Arruabarrena no seguirá de granate

Ni el club ni el jugador estaban interesados en ampliar su vinculación de cara al próximo curso, después de que el punta no haya rendido al nivel que ambas partes esperaban ▶ El Pontevedra buscará un delantero en el mercado

Arruabarrena en el partido ante el Rápido junto a Borja y Bustos, que tampoco continuarán. RAFA FARIÑA
photo_camera Arruabarrena en el partido ante el Rápido junto a Borja y Bustos, que tampoco continuarán. RAFA FARIÑA

Fin a la etapa de Mikel Arruabarrena en el Pontevedra Club de Fútbol. El delantero vasco y la institución granate decidieron el pasado viernes separar sus caminos una temporada después de unirlos, ya que el contrato del atacante expiraba al término de la presente campaña.

Las posturas entre las dos partes fueron encontradas en todo momento. El Pontevedra no estaba satisfecho con el rendimiento de Mikel, mientras que el futbolista se encontraba a disgusto en la dinámica del equipo, sobre todo tras haber perdido peso en los planes de Luismi en la segunda vuelta. De este modo, ni el club ni el jugador propusieron ampliar un año más la relación, ya que la idea del club es buscar a un jugador de otro perfil. Mientras, a sus 36 años y con un pequeño nacido hace meses, Arruabarrena pretende buscar un equipo más cerca de su País Vasco natal.

Mikel Arruabarrena llegó a mediados del pasado agosto para cerrar la plantilla del PCF y completar la delantera granate junto a Javi Pazos. El atacante llegó tras rescindir su contrato con el Fuenlabrada. En el conjunto madrileño disputó 12 encuentros, pero no pudo celebrar ningún tanto. Cuatro de ellos fueron en el play-off de ascenso, al que llegó algo mermado por las lesiones.

Anteriormente, el de Tolosa tuvo una experiencia en el fútbol chipriota, al que emigró en septiembre de 2016. En el AEL Limassol, según la web de estadísticas Transfermarkt, disputó 53 partidos y anotó 19 goles, dos de ellos en la fase de clasificación para la Europa League.

Previo a su paso por el fútbol extranjero y a una etapa de seis meses en el Huesca, Arruabarrena tuvo una dilatada carrera en el Eibar, el club de su vida y con el que llegó a jugar en Primera División. Vistió la casaca del conjunto armero durante seis temporadas y media, una y media en la élite. Ese curso en Primera (2014-2015) anotó nueve dianas. En total, en el cuadro eibarrés jugó 172 partidos y materializó 44 tantos.

Sin embargo, su etapa más goleadora no sería en Ipurua, sino unos años antes en el Leganés. En la temporada 2010-2011 (la del descenso del Pontevedra a Tercera), el tolosarra marcó 22 dianas.

Salido de la cantera del Athletic, Arruabarrena también jugó en Osasuna Atlético, el Xerez y el Tenerife.

SIN 15 GOLES. De este modo, el pasado verano, el PCF decidió apostar por la veteranía del atacante para conseguir obtener los goles que el pasado curso no habían podido aportar Etxaniz, Iván Martín o Berrocal. En el contrato de Arruabarrena figuraba una cláusula de renovación automática si el delantero marcaba 15 dianas, una cifra de la que se quedó lejos. Porque en sus 22 partidos como granate, Mikel celebró ocho tantos, uno de ellos de penalti.

El vasco comenzó bastante bien el curso y tras su lógico período de adaptación, acabó anotando siete dianas en la primera vuelta, algunas de ellas claves como las dos que celebró contra su exequipo, el Fuenlabrada (0-2), a la postre campeón.

Sin embargo, después de sus dos goles ante el Real Madrid Castilla para cerrar la primera vuelta, el atacante inició un período de sequía que se prolongó hasta 19 partidos después, cuando volvió a celebrar un tanto, en el último partido de liga, de nuevo ante el filial madridista.

Ahora, el Pontevedra se moverá en el mercado de fichajes en la búsqueda de un delantero centro importante que dé el "salto de calidad" al equipo.

Comentarios