sábado. 25.01.2020 |
El tiempo
sábado. 25.01.2020
El tiempo

"Tengo nivel para la categoría"

Álvaro Naveira aplaude a la afición tras acabar el partido del pasado fin de semana en Vigo. RAFA FARIÑA
Álvaro Naveira aplaude a la afición tras acabar el partido del pasado fin de semana en Vigo. RAFA FARIÑA
FIN AL OSTRASCISMO ►Volvió a jugar casi tres meses después y puso fin a una racha muy negativa, que le ha hecho dudar de todo. Álvaro Naveira tuvo sus primeros minutos con Pouso el pasado domingo y se abre analizando su situación, su calidad y su posible salida, un hecho que descarta al menos en este mercado de invierno

Casi tres meses tuvo que esperar Álvaro Naveira (A Coruña, 1997) para volver a disfrutar de su profesión. El pasado domingo, el zaguero coruñés recuperó de nuevo la sensación de sentirse futbolista. De sumar para el equipo desde el verde y no solo desde el vestuario, la grada o el banquillo. Porque ante el Coruxo, el exfutbolista del Compostela tuvo sus primeros minutos desde el cese de Luismi Areda como entrenador del Pontevedra.

"Lo necesitaba, porque ya eran casi dos meses sin jugar, desde que cogió el equipo Jesús Ramos y luego el míster, Pouso. Estaba un poco frustrado y salir al campo, aunque fuesen solo diez minutos, fue importante. Estoy contento", resume un Naveira que fue uno de los que pagó los platos rotos del mal inicio liguero de un equipo al que llegaba con la etiqueta de sustituto de David Castro, traspasado al Valencia Mestalla justo antes de empezar la pretemporada. "No creo que me pesara la responsabilidad. Pero sí que es cierto que se acumulan muchas cosas: un equipo nuevo, una categoría nueva, una pretemporada dura, empiezas mal la temporada, cambio de entrenador...", resume Álvaro.

Tiempo fuera
"Es frustrante. En el fútbol hay momentos malos y buenos, pero estar en una situación así es lo peor. Por mucho que te esfuerces, no depende de ti el jugar"

Para el zurdo, forjado en la cantera del Deportivo, estos diez minutos en O Vao, ante un Coruxo con un futbolista más, no le permitieron "recuperar sensaciones", pero sí marcaron un punto de inflexión: "Lo que tenía que hacer era correr por el equipo porque los que estaban en el campo llevaban corriendo todo el partido. Mis compañeros necesitaban aire fresco y que pelease para sacar el resultado adelante. Desde luego, cuando acabó el partido del Getafe B no me imaginaba todo lo que me esperaba hasta este momento".

En este sentido, Naveira reconoce que fue "mucho tiempo sin jugar". "Hay momentos malos y buenos, pero estar en una situación así es lo peor. Esto es como un trabajo normal, pero por mucho que tú te esfuerces, no depende de ti jugar el fin de semana", destaca el herculino, que apela a "seguir trabajando". "No puedes venirte nunca abajo porque hay que estar preparado cuando llegue la oportunidad", recalca.

DUDAS. Naveira comenzó como titular en el lateral izquierdo hace justamente una vuelta, contra el Coruxo (2-0). Sin embargo, dos malos partidos frente al Racing (1-4) y Sporting B (2-1) –en ambos fue sustituido– le acabaron condenando a un primer ostracismo hasta la jornada 9. En ese partido, Luismi Areda se jugaba el puesto. Pero el equipo volvió a perder (2-3) y él fue cambiado en el 72.

Aquel 20 de noviembre sería su último partido del 2019. "En ese momento el equipo iba mal. Las cosas estaban saliendo mal tanto individual como colectivamente", expresa Álvaro, que todo este tiempo le ha hecho pensar sobre su valía: "Se acumulan muchas cosas y al final sí que empiezan a entrar dudas. Piensas: igual tenía que haber ido más progresivamente, antes que entrar al principio en el once inicial y luego salir".

Futuro
"Tomé la decisión de fichar por el Pontevedra y no hay vuelta atrás. No creo que fuese bueno irme ahora"

En esos malos momentos Naveira contó con apoyo: "Tu familia y tus amigos son los que te ayudan todos los días. Mis padres se preocupan mucho. Pero yo llevo las cosas con calma y no me vuelvo loco. Es cierto que los domingos, después de no haber jugado ni un minuto, la cabeza te empieza a tambalear. Pero esto es el deporte". También ha resultado clave la ayuda de compañeros como Pol Bueso: "Lleva el triple de años en el fútbol que yo y me dice que de estas situaciones se sale más fuerte. Hay que tomárselo como una experiencia positiva. Que me lo diga alguien como él ayuda muchísimo".

Con quien no ha hablado sobre el tema es con el club: "No he comentado nada ni con el cuerpo técnico ni con la directiva. Yo estoy aquí para lo que estoy: ser futbolista, trabajar y cuando entrena, olvidarse de si juega o no. Si no lo haces, te vuelves loco y la cabeza te puede empezar a tambalear. No hace falta que venga ningún entrenador a explicarme la situación y a decirme porqué juego más o menos. Es su decisión", manifiesta.

En este sentido, Naveira se ve con posibilidades de recuperar continuidad: "Sé que es mi primer año en la categoría, pero creo que tengo el nivel. Ahora lo único que me queda es esperar la oportunidad, igual que la tuve al principio con Luismi". Quizá esta nueva opción llegará en el centro del campo: "Parece que Pouso me ve un jugador de características más ofensivas, como extremo o interior en el mediocampo. Son posiciones nuevas para mí porque yo siempre jugué de lateral. Al principio es extraño entrenar ahí y te encuentras situaciones incómodas, pero si quieres llegar arriba debes ser versátil, así que mientras sea en el campo, me da igual la posición".

Por ello, Naveira se ve con fuerzas para seguir y descarta una salida: "Tomé la decisión de ir al Pontevedra y ahora, por el momento, no hay vuelta atrás. No creo que fuese bueno para mí irme en este momento. Estoy en un equipo como quien dice profesional, al lado de casa... No contemplo la opción de buscar ahora mismo una salida, a no ser que viniese algo muy muy bueno -que no va a ser el caso-. No estoy con la mentalidad puesta en marcharme, a no ser que el club venga a hablar conmigo y me lo pida".

"Tengo nivel para la categoría"
Comentarios