Antonio Fernández se presenta: "Debo ser continuista, pero con mis matices"

El técnico reconoce que fichar por el Pontevedra "es un orgullo" y asegura que le gustaría que su equipo fuese "protagonista con balón"
Antonio Fernández y Lupe Murillo, durante la presentación del técnico en Pasarón. RAFA FARIÑA
photo_camera Antonio Fernández y Lupe Murillo, durante la presentación del técnico en Pasarón. RAFA FARIÑA

Con americana negra, camisa, vaqueros y un semblante feliz, Antonio Fernández volvió a pisar Pasarón, 'su' estadio para su puesta de gala como nuevo entrenador del Pontevedra Club de Fútbol. Acompañado en el césped por la presidenta, Lupe Murillo, y en la sala de prensa por el director deportivo, Toni Otero, el técnico pontevedrés reconoció que llega "a un proyecto exitoso" y que, por tanto, "la línea tiene que ser continuista". Pese a ello, destacó que "como todo entrenador", él dará sus "matices".

"Toni y yo estuvimos hablando, lógicamente. El proyecto tiene que ser continuista. Este equipo tuvo éxito y hay que seguir incidiendo en él. Las potencialidades que tiene el equipo son muy grandes. Es un salto de categoría, con lo que a nivel cualitativo conlleva eso. Yo daré mis matices, como todo entrenador tiene. Pero la línea tiene que ser continuista porque así lo dicen los éxitos conseguidos", expuso acerca de la identidad que tendrá el nuevo Pontevedra.

Y es que el nuevo preparador granate explicó que pretende que su equipo sea "reconocible" por él, pero también "por la afición". "Toca trabajar duro y que en el verde se vea un equipo reconocible tanto para mí como para la afición. Me gustaría que la afición que venga pueda disfrutar de ver al Pontevedra como un equipo que pueda ser protagonista con balón. Y a partir de ahí, lógicamente, también tiene que venir el factor suerte para poder ganar partidos", apuntó Fernández.

A nivel personal, el que fuera técnico del Alondras y el Villalonga en Galicia reconoció que si estaba "muy a gusto en Lepe", pero cuando se dio la opción de fichar por el Pontevedra tuvo "poco que pensar". " Llego con una responsabilidad muy grande porque sé a qué club vengo y cómo es aquí la exigencia. Esta temporada se presenta apasionante pero, a la vez, muy complicada porque hay grandes equipos en la categoría. Lo único que puedo prometer es trabajo, dedicación y que el buen hacer de todos nos lleve a cumplir los objetivos que nos marquemos", expresó.

"Los objetivos se marcan semanalmente. Sé que es algo que se escucha mucho, pero me centro en el trabajo diario"

Sin embargo, en su primera intervención, no quiso marcar una meta concreta: "Los objetivos se marcan semanalmente. El primer objetivo es ganar el primer partido de pretemporada. Mi filosofía y mi forma de pensar es esa: semana a semana. Sé que es algo redundante y que se escucha mucho. Pero es el camino a seguir: trabajo diario, buenas semanas de preparación y llegar muy bien a las primeras jornadas porque va a ser una temporada súper ilusionante, pero dura. Hay muy buenos equipos".

Traspaso sin coste

Antonio Fernández firma una temporada por el Pontevedra y llega a través de una fórmula de traspaso que no ha supuesto gasto alguno en la entidad. Así lo describió Toni Otero: "Tenía que ser un traspaso, pero es un traspaso simplemente sin coste. El acuerdo es algo del club, aunque tampoco hay nada que esconder. La disposición del San Roque de Lepe siempre ha sido muy buena. Tanto Lupe como yo hablamos con ellos y ha sido una gente maravillosa. Se nota que Antonio ha estado a gusto allí y que ha sido una persona querida, porque las facilidades que han puesto han sido grandes para que él esté aquí".

En cuanto al actual plantel, Fernández destacó que ve "un equipo compensado", aunque "lógicamente se deben reforzar algunas posiciones y más con el salto de categoría". "Con lo que hay es un equipo competitivo para plantarle cara a cualquiera", añadió el técnico, que reconoció que todavía no había aterrizado del todo y, por tanto, debía tomarse su tiempo para analizar en profundidad la plantilla.

Comentarios