que después nos metemos en partido y no hubo por el momento ningún rival que nos haya pasado por encima ni que nos haya goleado. Valoro positivamente este inicio de temporada, porque necesitábamos un periodo de adaptación que creo que hemos cumplido ya para este segundo tramo de la temporada.

Realmente, esa irregularidad ha sido una seña de identidad del Poio Pescamar FS en los últimos años.
Puede ser. Creo que es algo que tenemos que mejorar en esta segunda vuelta. Hemos visto partidos como por ejemplo el de Alcorcón, por fi jarnos en uno de los últimos, en el que el equipo fue del minuto 1 al 40 súper regular y constante. Creo que ese es el reto del cuerpo técnico y de las jugadoras.

En verano se fichó a Antía Pérez como proyecto de futuro, pero también como una pieza que debía ser fundamental esta temporada. Sin embargo, en las semifinales de los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires se lesionó de gravedad (por una rotura de ligamentos). ¿Cómo fue recibir esa mala noticia?
Es algo que en el deporte siempre puede pasar y tienes que estar preparado para que ocurran estas cosas. Pasó también en mi anterior etapa en el Poio con Zulú, la jugadora portuguesa que se lesionó en el mes de agosto antes del inicio de la temporada (llegaba para ser la referente del equipo). Siempre es un palo, pero al fi nal hay que tirar para adelante, estudiamos el mercado y esperamos que ahora en enero se pueda incorporar una jugadora de cara a la segunda vuelta y sobre todo que Antía se recupere bien, porque va genial, cumpliendo plazos, cada día da un pasito más y ojalá podamos disfrutar de ella en el tramo fi nal de temporada.

¿Podría llegar entonces a jugar antes de que finalice la temporada?
Sí. Estas lesiones nunca se sabe, no vamos a forzar nada, pero sí es cierto que a fi nal de temporada sí que podría jugar. Desde un principio, dijo que el objetivo del Poio Pescamar FS era clasificarse lo antes posible para disputar la Copa. Si eso se logra, ayudaría a dar más minutos a jugadoras menos habituales o a las que vuelven de una lesión. Sí. El objetivo es clasificarse para la Copa con antelación, no sufrir y que eso te permita preparar esa competición con antelación. Es decir, que no sea terminar la liga y que tan solo tengas una o dos semanas para prepararla. Ese periodo también te puede servir para dar descanso a jugadoras con mayor carga de minutos y dar más a otras que habitualmente no los tienen. Sin embargo, es necesario sobre todo para ver mejor a los rivales que te pueden tocar y tener más margen para prepararla, desconectar y llegar en la mejor forma física posible.

¿Cómo está viendo a las jugadoras más jóvenes, como Carol Agulla o Irene García?
A Carol ya la conocía un poco y creo que nos puede dar mucho más. En este segundo tramo de la temporada tiene que dar un paso adelante.

Ella misma dice que todavía le queda mucho más que dar.
Sí, tiene 18 años, tiene un gran margen de mejora. Si me preguntan por las más veteranas, como Silvia (Aguete) y Ceci (Puga), también creo que tienen margen de mejora, pero el de Carol es brutal. Quizá a las jugadoras más jóvenes siempre les cuesta un poco más adaptarse al cambio de entrenador. Así, creo que Carol en los últimos dos meses ha crecido un montón, su nivel de entrenamientos ha subido muchísimo. Espero que en la segunda vuelta siga a ese nivel y pueda sumar más minutos. De Irene García teníamos referencias, pero teníamos que ver cómo se adaptaba a entrenar con un ritmo superior porque ella venía de Segunda División haciendo pocas sesiones, cómo se adaptaba a la categoría, porque es un salto muy grande. Carol a eso ya estaba acostumbrada, conocía a las compañeras y ya había tenido minutos en Primera. Irene necesitaba un periodo de adaptación más largo. Me gustaron mucho sus últimos partidos después de verlos en vídeo. Aunque participe menos que el resto, creo que nos puede aportar mucho en la segunda vuelta y tenemos que confi ar en ella.

Sobre todo en defensa es una jugadora importante, ¿no?
Sí, pero en ataque también. Hace las cosas sencillas y no lo hace nada mal. Lo analizas en el vídeo y ves que le da mucho criterio al balón y que tiene mucha movilidad. Quizás venía con un perfil más de cierre, como una jugadora que a nivel defensivo nos podría aportar, pero estamos viendo que con y sin balón en ataque lo hace muy bien. Espero que las dos puedan sumar minutos en la segunda vuelta.

Por su parte, Ceci ha cogido un rol distinto al que tenía en temporadas anteriores. Ha pasado de ser la goleadora a conceder numerosas ocasiones a sus compañeras.
Quizás el equipo se asocia un poco más que en anteriores temporadas, no es tan individualista. Sin embargo, también echamos de menos ese uno contra uno, que se lo digo mucho a todas, no solo a Ceci, también a Iria. Quizá eso nos lo podría haber dado Antía, ese desparpajo. La temporada pasada, Ceci tampoco hizo demasiados goles. Creo que con el paso de los años las jugadoras tienden a evolucionar y las que eran goleadoras, ahora se convierten en más pasadoras. Aun así, creo que nos puede aportar mucho en la posición de pívot, aunque está jugando más de ala. En la segunda vuelta la veremos mucho como referente en ataque.

