martes. 12.11.2019 |
El tiempo
martes. 12.11.2019
El tiempo

Entre una boda y las elecciones

Rafa Sáez, durante un partido. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Rafa Sáez, durante un partido. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
El técnico del Arosa, Rafa Sáez, y su jugador Pedro García formarán parte de una mesa electoral, lo que obligó al club a cambiar su partido para el sábado, día en el que se casa Sylla

Las segundas elecciones generales en los últimos siete meses han generado cierto rechazo en muchos ciudadanos hartos de tener que manifestar constantemente su voluntad política sin resultado alguno. Pero si a alguien le trastocan estos comicios nacionales, es al Arosa Sociedad Cultural.

El conjunto vilagarcián recibió hace unas dos semanas dos noticias que afectaban a sus intereses de cara al encuentro de este fin de semana ante el Ourense CF en A Lomba. La visita del líder de la Tercera División coincidía con la jornada electoral, pero lo que no esperaba la institución de Manolo Abalo es que dos de sus integrantes más importantes tuviesen que estar recluidos en mesas electorales durante el día de partido. Porque su técnico, Rafa Sáez, y uno de sus jugadores emblema, Pedro García, tuvieron la mala fortuna de ser elegidos por sorteo como integrantes de una de las miles de mesas electorales que este domingo se constituirán en los colegios.

La citación, ineludible, dejaba dos opciones. Por un lado, el Arosa podía mantener el día del partido para favorecer la presencia de aficionados el domingo. Por otro, el conjunto arlequinado tenía la posibilidad de cambiar de fecha el encuentro. Finalmente, el equipo vilagarcián se descantó por la segunda opción y propuso al Ourense CF, con el que guarda una gran relación, adelantar el partido para el sábado. El club de la ciudad de As Burgas aceptó de buen gusto y la Federación dio el visto bueno para que el choque se disputase el sábado a las 20.00 horas.

OTRO INCONVENIENTE. De este modo, el Arosa podrá con los dos exintegrantes del Pontevedra Club de Fútbol, piezas básicas en el engranaje del equipo arlequinado por sus funciones. Pese a ello, el adelanto del partido choca con otro inconveniente que afecta también al club y convierte la situación en una odisea en la que ha sido difícil navegar. Y es que el sábado, varios integrantes de la plantilla están invitados a la boda de Alassane Sylla, excapitán arousista y ahora en el Coruxo.

Es un nuevo problema para el equipo arlquinado, que deberá lidiar con la ceremonia y el choque con escasas horas de margen.

Entre una boda y las elecciones
Comentarios