jueves. 13.08.2020 |
El tiempo
jueves. 13.08.2020
El tiempo

Alegría y tristeza en Canarias

Álex González durante la vista del Pontevedra a Las Palmas de la pasada temporada. ADP
Álex González durante la vista del Pontevedra a Las Palmas de la pasada temporada. ADP
En lo que llevamos de siglo XXI el Pontevedra ha conseguido más victorias (12) que derrotas (11) en su visitas a las Islas ▶Algunos de los peores recuerdos granates se han producido contra equipos de la zona, como la derrota en el play-off frente al Mensajero

La temporada pasada el Pontevedra sufría una cruel derrota en su visita al Las Palmas Atlético –rival al que se enfrentará este domingo– que lo llevó a alejarse definitivamente de los play-off. Los pontevedreses llegaban al partido con opciones de pelear por un puesto en la zona que da derecho a luchar por el ascenso.

Un gol de Kirian en el minuto 4 caería como un jarro de agua fría que hacía ver a los de Luismi como las opciones se esfumaban delante de sus ojos. Erik Expósito se convertiría en protagonista, al hacer el 2-0 y más tarde ser expulsado. Con uno menos, los canarios resistieron el envite granate que buscaba a la desesperada la victoria que tanto ansiaban. Solo Romay fue capaz de perforar la meta de Valles y el Pontevedra acabó cayendo y empezó a decir adiós al soñado ascenso.

Este mal recuerdo se une a la derrota en los play-off de ascenso a Segunda B de 2015 frente al Mensajero y a los malos resultados que cosechaba el Pontevedra en su visita al clásico y extinto Universidad de Las Palmas, con el que cayó 4-2 en la temporada 2010-11, año aciago para ambos clubes, ya que el Pontenvedra descendió y los canarios desaparecieron.

Recordando estos partidos de terrible recuerdo, se podría pensar que Canarias es una de las tierras que peor se le dan a los de la Boa Vila, pero si miramos los resultados de los granates en el siglo XXI en las Islas, la sensación es bien distinta. De 31 partidos disputados, el Pontevedra ha ganado más (12), de los que ha perdido (11). Los otros ocho partidos se saldaron con empate.

El partido contra Las Palmas Atlético del curso pasado fue su vuelta a Canarias cuatro temporadas después de enfrentarse al Mensajero en la dolorosa eliminatoria anteriormente citada. En Segunda B la última experiencia fue el año que los granates descendieron con la derrota con la Universidad de Las Palmas de la que hablamos antes y un empate frente al Vecindario.

Los múltiples cambios en la conformación de los grupos de la Segunda B, hace que el Pontevedra no se enfrente siempre a equipos de la zona, por lo que tenemos que remontarnos muy atrás para encontrar precedentes. En la temporada 2007-2008, el Pontevedra llegó a coincidir con siete equipos en su categoría. Los pontevedreses consiguieron vencer al Vecindario, San Isidro, Lanzarote y Santa Brígida y empatar contra el Fuerteventura y Pájara Playas. La nota negativa vino frente al Universidad de Las Palmas, que de nuevo se le atragantó a los granates.

Fue contra el Santa Brígida, un 27 de abril de 2008, el último triunfo del PCF en la isla de Gran Canaria. La misma que visitará el próximo domingo y en la que no gana desde hace más de diez años.

Pero además de enfrentarse con clásicos de la categoría de bronce, el Pontevedra saboreó lo que es enfrentarse a dos grandes del fútbol español. En la temporada 2004-2005, se enfrentó al Tenerife en Segunda División y consiguió empatar a cero. Mismo resultado que cosecharía al año siguiente en Segunda B frente a Las Palmas.

Este domingo regresa a esta tierra, donde espera volver a llevarse una alegría y ninguna tristeza.

Alegría y tristeza en Canarias
Comentarios