Jueves. 20.06.2019 |
El tiempo
Jueves. 20.06.2019
El tiempo

Un año de objetivos cumplidos

Silvia Aguete y Adrián Paz con las medallas que los acreditan como campeones de la Eurocopa Femenina de fútbol sala. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Silvia Aguete y Adrián Paz con las medallas que los acreditan como campeones de la Eurocopa Femenina de fútbol sala. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El Poio Pescamar, que comenzó el curso deportivo con un nuevo técnico, logró su objetivo de la temporada al clasificarse para la Copa de la Reina, mientras que el Leis Pontevedra sufrió hasta el final para conseguir la salvación en Segunda División B, de igual manera que su conjunto juvenil en División de Honor

CON EL VERANO a la vuelta de la esquina llega el final de las competiciones deportivas y, en el caso del fútbol sala, la temporada ha terminado con muy buenas sensaciones para los equipos de la zona de Pontevedra.

El Poio Pescamar, a expensas de lo que pase en su participación en la Copa de la Reina, ha llegado al final de la liga con su principal objetivo cumplido: la clasificación para el torneo copero. El curso arrancó con novedades para el conjunto conservero que estrenaba cuerpo técnico con Dani Díaz como director de orquesta.

El bloque rojillo terminó la temporada en la sexta posición de la tabla clasificatoria tras una primera vuelta a un gran nivel que finalizó con nueve victorias y que le acercó a la zona alta de la tabla. En la segunda los número fueron muy parecidos. Los puntos negativos de la temporada fueron la debilidad que mostró el Poio Pescamar lejos de su feudo y la lesión de Antía Pérez que la apartó de las pistas siete meses.

El Leis Pontevedra San Narciso también arrancó el año con un nuevo capitán de fragata, Mikel Diestro, que apostó por un grupo joven para luchar por el objetivo de la salvación. No fue un año fácil para el bloque de la Boa Vila que tuvo que remar contra corriente para permanecer en Segunda División B. Una mala primera vuelta parecía prever los peores presagios, sin embargo la unión del grupo y el cambio de dinámica hicieron que la salvación se certificase a falta de una jornada, con mucha emoción y tensión.

El bloque femenino del Leis Pontevedra realizó una temporada perfecta, sin embargo se quedó a las puertas del ascenso al finalizar segundo en la Liga Gallega con 75 puntos, cuatro menos que el campeón. En esta misma competición el Cidade de Pontevedra, que el año pasado consumó su descenso, consiguió hacer una buena temporada, finalizando en mitad de la tabla (octavo), con 42 puntos.

En Segunda División Femenina el O Fisgón vivió un año de sobresaltos ya que, en diciembre, Manu Cossío abandonó el banquillo pese a la buena temporada realizada. Pepe y Michel se hicieron cargo de la plantilla y juntos lucharon por finalizar el año lo mejor posible. El sueño de optar al ascenso rondó al club marinense en algún momento, sin embargo finalizó en cuarta posición.

En las competiciones de fútbol sala base se vivieron momentos de luces y sombras. En la máxima categoría juvenil, División de Honor, el Leis Pontevedra consiguió la salvación con una victoria en la última jornada, mientras que el Áncora D'Ouro y el Bueu no pudieron lograrlo y perdieron la categoría.

Los equipos femeninos del Poio Pescamar fueron protagonistas esta temporada. Tanto el conjunto cadete como el infantil se proclamaron campeones en la Copa Gallega que se celebró en su casa en un fin de semana de locura. Además, el bloque cadete de la Liga Gallega finalizó en segunda posición.

El Áncora D'Ouro también vivió un gran año finalizando en segunda posición en Primera Galicia Juvenil y tercero en la Liga Gallega Intantil, conjunto que además llegó a semifinales de la copa.

En la liga Cadete Gallega el ED Marín Loukart finalizó en cuarta posición y cayó en cuartos de la competición copera.

Protagonistas. Silvia marca la historia
La temporada tuvo grandes momentos de luz y alguno de sombra, en los cuales, de una manera u otra, los jugadores y jugadoras de los equipos de la zona de Pontevedra se volvieron protagonistas. Por diversos motivos, todos estos momentos serán recordados.

Historia de España
Silvia Aguete se convirtió en protagonista total de esta temporada. La guardameta del Poio Pescamar volvió a la Selección Española y se proclamó campeona de la primera Eurocopa Femenina de fútbol sala, escribiendo su nombre en la historia, junto al de Adrián Paz.

Un viaje rápido
Tras la lesión de Antía Pérez, el Poio Pescamar se hizo con los servicios de Lidiane Carvalho. Pese a tener en Dani Sousa un apoyo importante, la jugadora no se adaptó al equipo y en cuanto la ourensana estuvo recuperada abandonó el bloque rojillo.

La base, protagonista
El buen trabajo realizado por la cantera del Leis Pontevedra permitió a Mikel Diestro contar con varios jugadores para el primer equipo, como es el caso de Arturo Camiña, un jugador cadete que destacó positivamente en sus encuentros en Segunda División B y se convirtió en héroe de la permanencia.

El dolor y el compañerismo
Hace unas semanas las malas noticias llegaron al Cidade de Pontevedra cuando Sofía Pérez, jugadora del equipo, perdía la vida en un accidente de tráfico. Este hecho dejó de lado las cuestiones deportivas y unió a todos los equipos que se volcaron, con el club.

Un año de objetivos cumplidos
Comentarios