domingo. 05.07.2020 |
El tiempo
domingo. 05.07.2020
El tiempo

Bea Gómez se queda a las puertas de la final europea

Bea Gómez durante una prueba. DP
Bea Gómez durante una prueba. DP
La pontevedresa terminó decimotercera y mejoró su marca en los 400 metros estilos

Bea Gómez Cortés se quedó este miércoles a las puertas de la final del Campeonato de Europa de piscina corta de Glasgow. Su décimo tercer puesto con un tiempo de 4:39.13 que no le permitió pasar a la siguiente fase.

Una marca que la dejó a las puertas de la final, pero con la satisfacción de haber mejorado la que le otorgó el bronce en el Campeonato de España.

Pero esta competición aún no se acaba para la nadadora pontevedresa, ya que con la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio en mente, Bea Gómez volverá a lanzarse a la piscina el próximo sábado para disputar los 200 metros Estilos y el domingo los 400 metros Libres e intentar mejorar sus marcas y, porqué no, subirse al podio.

Quienes sí pudieron clasificarse para las semifinales fueron Bruno Ortiz-Cañavate y Paloma de Bordóns. Ortiz-Cañavate lo logró en 50 metros braza con una marca personal de 26:78, posicionándose así en decimosegundo lugar entre los inscritos. En esa misma categoría Sergio Ortega se quedó en el vigésimo cuarto puesto con 27:34 en una prueba en la que el holandés Arno Kamminga lideró con 26:03.

Paloma de Bordóns logró su puesto en las seminifinales al terminar decimocuarta en las series de 100 metros espalda terminando en 59:19, donde la holandesa Kira Toussiant arrasó con un tiempo de 55:26.

Como primera reserva para la final de los 400 metros de estilos se queda la joven promesa Paula Juste, que logró ser décima con un tiempo de 4:38.31. La nadadora, a sus 16 años, causó una gran sensación en la categoría absoluta entre una nómina de grandes nadadoras encabezada por la húngara Katinka Hosszu.

Bea Gómez se queda a las puertas de la final europea
Comentarios