Por su parte, Jessy también parece que está volviendo al gran nivel que tenía antes de ser madre. ¿Cómo la está viendo?
Sí, al principio es normal que después de prácticamente un año y pico sin entrenar y competir le costase. Es una jugadora muy inteligente, y ese ritmo que le faltaba al principio lo suplía con la calidad técnica que tiene y su experiencia. En el último mes ha dado un salto y creo que se encuentra mucho más cómoda dentro del equipo.

En la segunda vuelta es también una de las jugadoras que tiene que dar un paso adelante. En la segunda vuelta suelen empezar a aparecer las urgencias para muchos equipos. ¿Qué rivales ve más complicados en esta segunda vuelta?
Uf... Creo que mirando lo hecho hasta ahora, no hemos tenido un solo partido fácil. No hubo ninguno en el que te fueses tranquilo a casa o un partido en el que llegases al descanso creyendo que no se te iba a escapar el resultado. La categoría ha crecido tanto (lo vemos en equipos como el Guadalcacín, que incorporó por ejemplo a Inma Sojo) que todo el mundo se refuerza y crece. No hay ningún rival que digas: ‘hoy voy a estar un poco más tranquilo’. El año pasado cuatro equipos se disputaron la liga, pero ahora los puestos de Copa están peleadísimos. Entre el cuarto y el décimo, pierdes dos partidos o ganas dos y cambia todo. Creo que lo que tenemos que pensar es en el siguiente rival y no más allá, porque esto puede dar muchas vueltas.

¿Hay algún equipo de esta temporada que le haya sorprendido, del que no se esperase un nivel tan alto?
El primero que me sorprende que esté tan arriba es el Ucam, que esté en puestos de Copa, y su gran primer tramo de temporada. Otro que me sorprende es el Ourense, que ha hecho un inicio de liga espectacular con once jornadas sin perder. Veremos ahora si se mantiene ahí o es capaz de volver a ese nivel. El resto es un poco como nos esperábamos, con el Burela y el Futsi arriba. Roldán tuvo un inicio un tanto irregular, pero está en trayectoria ascendente, al igual que Alicante.

¿Se esperaba estar tan arriba a estas alturas de la temporada?
Si me dicen antes de empezar la liga que me voy a comer las uvas en el quinto puesto, empatado a puntos con el cuarto y el sexto, no diría que lo firmaría, pero sí sería un muy buen puesto con todo lo que queda de temporada. Creo que estamos trabajando bien y eso se refl eja en los resultados. Es cierto que hablamos de que necesitamos regularidad, pero para dar ese gran salto con respecto a otras temporadas.

El siguiente partido es ante el Ourense Envialia... ¿Cómo va a ser enfrentarse a Gonzalo Iglesias Morenín?
Especial. Siempre lo es, porque ya lo conocía antes de trabajar con él, conviví con él un año aquí, trabajando y viviendo con él. Siempre mantuvimos el contacto, manteniendo llamadas todas las semanas. Los dos nos conocemos muy bien, y eso va a provocar que nos vamos a sorprender el uno al otro en el partido. Tenemos que estar alerta. Creo que va a ser divertido y dentro del partido no hay amigos: hay que ganar o ganar.

No solo los dos entrenadores se conocen muy bien, también los dos equipos.
Sí, los dos conservan un bloque de jugadoras importante y llevan enfrentándose varios años. Siempre es un partido especial, creo que se va a resolver de forma ajustada. A mí me gustaría tener por fin una victoria con un poco más de tranquilidad, pero creo que va a ser un derbi muy igualado.

En lo que respecta a la afición, parece que la gente se está volviendo a enganchar a A Seca.
Sí, si vemos que el equipo está ahí arriba, todo el mundo se ilusiona un poco más. Espero que si somos capaces de mantenernos ahí arriba el próximo mes, vamos a sumar gente en el pabellón y cuando te sientes arropado en los momentos más complicado ayuda al equipo. El calor de la afición es muy importante.

¿Cómo ve a la cantera?
Estoy acostumbrado a trabajar en clubes de cantera, esto son etapas. Hay momentos en los que ganas todo y después pueden pasar años en los que no se ganan tantos títulos, pero eso no significa que no estés trabajando bien ni que se haya perdido el nivel. Son generaciones y con lo que tenemos hay que trabajar. Andrea, Inés y Mónica, por ejemplo, están entrenando habitualmente con nosotros. Son jugadoras a tener en cuenta y ojalá puedan sumar algún minuto de aquí a final de temporada. Lo importante es que los equipos alevín, infantil y cadete están en liga gallega, ligas competitivas en las que no hay que ver los resultados, sino sumar partidos y experiencias.

"Hasta ahora no hubo ningún partido en el que me fuese tranquilo a...
Comentarios