miércoles. 26.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 26.01.2022
El tiempo

Asturias se viste de granate

Alberto Rubio, en el partido ante el Arosa de la última jornada de liga. DAVID FREIRE
Alberto Rubio, en el partido ante el Arosa de la última jornada de liga. DAVID FREIRE
El Pontevedra ha ganado este curso todos sus partidos ante los equipos del Principado. Los granates no pierden en casa del Langreo, próximo rival en liga, desde 1997

Asturias, patria querida reza el himno del Principado, al que bien podría acogerse el Pontevedra CF, como homenaje a los buenos resultados que ha conseguido el club lerezano contra equipos asturianos en los últimos años de competición. 

Ya son tres los conjuntos de la comunidad autónoma vecina que se han enfrentado al Pontevedra de Ángel Rodríguez esta temporada: Real Avilés, Marino de Luanco y UD Llanera. Destino o casualidad, todos los partidos se cerraron con un tres a cero favorable a los granates. 

Dos de esos tres enfrentamientos se disputaron en tierras asturianas, las mismas a las que regresa el próximo fin de semana el equipo de la Boa Vila para visitar a la Unión Popular Langreo. Los pupilos de Ángel Rodríguez esperan volver a casa con los tres puntos, igual que lo han hecho hasta en 21 ocasiones en el pasado en enfrentamientos de liga y Copa ante el equipo asturiano. 

En casa o lejos de ella, lo cierto es que los resultados del Pontevedra ante conjuntos asturianos han sido favorables a los granates en la mayoría de los enfrentamientos de las últimas campañas. 

En la temporada 2019/2020, en la que el Pontevedra militaba en Segunda División B, los granates se enfrentaron a cuatro equipos asturianos en un total de seis partidos, ya que el curso de competición no se pudo completar debido a la Covid-19. 

En todos los partidos ante equipos asturianos de la presente temporada, el Pontevedra ha firmado un 3-0 a su favor

El equipo de la Boa Vila se impuso al Sporting B (2-1), al Oviedo Vetusta (0-1) y al Marino de Luanco (3-0). En el partido que los enfrentó, precisamente, ante el Langreo, el marcador se cerró con un empate a ceros. 

Diez puntos de 18 posibles, en un balance bastante positivo para los pontevedreses. El último partido que los granates han perdido en tierras asturianas fue hace casi dos años, el 26 de enero de 2020 ante el Sporting ‘B’ (3-1). 

HISTÓRICO. Los equipos asturianos se encuentran en esa peculiar lista de víctimas favoritas del Pontevedra, en la que la UP Langreo ocupa una buena posición. Y es que el histórico entre los dos equipos tanto en liga como en Copa da como claros favoritos a los de la Boa Vila: 21 victorias granates, 12 empates y 12 triunfos para los asturianos. 

El partido más reciente entre ambos conjuntos se produjo en liga hace exactamente dos años y un día, el 1 de diciembre de 2019. Fue en Pasarón y se cerró con 0-0. Un año antes, Pontevedra y Langreo se midieron por última vez en el campo de este último, el Nuevo Ganzábal. Fue en la Copa Federación de la temporada 2018/2019. Entonces, el Pontevedra se llevó la eliminatoria por 1-2. 

El último enfrentamiento en liga en el Nuevo Ganzábal fue en 2003, en el que los granates se llevaron la victoria por tres a cero

Son muchos más los años que hay que remontarse para recordar el último enfrentamiento en liga entre ambos equipos en tierras asturianas. Fue en la temporada 2002/2003, también en Segunda B. El domingo 2 de marzo de 2003, los asturianos recibieron a los granates en la vigésimo sexta jornada de liga.

Javi Rodríguez, Padín y Tonino fueron los encargados de que el Pontevedra se llevara los tres puntos del Nuevo Ganzábal. Un 0-3 que, inevitablemente, recuerda a los resultados que este año ha conseguido el equipo de Ángel Rodríguez ante sus rivales asturianos. 

Si bien el recuerdo de la última victoria en Langreo parece algo lejano, lo cierto es que todavía es más difícil rememorar la última derrota de los granates en el Nuevo Ganzábal

Fue hace 24 años, el 26 de octubre de 1997. El Langreo llegaba entonces con un puntos menos en la clasificación (11) que el Pontevedra (12). Novena jornada de liga en la que los asturianos se impusieron 2-0 con goles de Pipi y Nacho Pilo. Los de la Boa Vila cerrarían esa temporada como décimos, con tres puntos de ventaja sobre el Langreo, undécimo.

El reencuentro de Ángel Rodríguez 
Caminó durante muchos años de la mano de Paco Herrera, su mentor en los banquillos, hasta que decidió seguir su propio camino como entrenador. Fue la Unión Popular Langreo quien le dio a Ángel Rodríguez la oportunidad de estrenarse en Segunda División B. 

No decepcionó a nadie la actuación del leonés como técnico del equipo azulgrana. Era el primer gran reto para Ángel Rodríguez, que aterrizó en Langreo con el propósito de mantener un año más al equipo asturiano en la categoría. 

La permanencia era el objetivo principal, pero finalmente Rodríguez consiguió hacer soñar a la afición del Langreo. 

En una categoría difícil, el año después del parón por la Covid- 19, el actual entrenador granate consiguió que el conjunto asturiano acabara la temporada como quinto clasificado. Seis victorias, siete empates y cinco derrotas para sumar 25 puntos que dejaron al Langreo tan cerca del descenso como de poder luchar por el playoff de ascenso. 

Su buena actuación le valió la confianza de Toni Otero, que decidió ficharlo para el nuevo proyecto del Pontevedra y apostar por la idea de juego de un Ángel Rodríguez que, en Pontevedra, está cumpliendo las expectativas.

Asturias se viste de granate
Comentarios