EL FUTURO LES PERTENECE

Uxía Rodríguez, ambición desmedida

Se inició en gimnasia acrobática con seis años, pero dos después decidió cambiar a trampolín. Bronce mundial y doble campeona de España, sueña en grande
La gimnasta Uxía Rodríguez. RAFA FARIÑA
photo_camera La gimnasta Uxía Rodríguez. RAFA FARIÑA

Su primer impulso la llevó a iniciarse en el mundo de la gimnasia acrobática, después de haber probado otros deportes como natación o baile gallego. Pero con el tiempo, Uxía Rodríguez descubrió que su verdadera pasión era el trampolín. "Fui a varias competiciones y me di cuenta que me salía mucho mejor y tenía muchos más resultados", recuerda. Entonces, con ocho años, decidió cambiar de modalidad. Ahora se ha consolidado como una auténtica promesa del trampolín.

Uxía Rodríguez. DP

Varias veces campeona de España, pese a su juventud ha acudido ya a dos citas mundialistas. En la de Sofía (Bulgaria) en 2022 se colgó la medalla de bronce en doble mini-tramp, en la categoría de 11 y 12 años. "Tenía como objetivo pasar a la final, pero de ocho", cuenta la gimnasta, "cuando pasé a la de cuatro y logré ser tercera me quedé muy impactada, no sabía cómo reaccionar". Lo más especial fue poder vivirlo "con una de mis mejores amigas, Belén, y con toda la grada y mi familia apoyándome".

La experiencia valió a Uxía para percibir que cuando sales de España "te das cuenta de la mejoría de nivel que hay fuera". En sus citas mundialistas aprendió "un montón, también de responsabilidad, por el tema del papeleo, o de convivencia, porque al final estás una semana en otro país". Llegar a subirse al podio del mundo no fue sencillo. El esfuerzo, la disciplina y la dedicación son claves en el crecimiento de la deportista.

"Entreno cuatro o cinco días a la semana, pero cuando hay una competición importante llego a seis", relata, "entre dos horas y media o tres cada día. Cuando se acerca un evento los entrenamientos son más duros, nos centramos en los pases justos". La valentía forma parte también del ADN de Uxía Rodríguez.

Y es que su doble medalla de campeona de España (en tumbling y doble mini-tramp) esconde un valor añadido. En esta última disciplina, la arousana ejecutó un fliffis, siendo la primera gimnasta española de su edad en ejecutar este exigente salto. "Mis entrenadores me dijeron: 'Ya estás aquí, si quieres arriesgar lo intentamos'. Y lo hice. Estaba emocionada, no sabía ni qué pensar", confiesa.

El perfecto manejo de los nervios son el punto fuerte de Uxía, que ahora trabaja "en la ejecución, no se me da nada bien", cuenta con tono autocrítico. Su constante ambición por mejorar hace que la arousana siga soñando con llegar cada vez más alto: "Quiero seguir viajando y si algún día doble mini-tramp es olímpico, ir a los Juegos Olímpicos".

Dos décadas enlazando éxitos

A punto de celebrar sus dos décadas, el Club Ximnasia Pontevedra se ha convertido en un referente autonómico y nacional de esta disciplina deportiva. Un éxito que surgió de la pasión de un grupo de entrenadores, quienes decidieron dar forma a su propio proyecto y que los técnicos fueran también los directivos. La idea dio sus frutos hasta el punto de que a nivel deportivo, el Ximnasia Pontevedra encadena éxito tras éxito.

El club ha tenido representación en todas las modalidades: rítmica, trampolín, acrobática, aeróbic y artística -tanto masculina como femenina-. Algunas se perdieron ante la falta de instalaciones y medios para poder entrenar. Así, el trampolín es en la que más ha destacado la entidad, con Melania Rodríguez como su máxima exponente. Una promesa que ya es realidad a nivel nacional e internacional.

La campeona del mundo de doble mini-tramp es la representación de un club apasionado por la gimnasia, en el que los técnicos combinan el CGTD y muchas más instalaciones buscando dar la mejor formación a sus pupilos. Un valor mundial Entre los grandes méritos del Club Ximnasia Pontevedra está el tener siempre representación en el Campeonato del Mundo. En el último al que acudieron, fue el único club con presencia en cama elástica, doble mini-tramp y tumbling. Ahora, la comitiva de trampolín disputa la Copa del Mundo de Baku, puntuable para los Juegos Olímpicos.

Comentarios