"Ahora soy un seguidor más"

Romay se despide del Pontevedra tras cuatro años: "Ha sido muy difícil tomar esta decisión" ►El de Malpica jugará en el Arenteiro: "Creo que es lo mejor para todos"
Romay se abraza con Javi Rey en la celebración del ascenso. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Romay se abraza con Javi Rey en la celebración del ascenso. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Cuatro años, 98 partidos y once goles después de su llegada al Pontevedra Club de Fútbol, Manuel Romay (Malpica, 1990) dice adiós a su etapa como granate. "Fue difícil, muy difícil, tomar esta decisión", confiesa el centrocampista, "llevaba pensándolo desde que terminó la Segunda RFEF, muchas horas comentándolo en casa y al final creo que he decidido lo mejor para mí, para el Pontevedra y para el Arenteiro".

En diciembre de 2020, el malpicano sufrió una rotura en el ligamento cruzado de su rodilla. Fue la lesión más grave a la que ha hecho frente en su carrera, y le mantuvo el resto de la temporada alejado del terreno de juego. Pero este curso, Romay se volvió a sentir jugador. Sin embargo, el futbolista siente que no ha podido recuperar el nivel anterior a su lesión, algo que le ha impulsado a tomar la decisión de no renovar con el Pontevedra.

"Pienso que lo mejor que le puedo dar al Pontevedra es competir a mi mejor nivel, y después de la lesión no pude tener continuidad", explica, "así es complicado poder recuperar el nivel, porque aunque haya partidos buenos o malos, no es continuo". Esta es una de las razones por las que el malpicano entiende que lo mejor "es irme, intentar coger el mejor ritmo posible y si en el futuro nos volvemos a ver, genial, sino, el recuerdo que me llevo es maravilloso".

Pienso que lo mejor que le puedo dar al Pontevedra es competir a mi mejor nivel, y después de la lesión no pude tener continuidad

El club presidido por Lupe Murillo ofreció al centrocampista una oferta de renovación, que Romay decidió no aceptar. Y es que el malpicano entiende que "cuando el Pontevedra me ofrece seguir, es pensando en lo que yo puedo llegar a dar y no en lo que di este año".

A modo de autocrítica, Romay explica que no quiere calificar el año de "desastre", pero que cuando el club "sube de categoría y me quieren renovar, es porque entiendo que yo puedo contar mucho en caso de estar bien. Entiendo al Pontevedra por esa parte, pero pienso que he tomado una buena decisión de en un principio demostrarlo en otro escenario y en una categoría menos exigente que Primera RFEF".

En este sentido, el centrocampista buscará en el Arenteiro "dar lo mejor de mí" y volver a recuperar al Romay de antes de la lesión. Una lesión que, de no haberse producido, podría haber evitado su salida del club granate. "Seguro que si no hubiese la lesión por el camino, me hubiese gustado seguir más años aquí", reconoce, "es más, siempre he estado muy a gusto en Pontevedra, el club lo sabía y quería seguir aquí hasta que pudiese. Pero a veces hay que tomar decisiones por lo que pasa".

Si no hubiese sido por la lesión, me habría gustado quedarme más años en el Pontevedra

El futbolista de Malpica es consciente de que atravesó una dura lesión "y ya estaba avisado de que el primer año es complicado". Esta temporada "los resultados acompañaron todo el tiempo, entonces se le dio continuidad al equipo, y es normal porque al final ascendimos", explica, "entonces cuesta mucho más aún recuperar la forma cuando cuentas con un número de minutos escaso".

La próxima campaña, Romay peleará por ser uno de los ejes en el Arenteiro, al igual que logró serlo durante su etapa en el Pontevedra. El centrocampista quiere recuperar la mejor versión de sí mismo y sentirse, de nuevo, el Romay que fue antes de su lesión.

Una vida

Cuando le preguntan con qué se quedaría de sus cuatro años como granate, Romay reconoce que sería "injusto nombrar solo una cosa, porque me llevo muchas". Sin embargo, tiene claro qué es lo primero que le viene a la mente: una vida. "Vivo en Pontevedra, tengo mi casa en Pontevedra, mi hija nació en Pontevedra. Me llevo una vida de aquí. Esté en el Pontevedra ahora, en el futuro o nunca, va a seguir siendo así". Además, el centrocampista se lleva "grandes amigos, que en mi caso es complicado decir esa palabra, pero me llevo amigos de verdad".

El de Malpica también ha querido acordarse en su despedida de una afición que lo despide con cariño y agradecimiento: "Aunque sepas que la gente te aprecia, te llama la atención y me siento un privilegiado", cuenta, "ojalá haya hecho disfrutar a la gente viéndome, supongo que ese es el objetivo. Solo me queda darle las gracias a todos los aficionados del Pontevedra. Yo ahora voy a ser uno más".

Me siento un privilegiado. Ojalá haya hecho disfrutar a la gente viéndome. Solo me queda dar las gracias.

Romay también agradeció la dedicación de "todo el cuerpo médico y los fisios que trataron mi lesión, no se puede decir nada en cuanto a esmero". En este sentido, el malpicano apunta que "cuando estás bien, todo el mundo te viene y está muy bien, pero en los momentos más complicados, te vienen a apoyar y eso se agradece mucho". Romay se marcha, aunque seguirá viviendo en Pontevedra y confiesa: "Seguro que nos veremos por Pasarón".

Arenteiro
"Buscan hacer el mejor año y yo ser el mejor Romay"
Después de cuatro años, el futbolista de Malpica ha decidido cambiar la camiseta del Pontevedra CF, y lo ha hecho por la del Arenteiro. Un equipo que logró convencerlo "un poco por todo en general". Romay explica que desde el club de Carballiño "mostraron mucho interés, tengo muchos amigos allí y creo que esa también es la manera de disfrutar".

Para el centrocampista fue importante que el Arenteiro "respetara mis tiempos, dejándome primero hablar con el Pontevedra, con Lupe (Murillo) y con Toni (Otero)". Romay se marcha con pena, pero "convencido" a un club que busca "hacer el mejor año, y yo busco individualmente ser el mejor Romay".

El de Malpica barajó distintas ofertas, aunque reconoce que el interés del Arenteiro y las buenas referencias lograron convencerle. "La verdad es que le pregunté a muchos compañeros que tengo allí como Pibe, Álex (Fernández), Po o Uxío, y todo lo que pregunté es positivo, porque dan facilidades para que el jugador esté contento".

Romay ve en su nuevo club "a un equipo con garantías para ser difícil ganarle. Creo que la segunda vuelta de este año les dio alas a querer más, y eso siempre es bueno", reconoce el malpicano.

Comentarios