lunes. 17.02.2020 |
El tiempo
lunes. 17.02.2020
El tiempo

Alfredo Mejía cierra su salida del Pontevedra

Mejía, durante su último partido en Pasarón, en Copa del Rey ante el Ibiza. RAFA FARIÑA
Mejía, durante su último partido en Pasarón, en Copa del Rey ante el Ibiza. RAFA FARIÑA
El centrocampista hondureño rescinde su contrato con el club granate, al que llegó hace tan solo cinco meses procedente de Honduras ►El club le dio la baja a Mouriño para incorporarlo, pero el futbolista no se ha adaptado al equipo ►Cerrajería es uno de los favoritos para sustituirlo

Alfredo Mejía no continuará en el Pontevedra Club de Fútbol. El mediocentro hondureño cerró la rescisión del contrato que le unía a la entidad granate, después de no haberse adaptado al equipo en los cinco meses que acumula en la Boa Vila.

El futbolista, que había sido titular en los dos últimos encuentros oficiales del PCF –Coruxo, el pasado domingo, e Ibiza–, se entrenó el pasado lunes por última vez a las órdenes de Carlos Pouso. Este miércoles ya no está en la sesión preparatoria programada en el campo de A Seca, en Poio, y abandonará la ciudad, en la que también reside su familia desde hace algunas semanas.

El mediocentro hondureño no estaba contento con su situación. El futbolista no se adaptó ni al clima gallego ni al fútbol español de Segunda B. Y desde hace varios días sopesaba salir, un extremo que el club también estaba dispuesto a aceptar para liberar la ficha de un futbolista que no ha rendido como se esperaba.

Fue a primera hora de este miércoles cuando se hizo oficial la salida del futbolista hondureño. Una salida que ha pillado por sorpresa a parte del vestuario, en el que Alfredo tampoco había establecido unos lazos muy potentes.

Cabe recordar que el centrocampista llegó a finales del mes de agosto, con el equipo ya cerrado. Fue necesario, por tanto, otorgar una baja. Y el elegido fue Adrián Mouriño, un hombre al que Luismi ya descartó hace justamente un año y que, en aquel entonces, salió cedido al Rápido de Bouzas para hacer sitio a Borja Domínguez. Lo hizo con la condición de ampliar su contrato un año más.

Así, el porriñés regresó a la disciplina granate el pasado verano, pero la necesidad de incorporar a un mediocentro organizador, como reconoció la propia presidenta, acabó significando su salida definitiva de la entidad lerezana, el último día de mercado y ya con Mejía vinculado a la entidad granate.

El hondureño llegó procedente del Real España de su país. Lo hizo sin encontrarse en una forma física adecuada para competir, ya que no había realizado pretemporada. Entonces, el futbolista comenzó un plan específico para obtener el tono físico, pero sufrió un primer percance con el transfer internacional. La ausencia de su permiso le obligó a regresar a Honduras pocos días después de su llegada a la Boa Vila para arreglar su situación federativa.

MÁS PROBLEMAS. Tras solucionar los trámites de su licencia, el hondureño debutó el 15 de septiembre en Ibiza, cuando Luismi le dio entrada en los diez minutos finales. Luego se quedó sin jugar frente al Atlético Baleares, antes de enlazar –por única vez en toda la competición liguera– dos titularidades. Fueron contra el Oviedo Vetusta (acabó de lateral derecho) y el Atlético de Madrid B.

La contundente derrota ante el filial colchonero le apartó definitivamente de los planes de Luismi, que duraría dos partidos más en el cargo. Así, ante el Real Madrid Castilla y el Getafe B, Mejía entró en la lista, pero no contó con minuto alguno.

Jesús Ramos tampoco le dio oportunidades en el duelo contra el Celta B. Sí lo hizo ante el Melilla, aunque poco más de diez minutos.

Ya con Pouso al mando del equipo, el hondureño fue uno de los utilizados ante Las Rozas y el Marino. Contra el equipo asturiano anotó su único gol de granate. Sin embargo, al día siguiente sufrió una rotura en el bíceps femoral. Una dolencia que le volvió a lastrar cuando parecía que adquiría cada vez más importancia.

Antes de jugar de inicio frente al Ibiza y el Coruxo, el hondureño había sido titular por primera vez con Pouso ante el Sanse (4-1), en un choque en el que tampoco estuvo a la altura. En total, participó en once choques de liga (471 minutos) y uno de Copa.

De este modo, una de las grandes apuestas del club este verano finaliza antes de tiempo, sin haber obtenido el éxito esperado, pero con acuerdo que interesa a ambas partes, ya que el Pontevedra obtendrá una nueva ficha para reforzar al equipo.

Fichajes. Galder Cerrajería, en la órbita del Pontevedra
La marcha de Alfredo Mejía obliga al Pontevedra a incorporar a un mediocentro. Sabedor de las intenciones del futbolista hondureño, la dirección deportiva del club lleva tiempo sondeando el mercado en busca de futbolistas que puedan dar un salto de calidad a una zona que, además, está todavía más coja con la lesión de Jesús Berrocal, al que no se le espera hasta mediados de febrero, como mínimo.

En este sentido, Radio Pontevedra adelantó este martes el inicio de los contactos del club granate con Galder Cerrajería, centrocampista del Mirandés que no ha tenido oportunidades en Segunda A y podría estar valorando una salida.

Alfredo Mejía cierra su salida del Pontevedra
Comentarios